Saturday, April 30, 2016

Los judíos del Yemen y su camino a Israel - Ashraf al-Falahi - Al Monitor




El éxito de Israel del mes pasado al conseguir la llegada de forma encubierta de 19 judíos de Yemen (la operación "Carpeta Mágica 2")  ha levantado cierta especulación entre la prensa y el público yemení sobre las olas sucesivas de migración de los judíos del Yemen de sus hogares en el sur de la península arábiga hacia su tierra natal alternativa de Israel.

La existencia misma de los judíos de Yemen ha sido asociada al conflicto político que ha estado fluctuando en Yemen desde hace bastante tiempo. Sin embargo, la migración judía a Israel, especialmente la que tuvo lugar el pasado marzo, despertó el resentimiento entre el público y los políticos yemeníes por igual.

Considerado esa migración como una especie de "complicidad declarada" con el asentamiento de judíos en Palestina, muchos yemeníes se opusieron al visto bueno de los huzíes a la Agencia Judía a la hora de aprobar y facilitar su salida. Los huzíes controlan ahora la capital, Saná.

Si bien la migración de judíos yemeníes a Israel ha tenido éxito durante los últimos años, muchas personas la asocian con negocios turbios. Si bien algunas de estas ofertas son bien conocidas, otras siguen siendo un misterio. El político e investigador yemení Nabil al-Bakiri no descarta la posibilidad de acuerdos políticos secretos que hayan hecho durante décadas los sucesivos gobiernos de Yemen.

Bakiri le dijo a Al-Monitor que la migración judía a Israel creó una especie de acercamiento entre las autoridades monárquicas de Yemen y los sionistas, especialmente a raíz de la aprobación del antiguo movimiento de al menos 50.000 judíos yemeníes a Israel entre 1949 y 1950.

Israel mantiene esto en mente y dio apoyo a las aeronaves monárquicas en su guerra contra las fuerzas republicanas, a las que respaldaban los egipcios durante el gobierno del presidente Gamal Abdel Nasser, comenta Bakiri.

Además señaló que las relaciones de la región con los judíos del Yemen muestra la importancia de esta cuestión. Los huzíes, que han estado al frente de una insurgencia contra el gobierno internacionalmente reconocido del Yemen durante más de un año, han facilitado recientemente la emigración de judíos a Israel. También comentó que esto había ocurrido con el fin de construir relaciones con la comunidad internacional en un intento por rescatar a los huzíes de la campaña militar llevada a cabo por la coalición árabe conducida por Arabia Saudita en apoyo de la autoridad del presidente Abed Rabbo Mansour Hadi.

Bakiri también le dijo a Al-Monitor que a pesar de la confusión en curso en la región con respecto a la minoría chiíta huzí, parece claro el apoyo de Estados Unidos e israelí. Esto explica por qué los huzíes establecieron los canales de comunicación para la operación "Carpeta Mágica 2" el mes pasado.

La primera ola de inmigración judía desde Yemen a Israel tuvo lugar en 1882, cuando 150 inmigrantes llegaron a Jerusalén después de un viaje descrito como "oneroso",  según lo comentado por varias fuentes históricas. Unos 25 años más tarde, entre 1907 y 1909, una nueva ola de inmigración masiva envió a judíos del norte de Yemen a Israel.

La  operación "Alfombra mágica" de 1948 es la más famosa operación de migración colectiva protagonizada por judíos y continuada durante dos años, la cual fue protagonizada por miles de judíos de varias regiones de Yemen durante el reinado del Imam Ahmad bin Humaid Al-Din, el cuál según los informes la aprobó a cambio de dinero, además de que las propiedades de estos judíos fueron cedidas al imanato. Alrededor de 52.000 judíos fueron enviados a Tel Aviv durante esta operación.

El desplazamiento de los judíos del Yemen regresó a los titulares en la década de 1990, cuando a cerca de  800 judíos se les permitió emigrar a Israel entre 1992 y 1995, durante el gobierno del presidente de Yemen Ali Abdullah Saleh.

De acuerdo con la Agencia Judía, tras el estallido de la guerra entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes huzís en Saada, en el norte de Yemen, alrededor de 200 judíos del Yemen salieron del país en los últimos años en medio de crecientes ataques contra los judíos yemeníes.

Junto con la aparición del grupo chiíta huzí respaldado por Irán en el norte de Yemen, se inició una campaña de odio contra la minoría judía. Posteriormente, en 2007, el grupo chií expulsó a "los judíos de Al Salem" de la provincia de Saada hacia Sanaa. El grupo distribuyó panfletos en contra de los judíos "dándoles sólo unos pocos días para abandonar la zona antes de que los mataran".

Las preocupaciones de la comunidad judía se incrementaron debido al ineficiente sistema de seguridad del Yemen. Fouad al-Alawi, un periodista especializado en los asuntos judíos del Yemen, también dice que los judíos han sufrido una gran marginación a todos los niveles. Esta marginación se agravó aún más por la incitación de los rebeldes huzíes contra ellos.

El periodista yemení explicó que, desde hace más de medio siglo, los judíos del Yemen no han recibido ninguna atención de las autoridades, por lo que se mantuvieron aislados de los sucesivos gobiernos que gobernaron el país. Todo lo que hizo el estado fue "proporcionar viviendas para aquellos judíos que fueron desplazados de Saada, el bastión huzí, facilitando así la llegada de ayuda de algunas organizaciones benéficas del exterior".

Alawi señaló que sufrían de una gran marginación en educación. "A diferencia de otros yemeníes, fueron privados de su derecho a un trabajo por el gobierno. Además, su sufrimiento aumentó recientemente debido a la presencia de un grupo que permitía su asesinato o bien no les reconocía el derecho a existir en su propio país".

Como resultado de todo ello, los judíos del Yemen han encontrado la salida del país como la única solución para poder vivir normalmente y tener acceso a la educación y a los derechos de ciudadanía que perdieron en su tierra natal.

Alawi dijo a Al-Monitor que se reunió con algunos judíos del Yemen, quienes le dijeron que "no eran felices en Israel, ya que se sienten ignorados".

"Es difícil para ellos siendo tan religiosos y a la luz de la emancipación secular que tiene lugar en Israel", comentó, tratando de señalar que creían que el Yemen era el país más adecuado para ellos para mantener intactas su religiosidad y conservar las tradiciones en las que se educaron. "Son muy conservadores y religiosos por naturaleza, y hubieran querido permanecer en su tierra de origen, Yemen", dice Alawi.

Pero hay otros motivos detrás de la emigración de los judíos del Yemen a Israel. El principal de ellos es la religión, dado el profundo deseo de los judíos yemeníes de ver y morir en la Tierra Prometida. Además, algunos judíos creen que la venida del Mesías es inminente y desean estar en la Tierra Prometida en el momento de la salvación.

El segundo motivo es económico. Estos judíos también trataron de escapar de la sequía que se ha apoderado de Yemen. Emigrando buscan un decente nivel de vida en Israel, quién a su vez trata de reemplazar a los trabajadores palestinos a través de la inmigración de los judíos del Yemen, la mayoría de los cuales trabajaba en el campo de la artesanía y la agricultura.

Con la disminución alarmante del número de judíos del Yemen a medida que emigran a Israel, Yemen se enfrenta al parecer al mismo escenario al que los países árabes han terminado haciendo frente: estará completamente desprovisto de esta minoría, de los cuales sólo quedan pocas personas. Esto pondría fin a una era de significativa diversidad religiosa, de la cual los judíos eran un pilar importante.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home