Saturday, September 10, 2016

Unidades iraníes, sirias y de Hezbollah se reagrupan en el borde de la frontera del Golan israelí - Debka



Una gran fuerza de Hezbollah, respaldada por el ejército sirio y las milicias chiítas pro iraníes, se está acumulando fuera de Quneitra, a sólo 2 km de la frontera del Golán de Israel. Los combatientes chiítas libaneses, bajo el mando de oficiales de la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC), están fluyendo hacia el sur de Siria, armado con tanques y artillería.

La noche del lunes, 5 de septiembre, medios de comunicación controlados por el Estado iraní arrojaron luz sobre este movimiento, informando de que la fuerza combinada había "completado los preparativos necesarios para una amplia operación en el sur de Siria", agregando que "Hezbollah tiene como objetivo poner fin a la presencia de hombres armados en la zona cercana a la frontera".

La naturaleza de los "hombres armados" no se especificaba, pero el objetivo de la nueva operación era claro: después de desalojar a los diversos grupos anti-Assad, incluyendo el Estado Islámico, que situaban en el territorio "cercano a la frontera", Hezbollah y sus aliados planean reagruparse en la frontera sirio-israelí.

Esto posibilitaría a Irán y Hezbollah para realizar su diseño de hace ya seis años de abrir un segundo frente de guerra contra Israel.

Fuentes occidentales y del Oriente Medio han dicho a Debka que el ejército irano-sirio-libanes está de muy buen humor después de la operación exitosa de la semana pasada en Alepo. Arrebatando de nuevo partes de la ciudad que perdieron a mediados de agosto, el ejército sirio y sus aliados lograron cortar las líneas de abastecimiento de los rebeldes desde Turquía.

Fue entonces que algunas unidades de Hezbollah fueron separados de Alepo y redirigidos a la parte delantera de Quneitra, en el sur de Siria, para hacer frente a la frontera con Israel.

Esas fuentes informan de que tropas entrantes fueron vistas esta semana cuando llegaron a Madinat al-Baas y Khan Amabeh, las principales bases del ejército sirio en el Golán sirio. Llegaron con tanques y artillería pesada. Vistas por primera vez en el sector de Quenitra, están las baterías autopropulsadas ​de artillería KS-19, unas armas anti-aéreas rusas adaptadas para la lucha en tierra. Tienen un alcance de 21 kilómetros y una capacidad de disparo de 15 proyectiles por minuto.

La fuerza de Hezbollah recién llegada parece haber establecido que su primer objetico será la captura de al-Hamdiniyah, en manos rebeldes, a 2 km de la frontera con Israel.

Fuentes militares le comentaron a Debka que los medios de comunicación iraníes adjuntan fotos de las fuerzas de seguridad de Israel frente a Quneitra en los informes sobre el nuevo movimiento, enmarcando así la meta del ejército sirio-iraní con respaldo de Hezbollah.

Este rápido desarrollo plantea dos preguntas difíciles:

1. ¿Israel se adaptará la establecimiento declaradamente hostil de Hezbollah e Irán en el territorio a lo largo de su frontera oriental? Funcionarios israelíes han subrayado en repetidas ocasiones que no se permitiría que estas fuerzas tomen posiciones en la frontera Golan, un mensaje que Rusia ciertamente pasó a Damasco.

Si Hezbollah y sus aliados siguen con su planificada ofensiva, Israel tendrá que considerar una acción militar seria para evitar que lleguen a la valla fronteriza, es decir, una operación a una escala muy diferente de los pequeños tiros de represalia del IDF por los cohetes o proyectiles errantes al otro lado en el Golán consecuencia de la lucha en el otro lado.

2. ¿Podría seguir avanzando la fuerza iraní sin la cobertura aérea de Siria? Si lo hace, la fuerza aérea israelí también estará involucrada en el combate aéreo sobre el Golán.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home