Sunday, February 21, 2016

La demonización de Israel al estilo Der Stürmer en la elegante y progresista universidad de "artes liberales" de Vassar - Petra Marquardt-Bigman



Vassar se anuncia como "una muy selectiva y liberal universidad de las artes" que está "consistentemente clasificada entre las mejoras universidades de artes liberales del país". En los últimos años, sin embargo, Vassar ha tenido mucha cobertura crítica por un muy extremista activismo anti Israel que ha incluido algunos incidentes antisemitas y ha creado un ambiente en el que cualquiera que "expresara una visión pro-Israel" se arriesgaba a ser marcado como "fascista, racista, colonialista y moralmente comprometido".

Cómo se sustenta esta atmósfera ha sido ilustrado perfecta y recientemente cuando la American Studies Program de Vassar (al que más tarde se unieron otros departamentos, incluyendo nada menos que el propio de Estudios judíos) patrocinó una conferencia de Jasbir Puar K., una profesora asociada a los Estudios de la Mujer y de Género de la Universidad de Rutgers. Ya el anuncio de la conferencia - titulado "Biopolítica inhumana: La cuestión de Palestina", incluía declaraciones que ya motivaron preocupaciones sobre su parcialidad. La vicepresidente del ACF Laurie R. Joseph expresó su preocupación acerca de la demonización de Israel que parecía formar el mensaje central de la conferencia. Josephs citaba el anuncio y sugería que si se sustituía la palabra "judío" por "israelí", algunas de las afirmaciones de Puar se podrían leer como "extraídas directamente de Der Sturmer, el diario de la propaganda nazi que mostraba regularmente a los judíos como manipuladores inmundos impulsados ​​por una loca ansia de poder, y con la intención de destruir a la nación alemana".

Las grabaciones de audio y las notas tomadas por las personas que asistieron a la conferencia de Puar en Vassar confirmaron lamentablemente estas preocupaciones. La muy concurrida conferencia de Puar, que al parecer atrajo a una audiencia estimada de alrededor de 100 - 120 personas, ofreció versiones de casi todas las calumnias contra los judíos que se han inventado en la historia y que se aplican en la actualidad al Estado judío.

Puar comenzó su intervención reafirmando su muy conocido apoyo al movimiento BDS (boicot, desinversión, sanciones) y haciendo hincapié en su activismo en "Solidaridad con Palestina". En el relato de Puar, los palestinos existen exclusivamente como víctimas de una malvada y monstruosa ocupación israelí.

Al principio de su conferencia, ignoró el hecho de que la actual ola de ataques terroristas palestinos ha matado a unos 30 israelíes y herido a más de 300 desde septiembre de 2015, prefiriendo en cambio presentar a los atacantes palestinos que murieron, durante o después de atacar a sus víctimas judías, como "ejecutados" por el IDF.

Puar procedió a afirmar que, a principios de enero, Israel devolvió los cuerpos de 17 atacantes palestinos sin ninguna explicación, constatando que "algunos especulan que a los cuerpos les fueron extraídos ciertos órganos para la investigación científica". Ella no sólo no rechazó esta especulación infundada e intolerable que se hace eco del antiguo libelo de sangre contra los judíos, sino que también ignoró el hecho de que las razones para la retención de los cuerpos de los atacantes palestinos muertos fueron ampliamente difundidas en la prensa israelí cuando se tomó la decisión a mediados de octubre de 2015, y que se volvieran a explicar tras las noticias sobre la liberación de esos cuerpos en enero: el gabinete de seguridad de Israel había decidido retener los cuerpos con el fin de evitar una mayor incitación en unos funerales donde se glorificaba a los terroristas, pero con el tiempo cedió a la evaluación del ministerio de Defensa que rechazó esa medida como inútil.

La mayor parte de la conferencia de Puar se dedicó a presentar a Israel como un casi insondable y malvado ente "ocupante" que controla todos los aspectos de la vida palestina con el expreso propósito de estrangular gradualmente la vida palestina. Por lo tanto, ella habló del "asfixiante control" israelí sobre Gaza, ignorando no sólo la completa retirada israelí del territorio en 2005, sino también el hecho de que Gaza comparte una frontera con Egipto, lo que hace que sea claramente imposible para Israel ejercer ese "asfixiante control" sobre Gaza. Pero de acuerdo con Puar, Gaza es "un laboratorio experimental para los gadget militares israelíes, provocando el caos en su infraestructura y su manipulación métrica". El hecho de que Hamas y otros grupos terroristas palestinos hayan utilizado Gaza como una plataforma de lanzamiento de más de 11.000 cohetes contra Israel desde 2005, no fue ni siquiera mencionado, así como el hecho de que esos cohetes frecuentemente se lanzaron desde zonas civiles - incluyendo mezquitas, escuelas, hospitales y zonas residenciales -. Del mismo modo, no hubo ninguna mención del hecho de que casi dos tercios de la población de Israel están amenazados por estos ataques con cohetes. Como era de esperar, Puar también prefirió hacer caso omiso de las orgullosas revelaciones de los líderes de Hamas sobre la continua construcción de túneles y las prueba de cohetes para atacar a Israel.

