Friday, December 23, 2016

Un funcionario israelí acusa a Obama y a Kerry de "abandonar a Israel" - Times of Israel



Un funcionario israelí lanzó este viernes un furioso ataque personal contra el presidente Barack Obama y su secretaria de Estado, John Kerry, acusándolos nada menos que de "abandonar a Israel" por intrigar a espaldas de Israel para impulsar una resolución contra los asentamientos a través del Consejo de Seguridad de la ONU.

Utilizando un lenguaje sin precedentes en su ira y la naturaleza personal, incluso para los estándares de unas relaciones repletas de fricción entre el gobierno de Benjamín Netanyahu y la administración Obama, el funcionario declaró que "el presidente Obama y el secretario de Kerry están detrás de este vergonzoso movimiento contra Israel en la ONU".

En referencia a una resolución de Egipto que fue presentado la noche del miércoles y su retirada por El Cairo el jueves, el funcionario acusó "al gobierno de Estados Unidos de haber cocinado en secreto con los palestinos una resolución extrema contra Israel a sus espaldas, la cuál daría un viento de cola para el terror y los boicots, y convertiría efectivamente al Muro occidental (Muro de las Lamentaciones) en territorio palestino" (el proyecto de resolución se refiere a Jerusalén Oriental como un "territorio palestino ocupado").

El funcionario señaló que "el presidente Obama puede declarar su disposición a vetar la presente resolución en un instante, pero para antes y después apoyarla. Se trata de un abandono de Israel que rompe décadas de política estadounidense de proteger a Israel en la ONU y socava las perspectivas de trabajar con la próxima administración en progreso de la paz".

La denuncia extraordinariamente amarga se produjo poco después de que el Consejo de Seguridad programara una nueva votación sobre la misma resolución a las 3 de la tarde, hora local, del viernes en la sede de la ONU en Nueva York (10 de la noche de Israel). La votación fue reprogramado tras la decisión de Egipto - después de una conversación entre el presidente Abdel-Fattah el-Sissi y el presidente electo Donald Trump - de retirar su resolución antes de la votación del jueves por la noche. Nueva Zelanda, Malasia, Senegal y Venezuela intervinieron para reactivar la resolución.

Los comentarios de este viernes del funcionario israelí siguieron a una serie de críticas anónimas israelíes de la administración Obama por la resolución el jueves.

El esfuerzo por presionar a través de la resolución contra los asentamientos constituye un "golpe" diplomático de Obama contra Netanyahu y la empresa de los asentamientos, dijo una fuente de alto rango en Jerusalén y citado por la televisión israelí el jueves por la noche.

Informes sin confirmar de la mañana del jueves afirmaron que la administración Obama se preparaba para abstenerse en la votación y no emplear su poder de veto. Un funcionario israelí dijo a la prensa el jueves que Israel "se dio cuenta" que la administración Obama no vetaría la resolución, y por lo tanto se acercó a Trump en busca de ayuda.

El secretario de Estado John Kerry había programado una declaración, en la que, según los informes, se preparaba para explicar este cambio diplomático, pero su discurso fue cancelado cuando Egipto retiró la resolución.

"Después de haber tenido conocimiento de que el (gobierno de Estados Unidos) no vetaría la resolución contra Israel, los funcionarios israelíes se acercaron al equipo de transición de Trump para pedir ayuda al presidente electo para evitar la resolución", dijo un funcionario israelí.

La decisión de El Cairo de retirar la resolución marcó el primer fruto de "la cooperación entre Trump y Netanyahu en contra de Obama", informó el Canal 2.

Se dijo que Netanyahu solicitó la ayuda del presidente electo de los EEUU antes del jueves, como parte de un acercamiento diplomático intensivo para frustrar la resolución, la cual llama a un cese total de la actividad de asentamientos israelíes, y, potencialmente, allana el camino para la presión de las sanciones contra Israel. Trump instó públicamente a la administración Obama a vetar la resolución, y en privado, según el canal 2, el equipo Trump transmitió mensajes a El Cairo para que retirara el texto.

En un discurso ante el Foro Saban a principios de este mes durante el cual castigó a la empresa de los asentamientos, Kerry había dejado abierta la posibilidad de que los EEUU podrían no bloquear una resolución si no se consideraba que estuviera muy sesgada en contra de Israel.

"Todas las señales indican que este ha sido un golpe [diplomático] de Obama contra Netanyahu y los asentamientos", dijo el informe de la televisión citando al funcionario israelí.

Mientras que el "éxito" se interrumpió temporalmente, la pelea en el Consejo de Seguridad de la ONU no ha terminado, agregó.

El gobierno de Netanyahu se ha preparado para la posibilidad de que la administración Obama permita un movimiento en contra de los asentamientos. Esa preocupación se mantendrá hasta el traspaso presidencial el 20 de enero.

Justo antes de que se anunciara el retraso, Netanyahu pidió a los EEUU que vetaran la resolución. En una declaración en vídeo, el primer ministro israelí solicitó a la administración Obama que se "ponga en pie en la ONU y vete las resoluciones anti-Israel", designando esa posición como "uno de los grandes pilares de la alianza Estados Unidos-Israel".

"Espero que los EEUU no abandonarán esta política. Espero que se atendrá a los principios establecidos por el propio presidente Obama en su discurso en la ONU en 2011: Que la paz no vendrá a través de resoluciones de la ONU, sino sólo a través de negociaciones directas entre las partes. Y por eso esta propuesta de acuerdo es mala. Es mala para Israel, es mala para los Estados Unidos y es mala para la paz".

Trump había intervenido llamando a la resolución "extremadamente injusta" para los israelíes, ya que si se aprueba la resolución "colocaría a Israel en una posición de negociación muy pobre y es muy injusto para todos los israelíes", agregó.

La ONU proyecto de resolución presentado por El Cairo pidió a Israel que "cese de inmediato y por completo todas las actividades de asentamiento en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental".

Además, expresó su "grave preocupación por si las continuas actividades de asentamiento israelíes estuvieran poniendo en cuestión peligrosamente la viabilidad de la solución de dos estados", y pidió a todos los estados "distinguir, en sus relaciones, entre el territorio del Estado de Israel y los territorios ocupados desde 1967", que algunos analistas dicen que invita a los boicots de los productos de los asentamientos israelíes.

El proyecto también condenaba genéricamente "todos los actos de violencia contra los civiles, incluidos los actos de terrorismo, así como todos los actos de provocación, incitación y destrucción", algo que algunos miembros de la comunidad internacional entienden como una resolución con un texto "equilibrado".

Los EEUU vetaron una resolución similar en las Naciones Unidas en 2011.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home