Sunday, March 06, 2016

¿Progresistas excepto por su odio a los judíos? Puro antisemitismo en una izquierda puramente anti-israelí - Bradley Burston - Haaretz



En los últimos años, una de las pocas y unificadoras experiencias relacionadas con Israel dentro de la izquierda estadounidense ha consistido en sus críticas más bien sinceras hacia las políticas de Israel, bastantes de las cuales han sido injustamente atacadas y, a menudo denigradas, como antisemitas.

Pero que ocurre, sin embargo, cuando uno de esos críticos izquierdistas de Israel se desvía en realidad hacia un vil antisemitismo de alto octanaje.

¿Está preparada esa dura y crítica izquierda anti-Israel para denunciar un hecho real, un auténtico odio hacia los judíos por parte de una progresista?

El caso de prueba está delante de nosotros. Proviene de la muy liberal universidad de Oberlin, una universidad de élite de las artes liberales de Ohio, considerada como la primera institución de educación superior en los Estados Unidos en admitir a estudiantes afroamericanas como una cuestión de rutina, además de hombres blancos.

A finales del año pasado, la Dra. Joy Karega, una profesora afroamericana de Retórica y Composición de Oberlin, publicó un gráfico en Facebook que mostraba al banquero Jacob Rothschild. En un texto donde se hablaba de un Rothschild con una abundante y prominente nariz, se leía:

"Hola, mi nombre es Jacob Rothschild. Mi familia tiene unos 500 billones de dólares. Somos los dueños de casi todos los bancos centrales del mundo. Hemos financiado a todas las partes en todas las guerras desde Napoleón hasta aquí. Somos dueños de sus agencias de noticias, de sus medios de comunicación, del petróleo y de su gobierno".

The Tower, una web pro israelí de derechas, publicó una captura de las pantallas del mensaje, así como de otros post y enlaces anteriores de la profesora Karega que eran abiertamente antisemitas, y que posteriormente borró de su cuenta de Facebook.

El informe de The Tower citaba como había publicado el año pasado, y aprobado, un discurso del líder antisemita de la Nación del Islam, Louis Farrakhan, en el que señalaba que los judíos estaban detrás del terrorismo que en el 2011 acabó con el World Trade Center. Farrakhan declaraba que "ahora es cada vez más evidente que había muchos judíos sionistas e israelíes en papeles clave en el ataque del 11-S".

Según el relato de The Tower, en otro post la Dra. Karega escribía que "la misma gente que estaba detrás de la matanza en Gaza" era culpable del derribo del vuelo 17 de Malaysia Airlines sobre Ucrania en julio de 2014, un accidente en el que 283 pasajeros y 15 tripulantes fueron asesinados.

Fue una operación de falsa bandera” aseguraba su post, "donde los banqueros liderados por Rothschild, impresionados y sin opciones económicas para evitar la próxima depresión deflacionaria mundial, están poniendo en práctica la opción de la Tercera Guerra Mundial".

En respuesta al escándalo generado por estos mensajes, el presidente de la universidad de Oberlin, Marvin Krislov, quién por cierto es judío, causó un revuelo aún mayor con una declaración donde se abstenía de expresar una opinión crítica sobre el contenido de los mensajes de la Dra. Karega.

El presidente "respetaba el derecho de sus profesores, estudiantes, personal y alumnos para que expresaran sus puntos de vista personales", y agregaba que "las declaraciones publicadas en los medios de comunicación social por la Dra. Yoy Karega, profesora de retórica y de composición, son sólo de ella y no representan las opiniones del Oberlin College".

El martes, el presidente Krislov emitió una declaración más fuerte en la página web del campus de la universidad. La declaración reiteraba el compromiso de Oberlin con la libertad de expresión, pero hacía referencia a la naturaleza antisemita de los comentarios de la profesora.

"Las imágenes de esos comentarios me afectaron a un nivel muy personal", escribió. "Soy un  judío practicante y nieto de un rabino ortodoxo. Miembros de mi familia fueron asesinados en el Holocausto. Como alguien que ha estudiado la historia, no puedo comprender cómo alguien pueda poner en duda su existencia, sus horrores y el mal que causó. Siento lo mismo acerca de las teorías de conspiración antisemitas. Independientemente de la razón para la difusión de estos materiales, causan un gran dolor para muchas personas que son miembros de nuestra comunidad y más allá".

Sin embargo, una serie de destacados críticos de Israel que, aun siendo fuerte y claramente de izquierdas no son miembros del campo abiertamente anti-israelí, han condenado a la Dra. Karega por, en palabras del columnista Larry Derfner, "su descarado antisemitismo de la forma más pura".

La mayoría coincidió en que Oberlin, mientras defendía la libertad de expresión, debería haber denunciado los comentarios de la Dra. Karega. "El antisemitismo no es libertad de expresión, es ilegítimo y debe ser condenado", dijo el veterano activista por la paz Gershon Baskin, que tachó los comentarios de la Dra. Karega como "vergonzosos".

"Cualquier tweet o post de Facebook que hable de Rothschild y de los banqueros judíos, o de una conspiración judía mundial, es un comentario antisemita", dijo el profesor Charles Manekin de la Universidad de Maryland.

Sin embargo, en las web de extrema izquierda como Mondoweiss y Electronic Intifada, unas plataformas descaradamente anti-Israel y absolutamente prestas a condenar a Israel por cualquier tema, fue muy llamativo su silencio ante las declaraciones de la profesora de Oberlin.

Mondoweiss y Electronic Intifada, cabe señalarlo, son unas webs de una clase muy particular. Así si usted está fuertemente identificado con la izquierda en la mayoría de los problemas, pero puede ser visto como pro-Israel de cualquier manera, incluso, o especialmente, si usted es favorable a una solución de dos estados, o a favor de una democracia progresista, corre el riesgo de ser etiquetado, y por lo tanto denigrado, como un PEP - Progresista excepto (para) Palestina..

Tal vez haya llegado el momento de añadir una nueva designación para estos autodesignados árbitros progresistas de la moral pública, del más puro anti-israelismo, y que no pueden decidirse a condenar el odio hacia los judíos:

PEAS - Progresistas excepto para condenar el antisemitismo.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home