Pero la verdadera naturaleza viciosa y antisemita de las acusaciones de Puar contra Israel fue aún más evidente cuando puso su enfoque en la "mutilación intencional" por parte de Israel de los palestinos. De acuerdo con Puar, Israel tiene muchas razones para provocar que la "mutilación de los palestinos sea preferible a simplemente matarlos": la supuesta "política" del IDF sería "disparar para mutilar", manteniendo la cifra de mortalidad más baja para que pueda ser fácilmente presentada como un esfuerzo de alguna manera humanitario para preservar la vida, aunque eso sólo "enmascara una muerte lenta, que es el resultado de esta mutilación intencional", la cual supuestamente también sirve el propósito de retrasar el "crecimiento y desarrollo de la población palestina mediante la reducción de la capacidad reproductiva de los palestinos".

Por supuesto, las siniestras fantasías de Puar acerca de esas malvadas y torcidas políticas de Israel están en plena contradicción con la realidad: como los informes de 2008 indicaban, los territorios palestinos "tienen uno de los de más rápidos crecimientos de población del mundo". Un informe más reciente confirmó esta tendencia para Gaza: de acuerdo con un funcionario del gobierno de Gaza, el "aumento de la población de la Franja de Gaza es excesivo y muy grande. Entre 2000 y 2013, el número de habitantes de Gaza aumentó en más de 687.000 personas". El director de un centro de estudios palestino describe el crecimiento descontrolado de la población como una bomba que puede explotar en cualquier momento, "advirtiendo de sus negativas consecuencias económicas, sociales, educativos y de salud".

Tal vez Puar podría simplemente cambiar el sentido de su acusación contra Israel, de tratar de impedir el crecimiento de la población palestina a culpar a Israel por este crecimiento "excesivo", ya que ha contribuido a reducir drásticamente la mortalidad infantil y ha favorecido el aumento de la esperanza de vida entre los palestinos, lo cual se debe en gran parte a las mejoras introducidas por Israel cuando estaba bajo su dominio.

Para Puar, ninguna fantasía acerca de Israel es demasiado siniestra: hacia el final de su conferencia, sugirió que Israel podría seguir una "campaña epigenética" para debilitar a los palestinos a largo plazo, y que esto podría significar que Israel "necesitaría partes de sus cuerpos... para la investigación y la experimentación". Así pues, el hecho de que no se distanciara al comienzo de la conferencia de las especulaciones acerca de que Israel robaba órganos de los cuerpos de los terroristas palestinos para investigación científica no fue accidental.

El período de preguntas y respuestas después de su conferencia proporcionó aún más ejemplos de los puntos de vista profundamente antisemitas de Puar. Cuando se le preguntó si el tratamiento de los palestinos que ella había descrito podría ser denominado un "genocidio a cámara lenta", ella estuvo de acuerdo en que "se podía denominar así", aunque hizo hincapié en que el uso del término "genocidio era problemático porque estaba demasiado asociado con el Holocausto". Por otra parte, argumentó que la población judía de Israel realmente necesitaba a los palestinos vivos "con el fin de mantener un tipo de racionalización de su condición de víctima y una economía militarizada". Así pues, existía una razón egoísta para que los judíos de Israel cínicamente prefirieran simplemente mutilar a los palestinos, en vez de matarlos.

En respuesta a otra pregunta, Puar trajo de nuevo su tema favorito de la "mutilación", mencionando que, entre los palestinos, se podría cumplir eso de "padre tras padre tras padre... con las rodillas destrozadas". Pero mientras Puar parecía dar a entender que estos padres con las rodillas destrozadas eran sólo otro ejemplo más de los esfuerzos sistemáticos de Israel por infligir mutilaciones y debilitar a largo plazo a la sociedad palestina, la postura de rodillas es en realidad una práctica muy conocida y utilizada por Hamás y Fatah para vengarse de sus oponentes.

