Saturday, March 19, 2016

Un informe de investigación muestra como la ONG israelí 'Rompiendo el Silencio' recopila información clasificada militar - Tablet



Rompiendo el Silencio, la ONG izquierdista que supuestamente reúne testimonios de ex soldados israelíes, fue acusada por el Canal 2 Noticias de Israel el jueves por la noche de recoger y recopilar información clasificada de inteligencia militar sobre cuestiones operacionales y tácticas, lo cual no tiene ninguna conexión obvia con los derechos humanos, el área que supuestamente es el único interés de dicha ONG. Durante el programa se ofrecieron tomas de una cámara oculta donde se veía como activistas de Rompiendo el Silencio preguntaban a soldados veteranos sobre cuestiones militares sensibles, incluyendo la detección de túneles transfronterizos y las posiciones de despliegue de la tropa.

El periodista del Canal 2, Ofer Haddad, afirmó que el censor militar había prohibido la emisión de imágenes adicionales de dicha cámara oculta debido a la sensibilidad de la información solicitada supuestamente por Rompiendo el Silencio.

El material bruto se obtuvo gracias a Ad Kan, un nuevo y polémico grupo de derechas que se ha infiltrado como "topos" en varias ONG's de la izquierda en un intento de descubrir irregularidades. En enero pasado, Ad Kan ya despertó un gran revuelo con imágenes de cámara oculta donde se mostraba al conocido activista de la extrema izquierda Ezra Nawi conspirando para entregar a la Autoridad Palestina a palestinos que querían vender sus terrenos a judíos, exponiéndolos ostensiblemente a la tortura o la ejecución.

Durante la emisión del vídeo, el ex jefe del Shin Bet y actual diputado del Likud, Avi Dichter, comentó que si esa información recopilada por Rompiendo el Silencio era comunicada a un Estado extranjero, entonces sería considerado como ​​"sospecha de espionaje": "Si no me hubieras comunicado el trasfondo del vídeo, habría dicho que se trataba de una recopilación de información de espionaje".

El director de Rompiendo el Silencio, Yuli Novak, afirmó que la operación encubierta contra ellos formaba parte de una campaña del gobierno de derechas para "silenciar" a los críticos y aquellos que actúan para poner fin a la ocupación. Novak se negó a comunicar donde deposita su organización cualquier información clasificada que potencialmente llega a sus manos de manos de los soldados que dan testimonio. En un comunicado emitido más tarde esa misma noche, Rompiendo el Silencio rechazó las acusaciones de que estaba recopilando información clasificada, a pesar de las afirmaciones de Canal 2 de que el censor militar había prohibido expresamente la emisión de ciertos materiales en poder de la organización.

En Twitter, los políticos de todo el espectro político se apresuraron a condenar a Rompiendo el Silencio. El ministro Zeev Elkin (Likud) afirmó, sin sustento, que la historia "hace sospechar de que esa información clasificada del IDF... haya podido enviarse a agentes extranjeros". El presidente del Yesh Atid, Yair Lapid, fue tan lejos como para  acusar  al grupo, del que afirmó que no tenía "derecho a existir en un país que lucha contra el terror diariamente", de "subvertir al Estado de Israel". Por la mañana, el ministro de Defensa Moshe Yaalon ordenó al abogado general militar que abriera una investigación. El primer ministro Benjamin Netanyahu ya había declarado, horas después de la emisión, que sus servicios de seguridad estaban investigando el caso, acusando a  Rompiendo el Silencio de "cruzar otra línea roja", una acusación también realizada por el diputado laborista de la oposición Eitan Cabel.

No queda claro cómo y por qué la información clasificada llegó a manos de Rompiendo el Silencio, en primer lugar porque los interlocutores que recopilaron el hecho eran activistas del Ad Kan. La ONG de izquierdas puede efectivamente haber realizado preguntas irrelevantes sobre cuestiones operativas, las cuales debería plantear ciertas preocupaciones y sospechas, pero si esa organización está en posesión de información secreta, según las imágenes de cámara oculta, entonces ha podido ser divulgada por el grupo encubierto que les trató de atrapar.

De hecho, el activista de izquierdas Hageo Matar alegó inmediatamente en el blog hebreo Mekomit que fue Ad Kan quién había divulgado con su vídeo información clasificada, y que Rompiendo el Silencio se había negado a publicarlo porque no considerarla creíble y porque no pasaría la censura. El fundador de Ad Kan, Aviram Zeevi, desvió el sentido de estas acusaciones afirmando: "La cuestión no es quien lo divulga, sino quién las perseguía y buscaba. El que tiene el testimonio completo sabe la respuesta". Un portavoz de Ad Kan declinó hacer más comentarios sobre estas preocupaciones.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home