Sunday, September 18, 2016

Netanyahu, ¿primer ministro o ministro de información? - Yoaz Hendel - Ynet



Hace varios años recibí una oferta para impartir un curso financiado por un millonario judío en la Universidad de California, Berkley. El hombre había realizado una donación a la facultad, y a cambio se comprometieron a aceptar a un lector por un corto período de tiempo.

La idea era poner a un número de profesores pro-israelíes en la boca del lobo: una universidad liberal y progresista con fuertes organizaciones anti-israelíes. Hay un pequeño número de judíos e israelíes en los campus de los Estados Unidos, pero la mayoría de ellos no querían o podían una campaña de relaciones publicas israelí sobre sus hombros.

Esta semana, Omri Meniv del Canal 10 de noticias informó sobre un nuevo curso en la UC Berkley sobre la "Historia del colonialismo en Palestina" y la forma de descolonizarla. En otras palabras, cómo convertir el gran Israel en un Estado palestino sin judíos en toda la tierra, del Mediterráneo hasta el Jordan.

Esta percepción de una limpieza étnica de los judíos de la Tierra de Israel ha existido desde el comienzo del sionismo. Los disturbios palestinos de 1929 tuvieron lugar tras la petición del Mufti Amin al-Husseini de matar judíos. La revuelta árabe formó parte de un intento de limpieza étnica. La Guerra de la Independencia y la Guerra de los Seis Días también fueron el resultado de un deseo de una limpieza étnica de los judíos. La Carta de la Organización para la Liberación Palestina (que fue fundada en 1964, tres años antes de la "ocupación") y la Carta de Hamas son una clara expresión de esa aspiración. Así fueron las voces que se escuchan durante la primera, segunda y tercera intifada.

Esta es la verdad. Mientras que Theodore Herzl, Zeev Jabotinsky y David Ben Gurion estaban contemplando la posibilidad de vivir al lado de los árabes en el mismo pedazo de tierra, los líderes árabes locales (a quienes se les dio una identidad palestina gracias a su oposición al sionismo) estaban hablando de limpieza étnica, y veces incluso de genocidio.

Han existido partidarios de una transferencia de árabes en Israel en los últimos años, pero fueron muy pocas voces y apenas recibieron ningún apoyo en la Knesset. Las principales ideas sobre un movimiento de poblaciones siempre se han planteado en el contexto de unos acuerdos de paz y siempre teniendo como sujetos a los judíos. Los árabes nunca han sido sujetos de ese posible desalojo [N.P.: No es del todo exacto, se ha planteado un intercambio de territorios y de población que también podía llegar a afectar a la población árabe del Triángulo de Sharon].

Los que sostienen que en algunas de las guerras los árabes huyeron y fueron expulsados ​​de sus hogares tiene razón. Formaba parte de la supervivencia de la población judía. Su Nakba es nuestra victoria. Sin esa pérdida, no se habría establecido el Estado de Israel. Sin la separación parcial entre los pueblos, la vida habría sido mucho más complicada.

En cuanto a lo que está sucediendo en la sociedad palestina de hoy, no ha cambiado mucho. La limpieza étnica sigue formando parte de la narrativa nacional. Es la única cosa que tienen en común Hamas en Gaza y Fatah en Ramala, e inclusive ese sentimiento no es lo suficientemente poderoso como facilitar la unidad.

En los últimos años, el término de "limpieza étnica" se ha utilizado como una herramienta de propaganda anti-Israel. ¿Israel está tratando de transferir a los beduinos del Negev? Libelos de esa especie en todo el mundo hablan de una limpieza étnica. ¿La batalla contra la construcción ilegal palestina en Judea y Samaria? Eso es una limpieza étnica, dicen los activistas del BDS. A veces llegan a decir que Israel está llevando a cabo un genocidio (y algunas dicen que ya se ha cometido) sin ningún fundamento, por lo que usan un término diferente.

El vídeo sobre una "limpieza étnica" de los judíos viviendo en Judea y Samaria realizado por el primer ministro Benjamin Netanyahu decía muchas verdades y tenía algo de demagogia, y ambas cosas aparecían juntas. Esa es la manera de transmitir mensajes con éxito. Netanyahu es un experto en las relaciones públicas: Pero si hubieran sido el ministro de Exteriores, nuestro embajador en las Naciones Unidas o el ministro de Información, hubieran sido unos vídeos precisos que elevarían su interés. Pero Netanyahu es el primer ministro, y como tal no dice mucho aparte de propaganda.

Los que celebraron este vídeo no se dieron cuenta de que oculta la posibilidad de la creación de un estado palestino con comunidades judías dentro solamente si los palestinos están de acuerdo, y los que lo atacaron no se dieron cuenta exactamente de lo mismo.

El vídeo nos muestra por qué un acuerdo de paz no puede ser firmado con los palestinos. El mensaje es: "No hay nadie con quien hablar". Netanyahu dijo la verdad como responsable nacional de las relaciones públicas. Pero la cuestión es la siguiente: ¿Qué está diciendo como primer ministro? ¿Que deduce de sus palabras? ¿Vamos a seguir con el tratamiento de todas las comunidades de Gush Etzion que dependen de las decisiones del Tribunal Supremo? ¿Vamos a seguir limitando nuestra visión del mundo a unos vídeos?

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home