Sunday, October 09, 2016

Un día en la historia judía: 5 de octubre de 1874, muere un proto-sionista - David B. Green - Haaretz



El 5 de octubre de 1874 murió el rabino Eliyahu Guttmacher, un erudito rabínico, un profesor y un místico que fue uno de los primeros defensores del retorno de los judíos a la Tierra de Israel.

Guttmacher, que sirvió como rabino de la ciudad polaca de Pleschen (hoy Pleszew), era un colega y un socio ideológico de Zvi Hirsch Kalischer, que es recordado como el antecesor ideológico del movimiento proto-sionista Hibat Sion, pero su nombre es menos conocido que el de Kalischer.

Eliyahu Guttmacher nació el 5 de agosto de 1796 en Borek, en la provincia de Posen, en el oeste de Polonia, y era hijo de Salomón y Tzipora Guttmacher.

Al crecer, estudió en una variedad de diferentes yeshivas y se ganó una importante reputación por su innovador análisis de las cuestiones halájicas (ley religiosa judía). A los 19 años, Guttmacher comenzó sus estudios en la Yeshiva de Rabí Akiva Eger, en Ravitz, bajo cuya influencia comenzó a estudiar el misticismo judío, los textos cabalísticos y el desarrollo de su propia concepción de conexión de la Tierra de Israel a la redención judía.

En 1821, Guttmacher tuvo su primer trabajo como rabino, en Pleschen, donde también abrió una Yeshiva que con el tiempo llegó a inscribir a 400 estudiantes. En 1841 fue nombrado rabino de Graetz (hoy Grodzisk Wielkopolski), donde permaneció hasta su muerte en esa ciudad en 1874.

Aunque Guttmacher nunca se asoció directamente con una comunidad hasídica, desarrolló una reputación de hombre santo, aunque sin asociarle a la producción de milagros. A pesar de sus esfuerzos para desalentarlos, la gente acudía a él por bendiciones y amuletos, e incluso con la esperanza de que pudiera curar sus enfermedades. Según los archivos del Instituto YIVO, Guttmacher era el único rabino no hasídico en el oeste de Polonia que tuvo este tipo de seguidores, que se referían a él como el Tzadik (justo o santo) de Graetz.

Fue a través de su estudio de la Cábala que Guttmacher se convirtió en un defensor de un sionismo místico. Kalischer (1795-1874) había sido compañero de clase de Guttmacher en la Yeshiva de Rabí Eger. Más tarde, como rabino en Thorn, en lo que ahora es Polonia, publicó su libro "Drishat Sión", en el que presentó su concepto acerca de la necesidad de que los judíos volvieran a su antigua patria y comenzaran a trabajar la tierra.

El rabino Kalischer envió una copia del manuscrito "Drishat Sion" a Guttmacher, que al leerlo descubrió que tenía un alma gemela espiritual en su viejo amigo. Kalischer, por su parte, respetó y admiró por su erudición a  Guttmacher.

En su libro, Kalischer desarrolló la idea de que los judíos eran una nación, y que su aspiración a regresar físicamente a su patria histórica era legítima. En lugar de creer que la redención de los judíos necesitaba esperar la llegada del Mesías, Kalischer y Guttmacher comenzaron a predicar la idea de que los judíos podrían agilizar ellos mismos la era mesiánica dirigiéndose a la Tierra de Israel y trabajando sus tierras de acuerdo con las normas establecidas en la Torah.

Guttmacher propuso enviar a los judíos pobres de Europa a Palestina con ese propósito, y también se involucró en la recaudación de fondos para apoyar a los jóvenes eruditos que ya vivían allí. A pesar de que él mismo aparentemente nunca alcanzó la Tierra de Israel (aunque era su sueño, pero era demasiado viejo para perseguirlo), Guttmacher compró una propiedad en Jerusalén y la asignó para su utilización por un grupo de estudio cabalístico. También publicó un folleto sobre la renovación de los sacrificios en la Tierra Santa que en parte le ayudó a superar la oposición de los rabinos ashquenazis de Jerusalén a la idea de un "retorno" antes de la era mesiánica.

En 1860, Guttmacher, Kalischer y otros rabinos afines fundaron la Compañía Judía para el Asentamiento en la Tierra Santa, una de las varias organizaciones que recaudaron dinero para la compra de tierras y para apoyar a los pioneros en Palestina.

Aunque muchas de sus posiciones eran poco ortodoxas, Guttmacher no fue un reformador religioso, y se mantuvo en constante oposición al movimiento del judaísmo de la Reforma.

Kibbutz Sde Eliyahu, un kibutz religioso en el Valle de Beit Shean establecido en 1934, lleva el nombre de Guttmacher. Hoy en día, es un pionero en métodos innovadores para la agricultura orgánica.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home