Monday, May 15, 2017

Desconfien del "amigo americano". ¿Del mesiánico John Kerry, pasando por los mesiánicos diplomáticos, al mesiánico Donald Trump?





Funcionarios del consulado americano de Jerusalén exigieron a funcionarios israelíes abandonar el Kotel, durante la preparación conjunta de la visita de Trump, afirmando que ese no era su territorio, sino de Cisjordania'

Los miembros de la delegación estadounidense que preparan la visita del presidente Donald Trump a Israel informaron al equipo israelí que ayudaba a preparar dicha visita que abandonaran el Muro Occidental, diciéndoles que "este no es su territorio, es de Cisjordania".

Los equipos estadounidenses e israelíes estaban visitando este domingo el sagrado lugar judío antes de la visita de Trump la próxima semana.

El equipo israelí, que fue requerido por el primer ministro Benjamin Netanyahu para ayudar en la visita de Trump al Muro Occidental, fue rechazado por los estadounidenses. Esto condujo a una fuerte discusión entre representantes de los dos equipos.

Dos funcionarios del consulado estadounidense en Jerusalén hablaron de manera cortante al equipo israelí, diciéndoles entre otras cosas: "Les estamos pidiendo que se vayan, tienen que dejarnos solos. Los funcionarios israelíes no puede estar aquí, no es su territorio, esto es Cisjordania. Esta es una visita privada del Presidente y no tiene nada que ver con ustedes. Este no su asunto".

Los asombrados miembros del equipo israelí le dijeron a los estadounidenses: "Esto es totalmente inaceptable, y que rechazamos que no tengamos que estar aquí. Se trata de un lugar santo judío bajo soberanía israelí".

La delegación estadounidense insistió entonces en separarse del equipo israelí y continuó su visita al Muro Occidental y al Santo Sepulcro por su propia cuenta-

El equipo de Estados Unidos también rechazó la sugerencia de Israel de que los equipos de la ofina de prensa israelí documentaran la visita del presidente de Trump a los sitios sagrados de Jerusalén, y la transmitieron en directo. "Se trata de una visita privada", les respondieron los estadounidenses.

 El equipo israelí informó de los comentarios estadounidenses a la oficina del Primer Ministro.

Un funcionario de la oficina del Primer Ministro respondió: "La afirmación de que el Muro Occidental está en Cisjordania fue recibida con conmoción. El gobierno de Jerusalén está convencido de esta afirmación está en contradicción con la política del presidente Trump, tal como se expresó en la objeción americana a la última resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Israel está buscando aclaraciones al más alto nivel de los EEUU sobre este asunto".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home