Sunday, December 18, 2016

La tribu de Dan: ¿Hijos de Israel o mercenarios griegos contratados por Egipto? - Philippe Bohstrom - Haaretz





La tribu de Dan, una de las “12 tribus de Israel", puede no haber tenido el origen previsto. Nuevas evidencias arqueológicas sugieren que los originales Danitas eran mercenarios del Egeo y de Siria contratados por los señores egipcios de Canaán para mantener el orden.

De acuerdo con la Biblia, después de que los israelitas conquistaron Canaán, la tierra fue dividida entre las tribus, con la excepción de la tribu de Dan. Descontentos con su suerte, la tribu se fue hacia el norte, conquistando y destruyendo la ciudad de Lais (también llamada Lesem), que a continuación reconstruyeron y la cambió de nombre por su antepasado Dan (Jueces 18: 1-29).

"Y al final los hijos de Dan contemplaron que les faltaba territorio: así que los hijos de Dan subieron y combatieron contra Lesem, y tomándola la hirieron a filo de espada, y tomaron posesión de ella y la habitaron, y llamaron a Lesem, Dan, con el nombre de su padre Dan"(Josué 19:47).

Tell el-Qadi había sido identificada previamente como la ciudad bíblica de Dan. Ahora unas recientes excavaciones han descubierto una gran vecindad del siglo 12-11 a. C. que muestra influencias de peso del Egeo.

Los descubrimientos han reavivado una reyerta académica de larga duración sobre el origen de los hijos de Dan. ¿Eran realmente sólo una tribu de Israel que fue dejada aparte, encontrando una ciudad convenientemente aislada para conquistarla? ¿Tienen algo que ver con un misterioso reino llamado Danuna mencionado en antiguas escrituras y que se encuentra en Turquía? ¿O tal vez tienen que ver con los Denyen, una facción de los invasores Pueblos del mar, según fuentes del antiguo Egipto? ¿O quizás con los Danaoi, una de las tribus griegas? ¿O se trata de todos y de lo mismo? Los hallazgos en Tell el-Qadi (ahora Tel Dan) sugieren que bien podrían serlo.

La ciudad de Dan fue construida sobre un montículo cerca de la falda sur del monte Hermón, la montaña más alta de los Altos del Golán. Ciertamente, y para los estándares del árido Oriente Medio, la zona es rica y fértil y bien regada por manantiales naturales. La posición de la ciudad también era estratégica, justo en una ruta comercial clave entre Tiro y Damasco.

El primer asentamiento se remonta a 7.000 años, en la época neolítica. Entre las primeras menciones de la ciudad están los textos egipcios y mesopotámicos que se remontan casi 4.000 años, hacia el siglo XIX a. C. El lugar permaneció más o menos continuamente ocupado hasta el final de la época romana

Durante la Edad del Bronce Medio, alrededor del año 2.000 a. C., se había convertido en una ciudad poderosa rodeada de sólidos muros llamada Lais (La-EESH). Durante la Edad del Bronce, Lais había establecido extensas relaciones comerciales con los países y las ciudades costeras de todo el Mediterráneo oriental, incluyendo Sidón y Tiro al norte, Egipto al sur, y al oeste Chipre y la Grecia micénica.

Los lazos de Lais con el Egeo parecen haber sido fuertes ya en el siglo XIV a. C., como lo demuestra el descubrimiento de una tumba construida con piedras con un estilo similar a uno encontrado en Enkomi, en la Chipre actual, y en Ugarit, en la costa del norte de la Siria actual.

En la tumba, los arqueólogos encontraron más de 100 vasijas de cerámica que se han demostrado, mediante el análisis químico, que se originaron principalmente en la Argólida de Grecia, el centro de la cultura micénica durante la Edad del Bronce.

Este fue un momento en el que los egipcios se estaban expandiendo hacia el norte. Cuando Canaán se convirtió en una provincia de Egipto, Lais se convirtió en parte de su sistema administrativo.

