Saturday, December 17, 2016

El judaísmo etíope era casi idéntico al practicado durante el período del Segundo Templo - Yael Freidson - Ynet


Kessim etíopes 


 El Dr. Yossi Ziv ha estado investigando los rituales religiosos de la población judía de Etiopía cuando aún vivía en Etiopía y descubrió que han mantenido las mismas costumbres y tradiciones que los judíos de la época del Segundo Templo durante los últimos dos mil años.

"Todo el mundo sabe que no estaba escrito en ninguna parte, y que se ha conservado en sus tradiciones", dijo el investigador.

"Hemos estado investigando las antiguas costumbres que han desaparecido del mundo. Ellas nos han proporcionado ejemplos de cómo los líderes de la nación de Israel se comportaban durante la época del Segundo Templo".

El profesor hizo públicos sus hallazgos en un seminario que se celebró en la Kfar Etzion Field School, justo antes de la fiesta judía etíope de Sigid.

Ziv comentó que muchas de las costumbres judías etíopes están en contra de la práctica judía moderna, pero se alinean perfectamente con las costumbres y rituales descritos en los manuscritos encontrados en las cuevas de Qumran y en los libros que datan de la época del Segundo Templo. Las cuevas de Qumran, donde se encontraron los Manuscritos del Mar Muerto, incluyen a la tercera Biblia Hebrea más antigua que se ha encontrado.

Algunas de estas costumbres durante el Segundo templo incluían no encender las velas de Shabbat, adhiriéndose a una antigua costumbre que prohibía el uso de encender fuego incluso antes de comenzar el Shabbat. Junto con esto, ninguna llama podía pasarse de un recipiente a otro en Shabbat, incluso si estaba encendida antes de comenzar el Shabbat.

"Ni siquiera se adherían a la famosa norma que dice que las 'normas del Shabbat podrían dejar de tenerse en cuenta con el fin de salvar una vida' ", afirmó Ziv. "Para los judíos de Etiopía, la santidad del Shabbat debía ser preservada, incluso a costa de la vida humana".

La evidencia de esta estricta observancia del Shabbat también se observaba en los Manuscritos del Mar Muerto.

Ziv añadió que había diferentes sectas de judíos que vivían durante la época del Segundo Templo: fariseos, saduceos, esenios y zelotes, y todos vivían de acuerdo con diferentes creencias y rituales. Los rituales y costumbres judías actuales proceden sobre todo de la tradición farisea.

Otro ejemplo de las diferencias entre el judaísmo actual y el judaísmo etíope se relaciona con el sexo durante el Shabbat. Según la tradición judía moderna, las relaciones de pareja no sólo se permiten, sino que se animan en el día del reposo. Mientras tanto, la tradición etíope sostiene que todo tipo de sexo estaba prohibido en Shabbat, para no ensuciar el cuerpo. Ejemplos de esta tradición etíope se han encontrado en los Manuscritos del Mar Muerto.

Las discrepancias entre la ley judía más "moderna" y la ley de los antiguos judíos etíopes, conocidos como los Kessim, pueden verse en diferentes áreas de la ley judía.

Según la costumbre judía dominante, las personas en periodo de duelo debían dejar de cortarse el pelo o afeitarse la barba por un período determinado de tiempo, mientras que la costumbre en Etiopía era que los dolientes se cortaran el pelo dejándoselo corto y se afeitaban la barba, otra tradición que Ziv ha observado en los textos del periodo del Segundo Templo.

"Después de que el profeta Job se vio sometido a las malas noticias, está escrito que se cortó el pelo. También está escrito en algunas de los obras de Isaías y Ezequiel que los judíos se dejaban el pelo corto durante los períodos de luto", comentó Ziv.

Otra destacada tradición judía etíope era la estricta observancia de las leyes de pureza. Por ejemplo, cuando una mujer estaba menstruando en la sociedad judía de Etiopía se la enviaba a vivir a una tienda específica situada en el exterior del pueblo hasta que se convirtiera en "pura", de nuevo tal como estaba prescrito en el Manuscrito del Templo de los Manuscritos del Mar Muerto.

La pureza ritual era otra razón para que la circuncisión ritual no se llevara a cabo en las sinagogas judías etíopes. Por lo tanto, las circuncisiones se llevaban a cabo al lado de la tienda de las mujeres que menstruaban, y las hacían a menudo las mujeres.  Solamente después de los primeros 40 días del nacimiento de un niño una madre etíope podía volver al pueblo. Si era una niña, entonces la madre debía esperar 80 días. El nombramiento del bebé se producía en el pueblo.

Las diferencias entre los rituales y costumbres de la corriente principal del judaísmo y las del judaísmo etíope minaron la autoridad de los líderes judíos etíopes tradicionales tras hacer su aliya a Israel, y mermaron las reclamaciones de los etíopes de que eran judíos.

Sin embargo, Ziv observa que las costumbres y tradiciones de los judíos de Etiopía, y su gran parecido con las tradiciones judías durante el período del Segundo Templo, han servido para reforzar su conexión con el judaísmo en su conjunto.

"Estoy convencido de que esta comunidad constituía una parte de la nación de Israel en la antigüedad, pero estaban cortados del resto. No sabemos cuándo, ni por qué, pero se produjo antes de que la tradición farisea se convirtiera en la corriente principal de la tradición judía", afirmó el Dr. Ziv.

"Los judíos de Etiopía vivían en el exilio y en completo aislamiento del resto de la nación de Israel. Sin embargo, continuaron manteniendo las tradiciones de nuestros antepasados ​​hasta el día de hoy".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home