Sunday, January 03, 2016

¿El asesino que trajo el terror del ISIS a Tel Aviv ha huido a Siria? Desorganización en unos medios de seguridad que parecen no haberse percatado de la gravedad del desafío palestino y que aparentan estar más preocupados, sobre todos sus jefes, por el "terrorismo judío" de los jóvenes de las colinas



La noche del sábado 2 de enero, los servicios de policía y de seguridad israelíes sabían todo sobre el hombre armado que el viernes roció de balas a los transeúntes de la calle favorita de Tel Aviv, matando a dos personas e hiriendo a ocho, excepto claro está dónde encontrarlo. Dieron su nombre como Nashat Melhem, de 29 años, de la aldea árabe israelí de Ar'arah en el distrito oriental de Wadi Ara.

Incluso fue filmado en el acto de disparar contra una multitud en una cafetería de la calle Dizengoff, antes de huir limpiamente. Los vídeos del atentado fueron reproducidos por todos los medios de comunicación. El servicio de seguridad interna, el Shin Bet, obtuvo una orden de silencio judicial para controlar la información sobre la investigación del atentado y las relacionadas con el asesinato de un taxista árabe-israelí, Amin Shaaban, de 42 años, una hora antes del tiroteo en  Dizengoff. Su cuerpo fue encontrado fuera del hotel Mandarin junto a una playa del norte de Tel Aviv.

Esto llevó a la conclusión de que los asesinatos de Melhem fueron planeados con cómplices, y que ellos o Melhem asesinaron al taxista para cubrir su ruta de escape, posiblemente a los territorios palestinos mediante un automóvil estacionado cerca del hotel, o incluso por mar a bordo de un barco que les esperaba en una playa cercana

A juzgar por la información e imágenes en libertad, los analistas de DEBKA han llegado a las siguientes conclusiones:

1. Melhem no era un asesino al azar, un enfermo mental tal como se ha comentado, sino un terrorista que planeó su ataque con detalle, incluyendo su fuga...

2. No se trataba de una operación en solitario. Este tipo de modus operandi requiere cómplices.

3. Las identidades y paraderos de sus cómplices son tan profundamente desconcertantes como la del autor.

4. Los intentos de su familia de presentar al pistolero como una persona perturbada e inestable no interfiere con la cruda realidad de que fue el responsable del primer e indudable ataque llevado a cabo por el Estado Islámico en la más popular calle de Israel, la popular calle Dizengoff. Al igual que los asesinos yihadistas en Túnez, Francia y San Bernardino, en California, Melhem no esperó las órdenes directas de Abu Bakr al-Baghdadi para matar a judíos: fue inspirado por la ideología de al-Baghdadi y del Islam radical

5. El ataque de Tel Aviv tenía todas las características de los atentados llevados a cabo por el Estado Islámico en Francia en los últimos años, por ejemplo, el asesinato 2012 por Mohammed Merah de cuatro judíos en Toulouse, la atrocidad llevada a cabo por Yassin Salhi, cortando la cabeza de su jefe y colocándola en una valla de su fábrica (y que esta semana se suicidó en una prisión francesa) y la masacre en París del 13 de noviembre, con 130 víctimas.

Los servicios de inteligencia y de seguridad franceses han tenido a todos estos autores en sus listas de vigilancia en algún momento anterior a que cometieran sus actos de terrorismo, pero se encontraron con las manos atadas con respecto a su detención a tiempo.

6. Los servicios de seguridad e inteligencia israelíes parecen estar en una situación similar a sus homólogos franceses. Ellos también sabían lo suficiente sobre Nashat Melhem para apreciar que necesitaba vigilancia, pero no hicieron nada al respecto.

7. Para su fuga, Melhem o sus patrocinadores pueden haber estudiado los trucos utilizados por la terrorista femenina Hayat Boumeddiene, que ayudó a planear los ataques mortales de la oficina de Charlie Hebdo en París y la tienda kosher, antes de escapar a Siria a través de Turquía y anunciar que había llegado su destino dentro de las fuerzas del Estado islámico.

8. Las autoridades israelíes se enfrentan al casi seguro primer ataque del ISIS en Tel Aviv, mientras aún no parecen poder encontrar la manera de extinguir la ola de terrorismo palestino que se ha incrementado desde septiembre, con apuñalamientos, atropellos y otros ataques diarios, pero que se remonta en realidad a junio de 2014, cuando los terroristas de Hamás mataron a los tres adolescentes israelíes, Gil-ad Shaar, Naftali Frenkel y Eyal Yifrah, después de secuestrarlos en la intersección de Gush Etzion.

9. La respuesta de pánico ante los disparos desatada en Tel Aviv certifica el desconcierto general. En lugar de una búsqueda disciplinada del asesino, un grupo desordenado de cientos de oficiales de seguridad con armas en la mano corrió por las calles Dizengoff, Raines y Spinoza con sus armas desenfundadas, seguidos por una multitud de fotógrafos y curiosos.

Tomó demasiado tiempo a la autoridad hacerse cargo del espectáculo de desorganización, y mientras tanto el asesino logró escapar.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home