Las excavaciones en Tel Dan comenzaron en 1966 bajo la dirección de Avraham Biran y continuaron hasta 1999. Después de un paréntesis de varios años, el Dr. David Ilan de la Hebrew Union College renovó la excavación y, sobre la base de material antiguo y de los nuevos hallazgos, se pudo sospechar que una vieja teoría sobre los orígenes Danitas, propuesta por primera vez por Michael Astour y Yigal Yadin en la década de 1960, podría ser cierta, aunque su idea estaba en desacuerdo con la narración bíblica. A saber, que los hijos de Dan no comenzaron como una tribu de Israel, sino que eran originarios del mundo egeo.

Entre las influencias del mar Egeo en la ciudad de Dan, Ilan identificó a pithois (grandes recipientes de almacenamiento) en varias de las casas, junto con cerámica, figurillas y objetos rituales originarios del Egeo, Siria y Egipto.

Los hallazgos indican que los pueblos que vivieron en Dan eran un grupo mixto que llevaron con ellos sus hábitos alimenticios, sus prácticas de aseo personal, sus armas y sus dioses a la ciudad.

Entre los descubrimientos más tentadores está un modesto edificio rectangular que contiene una pequeña cámara en una esquina, un santo santorum. Ilan ha identificado esta estructura de culto con una estructura similar bastante común en el Egeo. Edificios similares se han encontrado en Enkomi y Kition en Chipre, y en Phylakopi, en la isla de Milos de Grecia. A nivel local, el mismo tipo de edificio fue encontrado en el lugar filisteo de Tel Qasile (en Tel Aviv).

En el interior del santuario de Dan se hallaron fragmentos de un recipiente de cerámica con la cabeza de una ave, llamado "tazón de pájaro". Un hallazgo similar se hizo en Tel Qasile (este es el momento de tener en cuenta que los filisteos que vivían allí también son considerados por algunos como de originales del Egeo).

Las excavaciones en Dan también hallaron vasos decorados con aves al estilo del Egeo, cálices, cuencos, un modelo de silo y curiosas piedras con forma de cerebro,  que pueden haber sido utilizados en los rituales.

Ilan postula que estos artefactos con el estilo del Egeo encontrados en Dan sugieren la presencia de fieles procedentes del Egeo- quizás los Denyen, Danuna (o Danaoi en griego), en fin, una de las tribus de la antigua Grecia. Los Denyen/Danuna también serían uno de los llamados "pueblos del mar" originarios del Egeo que invadieron Egipto, tal como se describe en un relieve del templo funeario de Ramsés III (1.175 a. C.).

Rodeando a la estructura de culto, las excavaciones descubrieron una zona industrial con hornos, crisoles, boquillas de soplete, chatarra y escoria de una fundición del bronce.

"Encontramos todo tipo de objetos fracturados de la Edad media y tardía del Bronce que se fundieron y refundieron en nuevos objetos de bronce, en herramientas y armas", afirma Ilan. "Fueron carroñeros y recicladores de metales ya que estaban desesperados por tenerlos. Estos fueron años de crisis".

Fueran o no los Danitas del antiguo Israel originarios de los pueblos del mar, se necesitarán más pruebas. Mientras tanto, podemos decir que una losa tallada con escritura Luwian del siglo VIII a. C., hace unos 2.800 años, y descubierta en el sur de Turquía, da fe de la existencia de un reino Danuniano.

En otros lugares, en una carta encontrada en los archivos de El-Amarna (escrita al faraón Amenhotep IV), el rey de la ciudad fenicia de Tiro menciona un país llamado Danuna.

Teniendo en cuenta las indicaciones de unos muy fuertes lazos culturales entre Dan y el mundo egeo, Ilan cree que Michael Astour y Yigal Yadin tenían razón: los hijos de Dan eran originarios, al menos en parte, de los Denyen / Danuna / Danaoi de la región de la costa del mar Egeo, probablemente en la región costera donde hoy Turquía y Siria se encuentran.

"El más famoso Danita de la Biblia es Samson, un arquetipo bastante esencial de un héroe griego: Él es muy fuerte, su poder reside en su largo pelo, dice acertijos y se junta con mujeres filisteas", señala Ilan.

