Monday, July 24, 2017

Aplicando el dogma palestino del honor/vergüenza al fiasco del detector de metales - Elder of Ziyon


Vuestra seguridad es una afrenta a mi religión

Una vez más, los palestinos optan por comportarse irracionalmente.

Una vez más, nadie sabe qué hacer con ellos.

Y una vez más, y una vez más si aplicamos la construcción honor/vergüenza todo tiene perfecto sentido.

Abbas no quería ver el ataque terrorista contra los policías israelíes. Pero estaba obligado por las reglas sociales de su sociedad, y una vez que los acontecimientos se pusieron en movimiento no tuvo otra opción que actuar como un típico líder árabe, demasiado cobarde para enfrentarse a la cultura de la vergüenza insana.

El que Israel cerrara el Monte del Templo durante dos días fue una fuente de enorme vergüenza. Esto demostró que los judíos controlan en última instancia dicha área, y el mito que el Waqf la controla demostró ser una mentira. La idea de que los judíos controlan el pretendido tercer lugar más sagrado del Islam es una fuente de profunda vergüenza que ha sido enterrada durante años por la fantasía del control del Waqf.

Y una vez que la vergüenza ha sido destapada no se puede borrar.

El hecho de que Israel reabriera el área en menos de 48 horas es irrelevante; Los detectores de metales - o las cámaras, o los guardias extra, o cualquier cosa - sólo agregan más vergüenza al recordar a los árabes quién controla el Monte del Templo en el sentido de que en última instancia es quien proporciona seguridad. Todo lo demás es irrelevante.

Una vez que hemos entrado en el universo de la honra/vergüenza, los hechos reales o la lógica carecen de sentido, todo lo que importa son los símbolos. Y los símbolos no se hacen más grandes por pretender "defender Al Aqsa" (Que es lo que un nuevo terrorista palestino, y nuevamente un ilegal, gritó esta mañana en Petah Tikva tras apuñalar a un israelí que resultó ser un... árabe).

Abbas no puede actuar de una manera que disminuya ese honor, así que él necesita doblegarse a su sociedad y exigir honor, rechazando la vergüenza. Y debe usar todas las armas de su arsenal para "ganar". Porque el otro aspecto de las sociedades presas del honor/vergüenza es el juego de suma cero, y si Israel obtiene algo de este episodio que no tenía antes, como una seguridad normal que cualquier sociedad exigiría, Abbas y su sociedad piensan que ellos han perdido. Ganar el juego de suma cero se vuelve más importante que las vidas humanas. Abbas por lo tanto sube la apuesta y dice que va a poner fin a la cooperación de seguridad - la mayor arma en su arsenal, aunque sea la que le asegura su estancia en el poder -. Él siente que tiene que utilizar sus armas más pesadas porque si pierde, él estaría acabado, ya que el sentimiento de vergüenza terminará con su liderazgo.

Así que una expectativa israelí muy razonable de una seguridad básica se convierte en un partido de vida o muerte para el liderazgo palestino. No pueden retroceder. Si Israel ofreciera comprometerse utilizando solamente dibujos de cámaras en todas las entradas al Monte, la negativa sería exactamente la misma. Los hechos reales no son de interés.

Mientras tanto, la dinámica de honor/vergüenza produce más ataques terroristas. El líder de Hamas habló explícitamente con el padre del asesino palestino del abuelo judíos y sus hijos en Halamish en términos de honor, diciendo que "tu hijo trajo orgullo a la nación". Abbas no puede estar menos interesado en el orgullo nacional que Hamas, ya que eso sería muy costoso políticamente para él, aunque tampoco puede elogiar explícitamente el ataque ni arriesgarse a alienarse a sus amigos occidentales. Así que prefiere permanecer quieto. Pero por supuesto él pagará el sueldo del asesino a su familia por el resto de su vida.

Como ocurre a menudo, el Occidente lógico se enfrenta con el Oriente Medio irracional. Por lo general, Occidente suele parpadear antes de tratar con estas personas aparentemente irracionales que inician jubilosamente una guerra por unos detectores de metales. Porque la gente irracional suele ser asustadiza, impredecible y mercurial, mientras que la gente normal sólo quiere vivir sus vidas sin ese drama.

La parte interesante de esta saga es cómo reacciona el mundo occidental. El requisito de seguridad de Israel ante una amenaza tangible y ya experimentada refleja lo que haría cualquier nación. La reacción de la AP resulta desagradable ante cualquier criterio normal. Si Occidente no fuera tan irreflexivamente "pro-palestino" no le encantarían esas locas demandas, pero los palestinos han convertido en una forma de arte este tipo de irracionales demandas que terminan sonando "razonables" durante años de constante repetición.

Esta vez incluso podría ser demasiado irracional para, por ejemplo, la Europa occidental, víctima de los ataques islamistas y que ha instaurado grandes medidas de seguridad. Los palestinos han estado perdiendo su apoyo entre bastidores, especialmente en los países árabes, pero también hay grietas en Occidente. Sus victorias en las Naciones Unidas son cada vez más estrechas, y los partidos europeos están retrocediendo cada más ante el sesgo anti-Israel de la UNHRC. Creen en la solución de dos estados, pero no se sienten tan seguros de que las líneas de 1967 sean sagradas. La intransigencia palestina se está viendo cada vez más como un obstáculo para la paz.

Este episodio puede herir a los palestinos a largo plazo mucho más que la victoria simbólica que piensan obtener. Y esto puede acelerarse si Occidente utiliza la dinámica de honor/vergüenza para solicitar de una vez a los palestinos que actúen como adultos responsables.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home