Monday, May 16, 2016

El ejército está subordinado a los políticos y al gobierno, le dijo Netanyahu a Yaalon, en un intento de poner fin a la discusión - Times of Israel

 

Netanyahu y el ministro de Defensa emitieron una declaración conjunta después de la reunión de "clarificación" tras el discurso del segundo ante los generales donde les instó a pronunciarse sobre asuntos éticos

El primer ministro Benjamin Netanyahu y el ministro de Defensa Moshe Yaalon, parecían tratar de superar los polémicos comentarios realizados por el subjefe del Estado Mayor del IDF y la tormenta de fuego resultante, liberando un lacónico comunicado conjunto tras la reunión de alta tensión celebrada ese mismo lunes.

"El primer ministro Netanyahu y el ministro de Defensa Yaalon se reunieron esta mañana y aclararon el asunto", se puede leer en la declaración emitida conjuntamente por la Oficina del Primer Ministro y la Oficina del Yaalon. "No hay ninguna diferencia, ni la hubo nunca, ya que el ejército está subordinado a la jerarquía política, y los oficiales son libres de expresar sus opiniones en los foros pertinentes".

La declaración terminó allí, y los portavoces declinaron hacer más comentarios.

La declaración se produjo después de que Netanyahu y Yaalon se reunieran en Jerusalén tras un forcejeo verbal durante la noche del domingo por el respaldo dado por Yaalon aI subjefe del Estado Mayor general Yair Golan, quien fue criticado por el primer ministro y por otros políticos por comparar a cierta sectores de la sociedad israelí con la Alemania de la preguerra.

En un discurso realizado el domingo por la noche ante altos mandos del IDF, el ministro de Defensa instó a los oficiales del ejército a expresar sus opiniones y hacer caso omiso de los "vientos políticos". Los funcionarios deben ser "valientes no sólo en el campo de batalla", dijo Yaalon, "sino también en la sala de reuniones cuando creen que el ejército o el gobierno no están tomando en cuenta las ramificaciones éticas de una decisión".

El discurso del Golán fue fuertemente criticado por Netanyahu, que también habría regañado a Yaalon poco después en una tensa llamada telefónica. Netanyahu declaró que el asunto Golan estaba cerrado la semana pasada, pero la noche del domingo convocó a Yaalon tras su discurso.

"Pensábamos que este tema se había cerrado la semana pasada. El primer ministro quiere saber por qué era tan importante para Yaalon abrirlo de nuevo", dijo el funcionario de la oficina del primer ministro.

La conversación del lunes por la mañana no fue una "reprimenda", explicó el funcionario, sino sólo una "aclaración".

Netanyahu pareció entender los comentarios de Yaalon como dando a entender que los uniformados estaban obligados a desafiar públicamente las decisiones de los políticos.

Yaalon, que procede del partido Likud de Netanyahu, también recibió críticas de otros ministros del Likud el lunes durante su discurso.

"El estado controla el ejército y no al revés", dijo el ministro de Energía Yuval Steinitz a la Radio del Ejército el lunes por la mañana. "En cualquier democracia bien organizada, los oficiales del ejército, al igual que los agentes de policía, no dicen lo que piensan y no critican al parlamento".

En el discurso de la noche del domingo, Yaalon también reafirmó su apoyo al ejército en medio de ciertas críticas públicas en torno a la acusación de homicidio al sargento Elor Azaria, quien mató a un palestino desarmado en Hebrón después de haber apuñalado a un compañero.

"En los últimos meses, nos encontramos luchando contra una minoría extremista que trabaja dentro de la sociedad y en las redes sociales. Algunos han infiltrado la corriente principal de la sociedad israelí de forma clandestina y de manera encubierta, y están tratando de influir en la imagen y en los valores del IDF", dijo Yaalon en la sede del Ministerio de Defensa en Tel Aviv.

La cuestión no es si son "de derechas o de izquierdas", continuó el ministro de Defensa. "El ejército no permitirá a los soldados un gatillo fácil vengativo o la pérdida del autocontrol".

En cuanto a los principales mandos del IDF, les instruyó: "No teman, no duden, no sean disuadidos. Sean valientes no sólo en el campo de batalla, sino también en la sala de reuniones. Un buen ejército es un ejército cuyos oficiales, bajos y altos por igual, se sienten seguros por su capacidad de decir lo que piensan en todo momento con el conocimiento de que no se verán afectados", continuó.

"Sigan actuando de acuerdo con su conciencia humana y con su brújula moral, y no en función de como soplan los vientos", agregó.

Un comunicado en la noche del domingo de la oficina del Primer Ministro Netanyahu señalaba que daba "un pleno respaldo" al IDF, pero reiteró que las observaciones de Golan sobre la Alemania de la pre-guerra realizadas durante una ceremonia del Día del Holocausto fueron "inapropiadas".

El primer ministro "cree firmemente que la comparación con la Alemania nazi fue totalmente inadecuada, realizada en un momento inadecuado y que causó daños a Israel en el ámbito internacional. Los oficiales del IDF deben expresar sus opiniones libremente en los foros pertinentes y sobre las cuestiones que están bajo su jurisdicción", decía el comunicado. "El IDF es el ejército del pueblo y debe mantenerse separado de los debates políticos".

Poco después de su discurso que provocó reacciones adversas entre los políticos, Golan aclaró que nunca tuvo la intención de comparar a Israel con la Alemania de preguerra.

El debate sobre los valores del ejército ha dominado el debate público tras la acusación al sargento Azaria y las críticas a la sociedad israelí por parte de Golan.

Las declaraciones de Yaalon fueron elogiados por el líder del Yesh Atid Yair Lapid este domingo.

"Yaalon tiene razón. El IDF es el ejército más moral del mundo, pero sólo porque se involucra en una discusión continua, abierta y valiente sobre sus valores y los dilemas a los que se enfrenta", escribió en Facebook.

"Los oficiales a veces pueden cometer errores, pero aquellos que cometen errores a veces son preferibles a los que no se hacen preguntas acerca de los valores", agregó Lapid.

El diputado de Kulanu y ex embajador de Israel en los EEUU, Michael Oren, también respaldó a Yaalon, y dijo que la "separación entre el liderazgo civil y militar en Israel es uno de los principios básicos de su democracia y debe ser protegida".

El miércoles pasado, en el Día del Recuerdo de Israel, Yaalon dijo que los soldados deben mostrar moderación, respetar sus valores, y no "perder la cabeza", incluso en el fragor de la lucha. "Incluso en los momentos difíciles, cuando la sangre hierve y la rabia es grande, ¡ay de nosotros si perdemos nuestro camino y nuestros valores", dijo Yaalon en el cementerio militar de Kiryat Shaul en Tel Aviv. Yaalon advirtió que una fuerza excesiva y sin control era susceptible de conducir a Israel "al abismo".


PD. Dan Margelit apuntaba al final de su artículo lo siguiente:
¿Cuando comenzó este desacuerdo (entre Netanyahu y Yaalon)?  
Procede de los ataques de la derecha a Yaalon por sus "débiles medidas" y por el asunto Azaria, y por los requerimientos de la corte del Likud de discutir su política de defensa en el foro del partido, así como el énfasis que puso en su discurso de la noche del domingo en dar las gracias al presidente Barack Obama. 
No esta claro si la irritabilidad y la fricción entre los dos dirigentes se debe a los rumores que acompañan a los informes sobre la posible unión a la coalición del partido Laborista o el Yisrael Beytenu, y los cambios que significarían para la distribución de las carteras ministeriales.  
La previsión política es cálida y húmeda.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home