Monday, January 11, 2016

Hillary Clinton consideró un plan secreto para despertar el descontento palestino - Gil Ronen - Arutz Sheva



Hace cuatro años, la entonces secretaria de Estado americana Hillary Clinton consideró un plan secreto creado por sus asesores para fomentar clandestinamente el malestar entre los árabes de Judea y Samaria con el fin de presionar al gobierno israelí para que fuera nuevamente a la mesa de negociaciones.

La revelación surge de los correos electrónicos liberados públicamente como parte de la investigación por el uso indebido y privado de la candidata presidencial demócrata de unos servidores de correo electrónico.

El gratuito Washington Free Beacon informó este lunes que el 18 de diciembre 2011, un correo electrónico del ex embajador de Estados Unidos en Israel Thomas Pickering, sugirió a Clinton que considerara reiniciar las negociaciones de paz agitando a manifestaciones palestinas contra Israel.

Pickering describió la idea como un posible "cambio de juego en la región". Clinton habría pedido que se imprimiera ese correo electrónico.

"Lo que va a cambiar la situación es un gran esfuerzo para fomentar protestas y manifestaciones no violentas, y así poner de nuevo la paz en el centro de las aspiraciones de los pueblos, así como en sus pensamientos, y usarlo para influir en el liderazgo político", escribió Pickering.

"Esto está lejos de ser algo seguro, pero es necesario ahora, en mi humilde opinión, ante la desesperación", añadió, y sugirió que las protestas debían ser dirigidas y encabezadas por mujeres, ya que son menos propensas a recurrir a la violencia.

"Tienen que ser sobre todo manifestaciones de mujeres. ¿Por qué? En el lado palestino, la cultura masculina les lleva a utilizar la fuerza", escribió Pickering. "Los hombres palestinos no demuestran tener paciencia durante mucho tiempo, por lo que tienden a despreciar el tiempo demasiado pronto, sobre todo si están frustrados y usan la fuerza. Su cultura masculina les requiere eso".

Pickering agregó que los EEUU debían mantener en secreto su papel en el fomento de esas manifestaciones.

"Por encima de todo, los Estados Unidos, en mi opinión, no pueden verse estimulando, alentando o siendo la potencia que está detrás de estos actos, por razones que usted entenderá mejor que nadie", escribió, lo que sugiere que el gobierno trataría de alistar a grupos sin fines de lucro de la izquierda de Israel. "Creo que terceros y un número de organizaciones no gubernamentales de ambos lados ayudaría".

Otra confidente de Clinton, Anne Marie Slaughter, envió un correo electrónico a miembros del personal de Clinton recomendando que emprendieran una campaña denominada "Promesa para Palestina" para convencer a multimillonarios y millonarios de los Estados Unidos a donar una parte significativa de su riqueza a la causa palestina.

Anne Marie Slaughter escribió en septiembre del 2010 un email argumentando que dicha campaña incluiría "un cierto esfuerzo de avergonzar a los israelíes, como que la construcción de asentamientos dificulta un compromiso por la paz".

Al igual que en el resto de mensajes previamente filtrados desde el servidor de Clinton, las ideas discutidas se abordan en gran parte por los asesores y confidentes de Clinton, y por lo general ella no responde a ellas, ya sea positiva o negativamente. Sin embargo, los mensajes de correo electrónico parecen indicarnos la atmósfera que rodea a los asesores de Clinton, y la forma en que sus asesores más cercanos miran al Estado judío.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home