Saturday, October 08, 2016

Guerra de portavoces: Jeffrey Goldberg, el portavoz no oficial de Obama, contra David Keyes, portavoz de Netanyahu


David Keyes vs Jeffrey Goldberg


El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu es un "firme optimista" que sigue "plenamente comprometido" con la búsqueda de la paz con los palestinos, ha escrito el portavoz del primer ministro esta misma semana en una fuerte réplica a un artículo de opinión de Atlántic que criticaba duramente el líder del Estado judío.

El jueves, el columnista de Atlántic Jeffrey Goldberg [N.P.: Goldberg es un periodista judío estadounidense y uno de los vehículos preferidos por Obama para expresar sus opiniones y defender sus políticas], publicó un mensaje que había recibido de David Keyes - el portavoz para los medios de comunicación extranjeros de Netanyahu - en respuesta al artículo que Goldberg escribió la semana pasada tras el funeral del fallecido, Shimon Peres, y que se titulaba "La insoportable pequeñez de Benjamín Netanyahu".


El insoportable malentendido de Goldberg - David Keyes

El artículo de Jeffrey Goldberg "La insoportable pequeñez de Benjamín Netanyahu" culpa al primer ministro Netanyahu de obstaculizar la paz, estar paralizado por el pesimismo, alienar a los estadounidenses, utilizar a los árabes como cabezas de turco, actuar erróneamente con Irán y fetichizar el miedo.

Grandes afirmaciones, pero ninguna de ellos es cierta.

Lo implícito en la pieza de Goldberg es el supuesto de que el pueblo israelí debe ser tonto o ingenuo. ¿Por qué si no iban a seguir votando por alguien que Goldberg considera un miope o un miedoso, o ambas cosas?

El primer ministro Netanyahu ha sido elegido para cuatro mandatos porque los israelíes confían en él para navegar por los mares tormentosos que rodean a Israel y para mantenerlos a salvo y prósperos.

Eso vale mucho cuando casi la mitad de una docena de estados de nuestra región han colapsado e Israel está rodeado por terroristas y organizaciones islamistas que se comportan como asesinos en masa, como el ISIS en Siria y el Sinaí, Hezbolá en el Líbano y Hamas en Gaza.

Con demasiada frecuencia en la historia de Israel unos graves errores de interpretación de la realidad han dado lugar a tragedias. El proceso de Oslo no acabó en paz, sino en nada más que un millar de israelíes asesinados por terroristas palestinos.

En 2005, Israel desarraigó cada soldado y civil judío que vivían en Gaza con la esperanza de que alentaría la paz. En cambio, Hamás, una organización terrorista que preconiza el genocidio de los judíos, llegó al poder y lanzó cerca de veinte mil cohetes y misiles contra los civiles israelíes.

Hoy el vicepresidente del parlamento de Hamas, Ahmed Bahr, llama a asesinar "hasta el último de ellos (los judíos)". Los llamados "moderados" de Fatah como Jibril Rajoub, han dicho recientemente que si pudiera tener en sus manos un arma nuclear la usaría ese mismo día sobre Israel. El régimen iraní blasona en sus misiles que "Israel será eliminado".

¿Se trata por lo tanto de un "fetichizar el miedo" dirigido hacia unos "ciudadanos traumatizados", citando a Goldberg, o señalar verdades simples a la ciudadanía israelí cuyas vidas dependen de conocer la realidad que les rodea? Con demasiada frecuencia, el mundo ha minimizado o ignorado las peticiones explícitas de asesinato de los judíos. Pero no en Israel. Y por supuesto, no este primer ministro.

Contrariamente a la falsa afirmación de Goldberg, el primer ministro israelí no tiene por objeto preservar el status quo. Él ha ofrecido de manera consistente, y realmente lo espera y desea, comenzar las conversaciones de paz con los palestinos inmediatamente y sin condiciones previas. Él sigue plenamente comprometido con una visión de paz basada en dos estados para dos pueblos, con un estado palestino desmilitarizado que finalmente reconozca al Estado judío de Israel.

Goldberg no menciona que los palestinos rechazaron las ofertas de paz de Israel en 2000 y 2008, y que en la actualidad aún se niegan a negociar con Netanyahu.

