Friday, July 15, 2016

La malicia y la ignorancia de los medios de comunicación - Yehuda Shlezinger



Las "polémicas" declaraciones del recién nombrado rabino jefe de las IDF Eyal Karim fueron extraídas de 76 páginas de respuestas halájicas que él suministró en la web Kipa. Cada página cuenta con 20 preguntas, y hay un total de 1.340 respuestas halájicas, y por supuesto no cuentan para nada los cinco libros que ha escrito y las innumerables lecciones de la ley judía que ha ofrecido. Casi todas las respuestas son banales y bien conocidas para cualquier observador de Israel: ¿Está permitido violar el Shabbat? No, a menos que las necesidades operacionales lo requieran. ¿Está permitido tener un aborto? No, a menos que sea para salvar una vida.

Los escritos del rabino Karim incluyen textos sionistas religiosos inconfundibles. En una entrevista con Amos Harel en el Haaretz, a Karim se le preguntó específicamente sobre la cuestión de los soldados que se niegan a llevar a cabo las órdenes poniendo como excusa sus creencias religiosas, y respondió: "Estoy diciendo, sin importar el coste, no rechazar las órdenes". A la pregunta de si los infiltrados árabes podrían ser golpeados, respondió que "lo que está permitido bajo la ley israelí está permitido por la ley judía".

Las respuestas de Karim cuentan con varias respuestas de carácter atenuante, y algunos dirían que son demasiado liberales para un hombre que creció en una yeshiva conservadora y luce una larga barba blanca. Por ejemplo, cuando se le preguntó qué mandamientos una persona transgénero estaba obligada a observar, él no gritó "Gevalt!" o rechazó con disgusto un fenómeno que no forma parte de su mundo, como otros en su posición podrían haber hecho. Preguntó qué órganos físicos se mantendrían después del cambio de sexo y quería información médica antes de dar una respuesta halájica.

¿Cómo fue que el ex comandante de reconocimiento de los paracaidistas y uno de los rabinos más respetados del país ha sido retratado como un enemigo de la opinión pública? La respuesta es la ignorancia, y más que cualquier otra cosa, la malicia de los medios de comunicación.

Hay que ser ignorante para pensar que cuestiones halájicas de 3.000 años son recomendaciones prácticas que un rabino debe proporcionar a sus soldados. ¿Alguien realmente se cree que cuando nuestros soldados están ocupados descubriendo y destruyendo nidos de terroristas subterráneos en Shujaiyya se detendrán para discutir si se les permite llevarse cautivas a "hermosas mujeres [extranjeras]"? Es como pensar que aquel mandamiento bíblico que condenaba a muerte al que violaba el Shabbat es un mandamiento relevante hoy en día, y que cualquier persona que compre verduras en Shabat terminaría protagonizando una película snuff de un ISIS judío.

Más que cualquier otra cosa, este es un caso de malicia por parte de los medios de comunicación. ¿Qué tiene que hacer un periódico para promover un titular escandaloso? Utilizar la frase "llevarse a atractivas mujeres gentiles en contra de su voluntad", frase que nunca se pronunció.

¿Pero acaso se disculparon estos diarios? ¿Admitieron su error? No, al menos no el Yedioth Ahronoth. Allí prefieren echar mano del rifle y sondear a través de miles de páginas de respuestas para encontrar alguna cita que puedan malinterpretar y torcer para cubrir su error.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home