Sunday, May 14, 2017

La verdadera historia de Lag Ba'omer - Elon Gilad - Haaretz



Lag Baomer es una festividad judía menor cuyas trazas no se remontan a la antigüedad, sino a la Edad Media. Celebrada el día 18 del mes judío de Iyar, las modernas festividades incluyen la utilización de hogueras y asar patatas, salchichas, malvaviscos y otros alimentos en el fuego de las llamas. Pocos se dan cuenta, pero lo que estamos celebrando es el cese de una terrible plaga que afectó a decenas de miles de estudiantes de yeshiva hace muchos años, tal vez.

Aunque la fiesta es relativamente nueva, esta historia comienza en los tiempos bíblicos, cuando a los judíos les ordenaron llevar la cuenta de los 49 días de la cosecha entre Pascua a Shavuot. A esta cuenta se la denominó Sefirat Ha'omer (“La cuenta del Omer”). Lag Baomer implica simplemente el día 33 de esa cuenta, con “Lag” - Lamed gimel - siendo la forma en la que los judíos escribían el número 33.

En aquel entonces, el día 33 del Omer no tenía ninguna significado especial.

Sin embargo, desde el siglo IX, estos 49 días se convirtieron en días de luto por la muerte de los 24.000 alumnos de Rabbi Akiva, que, según el Talmud (Ievamot 62b), murieron entre Pesaj y Shavuot por una plaga. De este modo, durante el Omer, los judíos tradicionales observaron los rituales del duelo, que incluían la prohibición de afeitarse, cortarse el pelo o casarse. (Cuando las comunidades judías en el valle del Rin fueron diezmadas entre 1096 y 1146, durante los días del Omer se añadieron estas matanzas a la observancia de luto).

Volviendo a la plaga: En la España del siglo XIII, el talmudista Menachem Meiri escribió en un comentario sobre el tratado Yevamot que, de acuerdo con una tradición gaónica, la plaga terminó en Lag Baomer. Por lo tanto, era una buena razón para señalar ese día con una celebración.

Las tradiciones místicas

Conocimos por vez primera que se celebraba ese 33º día de la cuenta en el siglo XV, en los escritos del importante rabino alemán Yaakov ben Moshe Levi Moelin, aunque no está del todo claro de qué manera se señaló dicho día.

En el siglo XVI, el rabino Isaac Luria ( “Ha'Ari”) decidió que Rabbi Simeon Bar Yochai, que de acuerdo con (una falsa) tradición escribió el libro cabalístico del Zohar, murió en Lag Baomer, y en su lecho de muerte reveló a sus discípulos tradiciones místicas. A partir de ese momento, Lag Baomer ha sido celebrado especialmente en el Monte Meron, donde se cree que Bar Yochai fue enterrado.

La celebración incluye los primeros cortes de pelo de los niños de 3 años, encender hogueras y cantar y bailar.

¿Por qué las hogueras? No se trata de cocinar, es que el fuego simboliza la luz que representa la sabiduría, extendida por el gran rabino Bar Yochai.

Los niños siguen llevando arcos y flechas para jugar. Esto es debido probablemente a la influencia de los vecinos no judíos, pero también se explica por un midrash que afirma que durante la vida de Rabbi Simeon Bar Yochai, no apareció ningún arco iris. Por lo tanto, ya que la palabra hebrea para arco iris y arco es la misma - Keshet -, jugar con un arco y las flechas se observa como una forma de celebrar la vida del gran sabio.

Este modo de celebrar Lag Ba'omer Lag se extendió lentamente desde Safed al resto de la Tierra Santa durante el siglo XVII. En el siglo XVIII comenzó a ser practicado por las comunidades sefardíes, y algo más tarde en ese mismo siglo, por los judíos hasídicos en Europa del Este. En algún momento, Lag Baomer comenzó a ser celebrado como el “Día de los estudiantes”, con lo estudiantes judíos teniendo el día libre y saliendo de excursión y similares.

La reinterpretación sionista

En el siglo XIX, Nachman Krochmal y otros eruditos judíos comenzaron a plantear la hipótesis de que el verso del Talmud que hablaba de la muerte de los 24.000 alumnos de Rabbi Akiva fue una velada referencia a su muerte en batalla, como parte de la revuelta de Bar Kojba contra los romanos (132 -136 d.C.), y no a causa de una misteriosa plaga. Una explicación que no es demasiado inverosímil teniendo en cuenta el hecho de que Rabbi Akiva y Bar Kojba fueron contemporáneos, y que el primero apoyó al segundo. Esta interpretación fue adoptada por el movimiento sionista en el siglo XX.

Los antiguos rituales religiosos fueron reinterpretados con unos significados históricos seculares: Lag Baomer se celebraba porque ese mismo día Bar Kojba logró una victoria sobre los romanos, las hogueras se encendían porque así es como se celebraba la victoria por esas fechas, y el arco y las flechas eran utilizadas por ser algunas de las armas que utilizaron las fuerzas de Bar Kojba en su lucha contra los romanos, y así sucesivamente.

Por lo tanto, en nuestra época la fiesta se celebra de tres maneras diferentes: los niños judíos seculares encienden hogueras supuestamente celebrando a Bar Kojba; los judíos religiosos celebran la vida de Simeón Bar Yochai, en una gran reunión que atrae a cientos de miles en la cima del Monte Meron, pero también en eventos menores en otros lugares de Israel y del extranjero; y en tercer lugar, las universidades israelíes utilizan la antigua tradición de Lag Baomer del “Día de los estudiantes”, para crear el día de los estudiantes en los campus.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home