Saturday, December 31, 2016

En contra de la natalidad judía israelí, tanto en Europa como en los EEUU: Obama y el New York Times



Wannes Cappelle, un reconocido artista y teólogo flamenco, dijo esta semana que “es un crimen que los judíos se estén reproduciendo tanto en Israel”. Cappelle le dijo al periódico dominical “De Zondag”, que estaba molesto por la “alta” proliferación de judíos israelíes. En la entrevista ninguno de los participantes se pronunció en contra de los dichos del comediante, sino que se largaron a reír.




¿Cuántos niños judíos son muchos para el New York Times y Obama? - Ira Stoll - Algemeiner

En posición destacada, y en primera página, y en un artículo titulado "Desafiando a las Naciones Unidas, Israel se prepara para construir más asentamientos", el New York Times transmite una explicación de la traición de los Estados Unidos a la hora de vetar una resolución contra Israel en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

"La adición de más de 100.000 colonos durante el mandato de Obama le convenció de que era el momento de cambiar el enfoque en las Naciones Unidas", según le dijeron unos ayudantes del presidente al NYTimes. El NYTimes no identifica quiénes eran estos "ayudantes" o por qué limitar el crecimiento de la población judía en Cisjordania es un proyecto digno de la atención presidencial

Echando una mirada más profunda a algunas de las matemáticas del NYTimes, el artículo vuelve la acción de Obama aún más peculiar. El NYTimes informa que:
En 2009, el año en que Obama asumió el cargo, 297.000 personas vivían en los asentamientos en Cisjordania y 193.737 en Jerusalén Este. Esa cifra aumentó a 386.000 en Cisjordania a finales del año pasado y a 208.000 en Jerusalén Este a finales de 2014, según Paz Ahora, un grupo que se opone a los asentamientos.
Perdonen, pero sus matemáticas no funcionan. El número 386.000 sobre 297.000 es menos de "más de 100.000", tal como el NYTimes y los "ayudantes" de Obama afirman. Se trata de 89.000, es decir, "menos de 90.000".

En cuanto a los residentes de Jerusalén Este, su tasa de crecimiento de población representa a un 7.3% durante el periodo 2009-2014, y fue inferior a la tasa de crecimiento de la población total de Israel, un 10,5% durante ese mismo período. El NYTimes omite naturalmente ese contexto.

También omite el NYTimes el crecimiento de la población de la Autoridad Palestina. El NYTimes cita a los "ayudantes" de Obama quejarse de "la adición de más de 100.000 colonos", pero no menciona en absoluto que en el mismo período la población árabe de la Autoridad Palestina en Cisjordania y Gaza creció, según reportó la Oficina central Palestina de Estadísticas, en 747,218.

¿Qué otros números se podrían exponer para colocar a los "100.000 colonos" en contexto? Bueno, están las 3.743 personas que murieron a causa del terrorismo en contra de Israel, o las decenas de miles de israelíes muertos en las guerras libradas contra los árabes que se negaron a aceptar la existencia de Israel. O los seis millones de judíos asesinados en el Holocausto, un desastre demográfico del cual todos los judíos del mundo aún no se han repuesto, y que fue posible, en parte, debido precisamente a la política británica del Libro Blanco de 1939, la cual limitó la inmigración judía a Israel para que no se modificara el saldo del status quo demográfico con los árabes. ¿Les suena familiar?

Tampoco el NYTimes intenta explicar cómo gran parte del crecimiento en el número de colonos fue resultado de la migración - israelíes que se mueve a un lado u otro de la Línea Verde - y de los nacimientos de los israelíes que ya viven en los asentamientos y que tienen más hijos . Si el problema que perturba al presidente Obama, sus "ayudantes" y al NYTimes es que las madres y los padres judíos de Jerusalén Este están teniendo demasiados hijos, tal vez quieran proponer una solución en lugar de simplemente permitir que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condene a los recién nacidos ¿Cuál sería su solución? ¿Una política pasada de moda al estilo chino de un solo hijo con abortos impuestas por el Estado? ¿Hacer como el faraón egipcio y ahogar a los niños judíos recién nacidos?

Y es que, si los "100.000" judíos adicionales son demasiados para Obama y su gente, ¿cual sería el número aceptable de niños judíos para Obama? ¿Los judíos del barrio judío de la Ciudad Vieja de Jerusalén, de Ariel, Efrat, Gilo, Maale Adumim, Modiin Illit... necesitarían el permiso del presidente Obama o del secretario de Estado de Kerry antes de quedarse embarazados?

El NYTimes no investiga ninguna de estas preguntas. Sus editores y reporteros no pueden ni siquiera concebir que nadie en el diario las considere, o, si lo hacen, no consideran que vale la pena incluirlas en la historia. Esto no quiere decir que Israel deba retener cada pulgada de Cisjordania para siempre, o que no haya un posible interés político estadounidense en la fabricación de un futuro Estado palestino viable geográficamente. Se trata simplemente de decir que el NYTimes practica habitualmente un mal periodismo con respecto a Israel ya que no cuestiona los supuestos de la administración Obama o los pone en contexto.

Cuando los reporteros y editores del NYTimes se dedican únicamente a transmitir a los lectores las opiniones de los "ayudantes" anónimos de Obama sin someter incluso sus ideas a una pizca de escepticismo, esos reporteros y editores forman parte de la estenografía o de la propaganda, y no practican el periodismo.


Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home