Wednesday, December 23, 2015

Los Estados Unidos y el Islam: ¿Qué está pasando? e Irán provoca el mundo mientras Obama no hace nada



Resumen del artículo sobre los  EEUU y el Islam en Gatestone

- La ironía es que ninguna otra gran potencia en la historia reciente ha tratado, de la manera que lo ha hecho Estados Unidos, de ayudar, respetar y sí, apaciguar el Islam. Y sin embargo, ninguna otra nación ha sido víctima de la difamación, la demonización y la violencia por parte de los islamistas como los EEUU [N.P.: yo y ustedes sabemos de una]

- La multitud políticamente correcta ha convertido al Islam en un nuevo tabú. Ellos tildan cualquier crítica del Islam como racista, etnocentrista o simplemente vil, todos hacinadas juntas en la nueva categoría de "islamofobia". ¿Es islamofobia cuestionar una religión cuyos líderes en el Oriente Medio a menudo predican "Muerte a Estados Unidos" y odio a los valores occidentales?

- Más frecuente que la Islamofobia es Islamofilia, esa manera de tratar a los musulmanes por parte de los izquierdistas como niños cuyas jóvenes alas aún no les permiten volar. La multitud de la islamófilos invitan a estadounidenses y europeos a sacrificar parte de su propia libertad como expiación de sus pecados, en gran parte imaginarios, contra los musulmanes de la época colonial e imperialista.

- Muchos musulmanes reciben de mala manera ese tipo de adulación islamófila que les trata como niños e idiotas en un momento en que el Islam y los musulmanes más necesitan ser criticado. El mundo necesita despertar y preguntarse: ¿Qué está pasando?


Irán provoca el mundo mientras Obama no hace nada

La política de la administración Obama hacia Irán se ha convertido recientemente en una fuente de críticas generalizadas dentro de los EEUU, con los medios de prensa más favorables apoyando y uniéndose al coro de detractores.

La última crítica proviene de The Washington Post, que ha apoyado en general las políticas de Obama. El periódico publicó un mordaz editorial el domingo pasado bajo el título "Irán provoca el mundo mientras Obama no hace nada", en el que pedía a la administración Obama que mostrara una postura más fuerte hacia Irán, señalando que se ha vuelto cada vez más evidente que el acuerdo nuclear no ha detenido su agresión.

"Irán está corriendo para cumplir con aquellas partes del acuerdo que le permitan cobrar los 100 mil millones de dólares en fondos congelados y poner fin a las sanciones a sus exportaciones de petróleo y del sistema bancario, mientras a la vez incrementa la expansión de sus actividades beligerantes e ilegales en otras áreas, desafiando a Occidente a responder a su progresión", comentaba el editorial. "Desafortunadamente", se lamentaba, "la respuesta de la administración Obama a estas provocaciones también ha sido familiar Se está haciendo todo lo posible para minimizarlas. Y por lo tanto alienta a Teherán a presionar aún más para sacar mayor ventaja".

El editorial señala que el régimen iraní "ha sentenciado injustamente al corresponsal Jason Rezaian a prisión y detuvo a dos hombres de negocios con ciudadanía o residencia estadounidense desde la firma del acuerdo nuclear", además de probar un "misil con capacidad nuclear el 10 de octubre con un alcance de al menos 600 millas, en violación de una resolución de la ONU que prohíbe este tipo de lanzamientos".

El consejo editorial decía que las declaraciones lacónicas de la administración Obama ante la conducta desafiante de Irán mostraban una falta de decisión que está muy lejos del enfoque agresivo que se comprometió a tomar cuando se anunció el acuerdo nuclear 14 de julio. "No es difícil adivinar las razones de esta irresponsabilidad", decía el editorial. "El presidente Obama se resiste a hacer nada que pueda hacer fracasar su acuerdo nuclear antes de que Irán lleve a cabo sus compromisos, incluyendo la desinstalación de miles de centrifugadoras y diluya o retire toneladas de uranio enriquecido. La misma lógica le llevó a tolerar las malignas intervenciones de Irán en Siria, Yemen y en otros lugares, junto con la detención del Sr. Rezaian, mientras que el pacto estaba en proceso de negociación".

El editorial advertía que si la administración Obam no cambia el curso actual con respecto a Irán con una "respuesta seria", los ayatolás "presionaron los límites en otras áreas, tales como el régimen de inspección, aprovechando al máximo el miedo del señor Obama a perder un logro que sería su gran legado, a menos que todo esto sean un gran farol. Es por eso que para la administración Obama sería prudente tomar medidas firmes en respuesta a las pruebas de misiles en lugar de tratar de barrerlas bajo la alfombra".

The Wall Street Journal se añadió la crítica, así este domingo advertía que la administración Obama estaba mal equipada para hacer frente a los ataques cibernéticos en sitios estratégicos, citando un incidente peligroso de 2012, donde "hackers iraníes se infiltraron en el sistema de control de una pequeña presa a menos de 20 millas de la ciudad de Nueva York, lo que desató la preocupación llegó hasta la Casa Blanca", según informó Danny Yadron, señalando que el incidente hasta ahora desconocido se desarrolló "en medio de ataques de piratas informáticos vinculados con el gobierno de Irán contra web de bancos de los Estados Unidos". Según el informe, los hackers pudieron haber "obtenido acceso a la presa a través de un módem celular, de acuerdo con un resumen no clasificado de la Seguridad Nacional que no especifica el tipo de infraestructura implicada. Dos personas familiarizadas con el incidente dijeron que el sumario hace referencia a la avenida Bowman Dam, una pequeña estructura utilizada para el control de inundaciones cerca de Rye, Nueva York".

Yadron señaló que "las empresas, contra la opinión de los gurús de la piratería, implantaron cada vez más [sistemas informáticos antiguos] en línea en la última década como una manera de añadir 'inteligencia' a la infraestructura de los Estados Unidos. A menudo, se conectan directamente a las redes de computadoras de las oficinas, que son notoriamente fáciles de romper". El informe agrega que aunque la administración Obama trabajó para remediar la situación como consecuencia de estos incumplimientos, "la red eléctrica, las fábricas, los oleoductos, los puentes y las presas - todos los principales objetivos de los ejércitos digitales - están en gran medida sin protección en Internet".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home