Sunday, July 09, 2017

Un importante estudio académico noruego concluye que son los extremistas musulmanes los principales autores de la violencia antisemita en Europa Occidental - Ben Cohen - Algemeiner


Un informe recientemente publicado por una importante universidad noruega sobre la violencia antisemita en Europa Occidental ha llegado a la conclusión de que en seis de los siete países encuestados son los "individuos con orígenes en países musulmanes quienes destacan entre los perpetradores de la violencia antisemita en Europa occidental".

"La violencia antisemita en Europa" - de Johannes Due Enstad, del Centro de Investigación sobre el Extremismo de la Universidad de Oslo - examina los incidentes de violencia antisemita en Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia, Noruega, Suecia y Dinamarca entre 2005-2015. Solamente en Rusia, donde se registró el nivel más bajo de violencia contra los judíos durante ese período de diez años, los cabezas rapadas de extrema derecha y los extremistas neonazis predominaron abrumadoramente entre los perpetradores de estos actos antisemitas.

"Las encuestas de actitud corroboran esta imagen en la medida en que las actitudes antisemitas están mucho más extendidas entre los musulmanes que entre la población general de Europa occidental", escribió Enstad.

El informe hace una lectura particularmente sombría de Francia, donde se registraron más de 4.000 incidentes antisemitas - clasificados como "violencia física contra individuos y ataques graves a edificios que potencialmente amenazaron la vida humana", y no incluye el vandalismo o el acoso verbal. Francia se encuentra actualmente en medio de un escándalo mediático y político en torno al brutal asesinato de una pensionista judía parisina, Sarah Halimi, por un intruso islamista en abril.

El informe enfatizaba que en Francia especialmente, los judíos en general se sentían mucho menos seguros y eran mucho menos propensos a identificarse visiblemente como judíos. "Francia obtiene una puntuación muy superior a la de los demás países en lo que respecta a la consideración de una emigración, a su preocupación por ser atacado físicamente y por la consideración del antisemitismo como un problema importante en el país", decía el informe.

Manfred Gerstenfeld - una de las principales autoridades mundiales sobre el antisemitismo y autor de "Europe’s Crumbling Myths: The Post-Holocaust Origins of Today’s Antisemitism", comentó al The Algemeiner que "Francia es el país de Europa Occidental donde hay más problemas del antisemitismo desde el año 2000".

"La mayoría de los asesinatos de judíos desde entonces - todos por musulmanes -, y por el hecho de ser judíos, se han producido en Francia", continuó Gerstenfeld. "Actualmente las autoridades francesas tratan de ignorar o minimizar el carácter antisemita del asesinato de Sarah Halimi, una vez más por un musulmán".

El informe también puso de manifiesto las preocupaciones existentes con el Reino Unido - que siguió a Francia con casi 3.900 incidentes antisemitas en el período 2005-2015 - y la situación de las pequeñas comunidades judías en los países escandinavos, sobre todo en Suecia. "Midiendo el número de incidentes reportados por cada población de 1.000 habitantes judíos en esos países - una medida que indica la exposición, o las posibilidades de los judíos de ser objetos de la violencia antisemita -, Suecia estaba a la cabeza con una puntuación cuatro veces superior que Francia, Alemania y el Reino Unido".

El papel de los extremistas musulmanes en esa violencia antisemita fue el hallazgo clave del informe, dijo Gerstenfeld.

"Los expertos en antisemitismo ya han declarado estos mismos hechos desde el comienzo del siglo XXI. Pero el establishment políticamente correcto en Europa Occidental ha estado considerando la mención de esta evidencia sobre las actitudes antisemitas de los musulmanes como un tema tabú".

Examinando los datos proporcionados por las agencias policiales y estatales de Francia, Reino Unido, Alemania y Suecia, el informe encontró que "los extremistas de derecha, que a menudo son asociados rápidamente con el antisemitismo por los medias y las élites políticamente correctas, de hecho constituyen una clara minoría entre los perpetradores de dichas violencias. Los encuestados en los cuatro países percibieron al perpetrador como alguien con una visión extremista musulmana".

El informe agregó: "También vale la pena señalar que en Francia, Suecia y el Reino Unido (pero no en Alemania), el perpetrador fue percibido como defendiendo causas de la izquierda con más frecuencia que de la derecha".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home