Saturday, December 17, 2016

Las famosas "líneas rojas" de Obama convertidas en un río de sangre de civiles




El papel de Rusia en el impacto de la caída de Alepo en la política de los Estados Unidos - Debka

La caída de Alepo con la rendición al régimen de Assad el pasado jueves 15 de diciembre de las fuerzas rebeldes sirios encerradas en una esquina de los distritos del este, representa el reves militar y estratégico más desastroso de la administración Obama durante estos últimos dos años. Comenzó a desarrollarse en septiembre de 2015, cuando Rusia intensificó su intervención militar en la guerra de Siria para rescatar a Bashar Assad.

Cuando Alepo sucumbió al ejército del gobierno sirio apoyado por Rusia y por los aliados de Assad -  Irán, Hezbollah y otras milicias chiítas -, no cayó él solo. También se derrumbó toda la arquitectura y posiciones respaldadas por Estados Unidos en el norte de Siria. Los EEUU habían invertido en la formación de grupos locales como la milicia kurda de Siria y el Ejército Libre rebelde de Siria, como la piedra angular de su política y de sus intereses en el conflicto. Esos grupos se han derretido.

Los señores reconocidos actualmente en el norte de Siria son el presidente ruso Vladimir Putin y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quienes pueden reclamar la victoria en Alepo. Bashar Assad e Irán han quedado reducidos a jugar un papel secundario. Pero mientras el general en jefe iraní de las fuerzas iraníes de Al Qods, Qassem Soleimani, mantiene sus fuerzas en la región, los Estados Unidos ha sido despojados de todos sus recursos militares y no parecen tener mucho que decir en el siguiente capítulo de esta guerra horrible.

De ahí el recurso desesperado del secretario de Estado John Kerry en una rueda de prensa para que el derramamiento de sangre y de sufrimiento llegue a su fin: "No podemos tener otro Srebrenica", observó, una referencia a la masacre serbia de 8.000 bosnios en 1985.

Kerry ha trabajado sin descanso para una solución diplomática a la terrible guerra siria, pero su apelación cae en saco roto ante los muchos Srebrenicas perpetrados en más de cinco años de conflicto. Cientos de miles de civiles y soldados han sido sacrificados - según una estimación no oficial hasta casi un millón -, y muchos de ellos sometidos a la guerra química. El secretario no puede contar con que el Kremlin ceda, ya que incluso después de que los últimos rebeldes sirios y sus familias estén fuera de Alepo, la muerte va a continuar.

En Washington, a 10.000 kilómetros de distancia, la calamidad de Alepo está siendo utilizada como una herramienta política. Allí se escuchó este jueves que el "mismo Vladimir Putin" que patrocinó las atrocidades en Alepo, también interfirió en la elección presidencial de los Estados Unidos mediante el uso de piratas informáticos para influir en los resultados a favor de Donald Trump. La afirmación es promovida por los portavoces de la administración Obama y el Partido Demócrata, cuya candidata Hillary Clinton perdió las elecciones. Parece ser alimento para un partido demócrata que quiere construir un juicio político o impeachment al presidente recién electo, incluso antes de su juramento como presidente el 20 de enero.

El factor Putin es muy útil para esta última táctica, ya desarrollada durante la campaña para las elecciones de noviembre, de deslegitimar la victoria de Trump y negar su acceso a la Casa Blanca.

Esta campaña puede resonar con fuerza en la futura política  de los Estados Unidos y en su posición como potencia mundial, ya que está diseñada para bloquear la posibilidad de un acuerdo con Putin para resolver el conflicto sirio. La administración Obama no tiene ningún deseo de que el nuevo presidente tenga éxito donde Obama fracasó durante casi seis años.

Putin no tendrá ningún reparo en capitalizar la preocupación de Washington y sus luchas de poder internas, y así acumular una mayor cantidad de ganancias en Siria antes incluso de que Donald Trump se haga con el cargo. La amenaza de Obama del viernes 12 de diciembre, de tomar represalias por los esfuerzos de Rusia para influir en las elecciones presidenciales, puede provocar que el presidente ruso se mueva más rápido y con más determinación para obtener más activos en Siria.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home