Saturday, August 12, 2017

Surrealista: antisemitismo árabe palestino en Yad Vashem y Migdal David - LPH Info



Hace ya muchos años que existe este fenómeno, pero la democracia israelí sigue siendo lo que es. En nombre de un acuerdo económico firmado en París en el anexo de los Acuerdos de Oslo, el Ministerio de Turismo de Israel está obligado a conceder una serie de puestos de guías turísticos a árabes palestinos, incluyendo visitas guiadas al museo Yad Vashem, con todas las consecuencias que se pueden imaginar.

Los miembros de grupos de turistas extranjeros que son guiados por algunos de estos árabes palestinos alertan periódicamente a la gestión de los museos que estos guías árabes se dedican a la propaganda negacionista o establecen comparaciones obscenas entre lo que los nazis hicieron a los judíos y la actitud del IDF hacia los árabes palestinos. Es fácil imaginar lo que retendrán esos turistas permeables a esa propaganda o con débiles conocimientos históricos. Así que muchos turistas regresan a casa con una ecuación muy simple: Israel somete hoy a los árabes palestinos tal como hicieron los nazis a los judíos durante el Holocausto.

Este fenómeno único en el mundo no se limita solamente a esos guías palestinos, ya que afecta igualmente con frecuencia a guías árabes israelíes y a ciertos guías judíos pertenecientes a organizaciones pro-palestinas. Por lo tanto, guías árabes que llevan a grupos a la ciudad vieja de Jerusalén explican por ejemplo que los judíos no tienen ninguna conexión histórica con estos lugares, ya que llegaron hace solamente un siglo procedentes de diferentes países, o que los israelíes prohíben a los musulmanes rezar en la mezquita de al Aqsa.

Peor aún, cuando un turista "demasiado curioso" hace preguntas sobre los restos arqueológicos, los guías les responden que los judíos han desarrollado una verdadera conspiración y han introducido objetos y vestigios simulados para hacer creer que son de épocas anteriores y que hubo una vez una vida judía en Jerusalén o en cualquier otra parte del país.

Por desgracia, el aspecto financiero también juega un papel, lo cual es extremadamente lamentable. Las agencias de turismo de Israel prefieren alquilar los "servicios" de los guías árabes porque son menos exigentes salarialmente que los guías judíos. Un guía judío se paga alrededor de 225$ por día, mientras que un guía árabe percibe la mitad o menos.

Consultado sobre el tema, la Secretaría de Turismo, sin embargo dirigido por un miembro del Likud, Yariv Levin, respondió: "Hablamos de un 0,5% del número total de guías en Israel. El Ministerio de Turismo realiza comprobaciones y si un guía se entrega a labores de propaganda o negacionistas informamos a la Administración Civil en Judea y Samaria para que se revoque su licencia. En la actualidad, el Ministerio está preparando una enmienda a la ley de servicios de turismo que tiene como objetivo hacer que estos controles sean más eficaces y rigurosos".

Otro daño procedente de los Acuerdos de Oslo que nos persigue desde hace más de veinte años.



Guías árabes falsifican la historia de Jerusalén en el museo de la Torre de David - B. Haver - Info'Sion

Guías árabes formalmente comprometidos con el servicio del museo Migdal David de Jerusalén, no dudan en distorsionar la historia judía de Jerusalén y se burlan abiertamente del pasado de sus diversas construcciones y edificios. En una entrevista difundida en los medios de comunicación palestinos, dos de ellos hablaron sobre su versión de los hechos tal y como ellos la presentan a los turistas árabes.

Pero deben saber que no se trata en modo alguno de guías de segunda, ya que uno de ellos no es otro que Abir Zayed, el director del departamento árabe del museo, y también responsable de los visitas guiadas en árabe…

Estas guías no dudan en explicar a sus visitantes árabes durante al menos una media hora que la historia presentada por el museo judío es simplemente "errónea": ellos utilizan la lengua árabe para presentar su propia visión de la historia y "así restaurar deformaciones inventadas por los judíos concernientes a todos los períodos relativos a los dos Templos de Jerusalén".

Por ejemplo, cuando uno de los visitantes le preguntó a Zayed si este museo pretende destacar los vínculos entre los judíos y la Ciudad Vieja de Jerusalén, explicó que hay en el museo una sala dedicada al período que "los judíos llaman del primer Templo", donde hay mapas que muestran la división del país entre las diversas tribus que allí se establecieron". Pero Zayed les comenta perniciosamente a los visitantes: "De hecho, no hay pruebas de la existencia de este período, por lo que podemos decir con seguridad que no ha existido..."

No se detuvo allí, ya que el jefe del departamento árabe añadió e insistió en que los descubrimientos demuestran de hecho que los reyes David y Salomón no fueron hallados jamás en Jerusalén, ya que según Zayed, "ningún edificio hace referencia a ellos en la ciudad (...), lo que demuestra que Salomón nunca construyó ese primer Templo...".

Volviendo a la cuestión que se le había planteado sobre la "conexión" de los judíos con este sitio, Zayed tuvo la audacia de afirmar que los judíos están tratando de probar con su historia que todos los descubrimientos en el museo dan testimonio "de su presencia pasada, como si los judíos hubieran estado presentes aquí desde hace 3.000 años, como dueños de los edificios y controlando toda Palestina, como si hubieran fundado la ciudad de Jerusalén y toda Palestina. De hecho, los judíos se han inventado todo esto para justificar la creación de su estado, pero la justicia histórica demuestra que los árabes estaban allí mucho antes que ellos".

Zayed también hacía constar que, según su propia visión del mundo, la presentación en el museo de la historia antigua y la más reciente era "falsa": "El museo difunde un documental sobre la historia de Jerusalén. Pero está lleno de mentiras y errores históricos, y como documento falsificado que es, atestigua por si mismo la forma en que propagan las mentiras...".

La grabación de la entrevista en su totalidad - que se transmitió recientemente en el canal de la televisión palestina - ha sido facilitada al director del museo Migdal David. Ahora bien, después de haberla visto, el director declaró "condenar firmemente lo que se dijo sobre la presentación histórica del museo", antes de señalar de manera evasiva que se estaba realizando una investigación sobre este tema "por si hubiera que tomar, si es el caso, una decisión posterior".

Pero mientras tanto, a los empleados regulares y designados de este museo - cuyo funcionamiento está financiado directamente por la Fundación Jerusalén - se les permitirá expandir diariamente sus mentiras históricas, deformando la historia judía y engañando al público árabe deliberadamente... y de la forma más rastrera.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home