Por desgracia, la dirección palestina ha demostrado una y otra vez que no quieren un estado al lado de Israel. Ellos quieren un estado en lugar de Israel.

Goldberg ataca al primer ministro israelí como un obstáculo para la paz a pesar de las evidencias de lo contrario.

También acusa al primer ministro israelí de actuar equivocademente con Irán. La historia juzgará a Netanyahu de una manera diferente, al audazmente defender el caso de Israel ante el pueblo estadounidense y el Congreso para poner de relieve la amenaza existencial que representa ese estado, el mayor patrocinador en el mundo del terrorismo, y que busca dotarse de bombas atómicas. La determinación de Netanyahu a lo largo de los años para prevenir que Irán se dotara con armas nucleares, ayudó a impulsar las sanciones contra Irán en primer lugar. Sin la constancia de Israel, Irán habría tenido armas nucleares hace ya mucho tiempo. Su clara posición contra el acuerdo nuclear llevó a gran parte del mundo árabe a volverse más cercano de Israel, ya que también sufrieron las amenazas apocalípticas de los mulás de Teherán

Después de pasar incontables horas con el primer ministro Netanyahu, me siento capacitado para corregir las equívocas opiniones que Goldberg tiene de él.

En primer lugar, el primer ministro es un firme optimista. Él no tiene ninguna duda de que Israel tiene un futuro increíble por delante.

La economía de Israel está prosperando y sus relaciones diplomáticas en todo el mundo están floreciendo. Casi todos los días el primer ministro Netanyahu se reúne con presidentes y primeros ministros, con ministros de asuntos exteriores o delegaciones del Congreso. Todos ellos preguntan cómo pueden profundizar la cooperación con Israel.

Muchos estados en el Oriente Medio ahora reconocen que Israel no es su enemigo, sino su aliado indispensable en la lucha contra el radicalismo. Lejos de ser pesimista, piensa que la guerra contra el ISIS se puede ganar.

Él también es optimista sobre el futuro de la relación entre Israel y los Estados Unidos. El apoyo a Israel en los Estados Unidos está en unos niveles récord porque el pueblo estadounidense sabe que Israel tiene los mismos valores y los mismos enemigos que América. Y el apoyo por suerte sigue siendo fuertemente bipartidista, como casi todos los votos en el Congreso demuestran. Cuando el primer ministro fue reelegido en el 2009, el 63% de los estadounidenses tenían una opinión mayormente favorable o muy favorable sobre Israel según una encuesta anual de Gallup. Hoy ese número ha aumentado a un 71%.

Goldberg escribe que el primer ministro israelí instiga a las fuerzas antidemocráticas de Israel, sin embargo durante su mandato las instituciones democráticas de Israel siguen siendo fuertes y la sociedad israelí es cada vez más inclusiva y plural. Hoy en día hay más mujeres en la Knesset que nunca y los árabes tienen allí el tercer partido más numeroso.

Netanyahu está firmemente comprometido con la integración plena del sector árabe en la sociedad israelí. La decisión de invertir 13.000 millones de shekels en el sector árabe, la mayor inversión de su historia, fue aprobada por el gobierno del primer ministro Netanyahu y apoyará el empleo árabe, la seguridad pública y el transporte.

El primer ministro Netanyahu abrió este año escolar en una escuela árabe, probablemente el primer primer ministro de Israel, que nunca lo ha hecho. Allí dijo a los estudiantes: "Este es también su país", y les animó a lograr todo lo que sueñan.

A continuación, pasó varias horas reunido con los principales periodistas árabe-israelíes. Allí les habló con pasión de la igualdad de oportunidades para los árabes, tal como lo hizo de nuevo recientemente en un vídeo visto por millones de personas en las redes sociales.

Él es inmensamente orgulloso de un nuevo programa piloto que requiere que los estudiantes judíos estudien árabe a partir de quinto grado. Cuanto más nos hablamos los unos a los otros, mucho mejor.

Los lectores del artículo de Goldberg no encontrarían en el nada de esto.

El futuro de Israel nunca ha sido más brillante. El auténtico pesimista no es aquí el primer ministro Netanyahu, es Jeffrey Goldberg.


Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home