Sunday, April 30, 2017

Gran, gran artículo del mejor Rosner: "Siria refuerza una lección: Israel no debe depender de los EEUU" - Shmuel Rosner


El presidente Donald Trump fue rápido en culpar a su predecesor, el presidente Obama, por los horrores que tienen lugar en Siria. En Israel, los comentaristas y ex funcionarios expresaron demandas similares. El presidente Obama, dijeron, promulgó una política que es parcialmente responsable de las acciones del presidente Bashar Assad. Dibujó una supuesta “línea roja”, y su línea roja fue el uso de armas químicas. Entonces, cuando le probó Assad, faltó a su palabra. Atraído por los rusos, decidió confiar en una solución diplomática a la crisis. Sus acciones no carecían de razón, pero las consecuencias fueron claras: los EEUU perdieron su capacidad para disuadir a Assad, y con él una parte de influencia sobre los acontecimientos en Siria.

Pero ¿por qué culpar solo a Obama? ¿Solamente es su falta de acción es la que hay que criticar? Tal vez haya que reprocharle aún más su hipocresía: Obama tendía a utilizar grandes palabras sin el respaldo de las acciones. O tal vez su ingenuidad: Obama creía que podía usar las palabras para tratar con aquellos que sólo entienden la fuerza.

Pero cuando se trata de Siria, Obama merece las críticas al igual que muchos otros. Francia podría haber intervenido y no lo hizo, y lo mismo vale para el Reino Unido y Alemania, o China e Israel. Cada uno de estos países - por no hablar de Rusia - tenían el poder suficiente para hacer que Assad se arrepintiera de su cruel decisión de usar armas químicas. Sin embargo, estos países decidieron quedarse quietos. Ni Obama, ni Hollande, ni Cameron, ni Merkel ni Netanyahu intervinieron. Todos ellos hicieron la misma elección calculada: ¿Por qué debo asumir que esto es de mi responsabilidad? Si quieres culparles por algo, es por esto: Priorizaron los intereses de sus votantes y electores más que los intereses y las vidas de los pobres sirios.

La elección de apuntar solamente a Obama se deriva de una amplia brecha entre las expectativas que creó y sus acciones. En todo el mundo, las personas esperan más de América, y cuando Estados Unidos decide actuar al igual que todos los demás (es decir, decide no hacer nada), hay decepción. Así que es muy posible que el problema no sea Obama (o Donald Trump, asumiendo que él también decida no hacer mucho más, y todavía no está claro). El problema aquí es el resto de nosotros. El problema aquí son las expectativas que la gente de todo el mundo tienen de una nación lejana, el problema es que estamos ocupados en nosotros mismos, y no tenemos un apetito especial para seguir jugando el papel de policía mundial. Obama no resolvió los problemas de Siria, tampoco resolvió el conflicto palestino-israelí y tampoco detuvo el afán de Irán de convertirse en una potencia nuclear. Obama ignoró lo que podía ignorar, y aplazó lo que no podía ignorar. Siria no era una prioridad para él. Disuadir a Assad nunca fue una prioridad para él. Y hasta hace poco, tampoco era una prioridad para Trump.

Para nosotros, los habitantes de Israel, hay lecciones que aprender de todo esto.

La primera de estas lecciones: tenemos que ser fuertes militarmente. Aquellos que quieren basar su seguridad en un poder blando, o en una diplomacia astuta, o en una gran amistad con otros países, o en la empatía, o en acuerdos locales, o en regímenes globales, o en el derecho internacional, todos ellos deben recalcular su estrategia. En las zonas difíciles tales como el Oriente Medio, los que tienen poder militar sobrevivirán, y los que no lo tienen no lo lograrán. Israel debe enfrentarse a esta realidad de manera sobria, aunque no sea de su gusto, cada vez que reflexiona sobre sus prioridades presupuestarias, cada vez que considera sus otras preocupaciones, cada vez que debata un tratado de paz, o un borrador de un tratado de paz, o lo que sea.

Pero esta no es la única lección que aprender de los últimos acontecimientos en Siria. Israel también debe aprender algo acerca de sus relaciones con los Estados Unidos. Los estadounidenses no quieren salvar a Israel. E incluso si tienen posibilidades de hacerlo, no consideran que sea su labor. Y si bien dan garantías, Israel nunca debería confiar en ellas. Por lo tanto, es mejor no convertirles en la piedra angular de la estrategia de Israel. Y esto significa que Israel no solamente puede tener que rechazar las propuestas estadounidenses, sino también esquivar la presión estadounidense y evitar las iniciativas estadounidenses que se basen en que los Estados Unidos serían el garante de la seguridad de Israel.

Israel debe hacer todas estas cosas: rechazar, esquivar, evitar. Y, por supuesto, Israel estaría más que justificado si se trata de otros países que no son los Estados Unidos y que se especializan en dar conferencias de moral.

Y por supuesto, todo esto debe hacerse con cortesía y consideración, porque los EEUU siguen siendo poderosos y un fiable aliado de Israel.  Los EEUU sigue siendo mucho mejores en la mayoría de las cosas que la mayoría de los otros países. Y sin embargo, es importante recordar que existe la cortesía y existe lo verdaderamente importante, y que ambos no son lo mismo ni son equivalentes.

Israel no desea tener desacuerdos con la administración Trump, pero debe poner su mayor interés en defender sus necesidades diplomáticas y de seguridad. Israel desea tener un diálogo abierto, honesto y agradable con los EEUU, pero debe mantener su capacidad de defenderse por sí mismo.

Y en verdad, ya que Israel se involucra en conversaciones con los americanos - si se trata de los palestinos, o dee Irán, o de otras cuestiones - la perspectiva de un desacuerdo que conduzca a abrir una contienda es inquietante. Las relaciones entre el gobierno israelí y la administración Obama fueron inquietantes. La idea de tener desacuerdos similares con la administración Trump es poco atractiva.

Pero una mirada a nuestra región nos aclara la cuestión y nuestras preocupaciones: depender de alguien para que nos defienda en un momento de necesidad resulta aún menos atractivo.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home