Mientras que las viles fantasías de Puar sobre Israel no merecen ser más refutadas que todos los otros libelos antisemitas inventadas por los odiadores de los judíos a lo largo de la historia, su obsesión repulsiva con imaginarias acciones israelíes para frenar la capacidad reproductiva de los palestinos y dañar su material genético, sí deberían considerarse en el contexto de una particular historia relevante acerca de un niño con discapacidad grave de Gaza que pasó los primeros años de su vida en un hospital israelí.

El niño, llamado Mohammed, es víctima de un trastorno genético causado por "varias generaciones de matrimonios entre primos de su familia". De acuerdo con el informe de la AP, la situación de Mohammed "demuestra el costoso legado de la cultura fuertemente patriarcal de Gaza, que empuja a las mujeres a uniones con primos y permite la poligamia", y como el abandono del niño por su familia ilustra "el duro trato que algunas familias palestinas imparten a las personas con discapacidad, en particular en las zonas más dominadas por las tribus de la Franja de Gaza".  El informe también señala que los "médicos israelíes se han encariñado con Mohammed, y realizan recaudaciones para cubrir sus cuentas, la de él y de su abuelo, lo que permite vivir en una soleada sala de pediatría". Si bien el caso de Mohammed es extremo, hay otros muchos informes sobre niños y adultos palestinos que son regularmente tratados en hospitales israelíes, algunos de ellos gracias a un programa de larga fecha del Centro Peres.

Después de escuchar la conferencia de Puar, no tengo ninguna duda de que ella interpretaría esos esfuerzos como otra "prueba más" de la perfidia israelí. De hecho, Puar es conocida como una ardiente promotor de la "acusación de pinkwashing" contra Israel, es decir, la absurda afirmación de que Israel es un lugar acogedor para los gays solamente para encubrir sus indecibles crímenes contra los palestinos, y como Eve Garrard argumentó recientemente, el "uso del pinkwashing" tiene un potencial casi ilimitado. Mientras que Garrard no se refería a Puar, describió su método perfectamente cuando observó con sarcasmo "que para protegernos no debemos ver nada bueno en Israel":
"Esta es una lógica sorprendentemente potente, ya que fácilmente puede generalizarse. ¿Por qué, después de todo, dónde detener el pinkwashing? La misma lógica nos permitiría decir que Israel da el voto a todos los ciudadanos, pero sólo para encubrir sus crímenes contra los palestinos, podríamos decir que sería el "votewashing". 
Israel protege los derechos de las mujeres, pero sólo para encubrir sus crímenes contra los palestinos (¿el femenwashing?). 
Israel da tratamiento médico a los niños palestinos, proporciona educación universitaria tanto para sus ciudadanos árabes como para los judíos, tiene una prensa libre muy variada y animada, tiene académicos, jueces, profesionales, diputados árabes de alto nivel, pero sólo para encubrir sus crímenes contra...   
Esta lógica realmente lleva a un lugar - en particular, está llevando a sus practicantes a un lugar donde mucho quieren ir - en el que están completamente protegidos contra la posibilidad de que cualquier evidencia alivie o trastorne su convicción de la maldad intrínseca de Israel"
Aún así, en cierto modo, sería quizás injusto acusar a Puar de demonizar a Israel utilizando el estilo del Stürmer: mientras esa infame basura nazi demonizaba a los judíos en Alemania, Puar sataniza al Estado judío mediante una jerga pseudo-académica sofisticada. Der Stürmer ayudó a justificar la asesina campaña nazi de eliminar a los judíos de Europa, mientras que Puar solo tiene la intención de promover el objetivo de eliminar al único estado judío del mundo.

Pero en ambos casos, ambos deseos de eliminación se justifican por el mal monstruoso que promueven los judíos - y ahora su estado -.

Sus ideas eliminacionistas, sea cual sea el lenguaje de la época y los detalles precisos, los elementos fantaseados sobre la malignidad judía, siempre han incluido las ambiciones por hacerse con un control manipulador que penetra todo, y donde sus víctimas serán envenenadas y drenadas de sus recursos y energías vitales poco a poco. Incluso cuando eran completamente impotentes, los judíos han sido sospechosos de diseñar o cometer algún tipo de "genocidio a cámara lenta" mientras se benefician de sus víctimas en dicho proceso.

Tal vez era totalmente irrealista esperar que un Estado judío con poder real no tendría que lidiar con las nuevas versiones de estas fantasías ancestrales..

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home