Sin embargo, la más oblicua evidencia se puede encontrar en el canto de Deborah, que describe diversas funciones de las tribus: "Y Dan, por qué se quedó con los barcos" (Jueces 5:17). Dan era aparentemente la única tribu israelita que tenía naves y que estuvo ausente a la hora de dar apoyo a Barak contra las fuerzas de Sísara. El escritor del libro de los Jueces parece proporcionar la idea de que los Danitas eran originales de otro lugar y eran diferentes de las otras tribus.

Si mercenarios del Egeo llegaron hasta Dan, habrían sido contratados. Y los que les habrían contratado serían los señores egipcios de Canaán, para ayudarles a mantener el orden en la tierra.

La evidencia arqueológica del control del antiguo Egipto sobre Canaán se ha encontrado a través de todo Israel.

Los egipcios comenzaron atacando las tierras cananeas para saquearlas y obtener esclavos en el siglo XV a. C., aunque hubo un hiato en el siglo XIV: Egipto se encontraba en un período de inestabilidad y parece haber descuidado esta área, mientras el reino hitita, con base en lo que ahora es la moderna Turquía, se convirtió en un jugador importante en la región.

Reconociendo esta amenaza en el siglo XIII a. C., los egipcios parecieron haber cambiado su política en Canaán.

"Los egipcios estaban preocupados por los hititas en el norte, los cuales estaban en un proceso de expansión e invadían sus fronteras, llegando a acuerdos con los reyes vasallos en Siria y el Líbano", explica Ilan.

En lugar de tener a gobernantes locales próximos, los cuales tendían a ser poco fiables y rebeldes, los faraones decidieron hacer frente a la creciente amenaza de los hititas mediante el asentamiento de una serie de pequeños fuertes y residencias administrativas en Canaán. Aparte de en Bet Shean, éstos asentamientos se han encontrado en las áreas arqueológicas de Tel Afek, Deir al Balah, Tel Sharia, y en Laquis.

En Tel Dan los arqueólogos encontraron vasijas de cocina egipcias, una hoja de afeitar y unas puntas de flechas de “práctica” hechas de hueso que parecen egipcias, Ilan cree que Lais (Dan) estuvo bajo el control egipcio durante gran parte de la Edad del Bronce Tardío.

Pero los puestos avanzados del imperio egipcio no estaban integrados únicamente por egipcios, según piensa Ila. Ellos lugares estaban dotados con soldados profesionales del Egeo, Chipre, Siria, Turquía, Libia, Nubia y de otros países. Al igual que los legionarios romanos, estos soldados se comprometerían a servir a la corona egipcia durante su servicio. Y al igual que los legionarios, pueden haber recibido concesiones de tierras al final de su servicio.

Este sistema de gobierno era muy ventajoso para los egipcios, ya que los extranjeros no tenían ninguna lealtad para la población local, lo que permitía a los egipcios mantener una "Pax Egyptiaca".

"Esto explicaría las capas de material cultural mixto en Tel Dan, con elementos procedentes de Siria, Egipto, Chipre y el Egeo", nos dice Ilan. "También tenemos docenas de ollas de cocina de Egipto. Estas personas servían a los egipcios y al ejército egipcio, pero también incluían a comerciantes que hacían negocios".

Al igual que la naturaleza de las cosas, Ilan cree que estos extranjeros se casaron con mujeres cananeas locales, una teoría apoyada por las cerámicas de cocina locales (cananeas) que se encontraron dentro de las casas. Y sus hijos eran... algo nuevo.

Pero a finales del siglo XII a. C., en parte al colapso de la civilización en todo el Oriente Medio, los egipcios se retiraron de Canaán. Los mercenarios de antaño, sin embargo, se quedaron. David Ilan cree que estas personas que se quedaron en Tel Dan - Danunos, egipcios, cananeos y otras personas híbridas - crearon una nueva sociedad de amalgama, y fueron ellos los que se convertirían en los Danitas de la tradición bíblica.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home