Sunday, January 14, 2018

La principal amenaza del antisemitismo proviene del establishment de Alemania- Eldad Beck - Israel Hayom



Banderas israelíes son incendiadas en manifestaciones de población inmigranre al que se les ha lavado el cerebro. Escolares judíos alemanes que están siendo atacados en las escuelas. Cadenas de televisión nacionales alemanas que transmiten propaganda contra Israel durante la temporada navideña. El ministro de Asuntos Exteriores alemán acusando a Israel de ser un "estado de apartheid". Todas estas cosas no están sucediendo en un país hostil del Oriente Medio, no, pasan en Alemania, donde se dice pretender mantener unas relaciones cálidas con Israel.

En las últimas elecciones parlamentarias, un problemático partido derechista se convirtió en el tercero más grande en el Bundestag, pero este partido problemático fue el único en Alemania que apoyó el reconocimiento por parte del presidente Donald Trump de Jerusalén como capital de Israel. En la ONU, Alemania votó en contra de este reconocimiento, mientras que en su país, tres meses después de las elecciones, todavía no hay un nuevo gobierno. Una renovada "gran coalición" que una a los conservadores de la canciller Angela Merkel junto con los socialdemócratas, si se establece, puede resultar inestable.

Josef Schuster, un médico especializado en medicina interna, se enfrenta a este tenso período como presidente del Consejo Central de Judíos en Alemania. Aún habiendo nacido en Israel, es descendiente de una de las familias judías más antiguas de Alemania, una rareza entre los judíos desarraigados e inmigrantes que se reunieron en Alemania después de la Segunda Guerra Mundial.

Schuster, de 63 años, fue nombrado para el puesto poco antes del inicio de la crisis migratoria del país, con sus dramáticas implicaciones en Alemania. Él fue el primero en alertar al público de la amenaza del antisemitismo importado llevado a Alemania por los cientos de miles de inmigrantes musulmanes que inundaron el país. Fue cruelmente criticado por esta advertencia, pero el tiempo solo demostró que tenía razón. Ahora, sin embargo, identifica una amenaza diferente como el principal peligro que enfrentan los judíos alemanes.

P: ¿Te preocupa el estado actual de Alemania?

No, pero sería más feliz si se estableciera un gobierno estable en el futuro cercano. Demasiado tiempo sin un gobierno electo es una receta para el estancamiento.

P: La "gran coalición" anterior jugó un papel desestabilizador en Alemania. ¿No es peligroso intentar otra coalición como esa?

No estoy convencido de que su evaluación sea precisa. Hubo decisiones que ciertamente llevaron a desarrollos que fueron poco deseables en mi opinión, pero creo que otra coalición habría tomado las mismas decisiones.

P: ¿Qué desarrollos serían deseables?

Sobre la crisis de inmigración en 2015, la decisión de la canciller de abrir las fronteras - y aunque puedo entender sus motivos pues cualquier judío entendería muy bien lo que significa verse obligado a huir de tu hogar -, en esos momentos nadie previó que la gran cantidad de personas que llegarían provenientes de un entorno cultural completamente diferente causarían el tipo de problemas que finalmente surgieron, y qué difícil sería resolver estos problemas. Ya en el otoño de 2015, la canciller organizó una reunión invitando a representantes de todos los grupos afectados. Yo fui el único que usó ese foro para advertir contra el antisemitismo importado. Los otros consideraron positiva la afluencia de inmigrantes. No expresé una postura negativa, solo preocupación. Hoy la situación es diferente en Alemania. Estoy seguro de que no veremos otra afluencia masiva como la que experimentamos entonces, independientemente de la composición de la futura coalición".

Entre la extrema derecha y la derecha populista

La comunidad judía, encabezada por Schuster, no mantiene contacto con Alternative for Germany (AfD), actualmente el tercer partido más grande en el Bundestag. "De la forma en que lo veo, es un partido populista de derechas que todavía no se ha comprometido completamente en distanciar a sus miembros que tienen puntos de vista extremistas de derecha. Mientras el partido sea incapaz de trazar un límite muy claro en sus filas entre la derecha populista y la derecha radical, no puede ser un socio para dialogar con nosotros".

P: ¿Dónde dibujarías entonces esta línea, entre los populistas y la derecha radicalizada?

Cuando los miembros del partido, en altos cargos, condenan el 'culto a la culpa' de Alemania y alaban la 'actuación' de los soldados alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, o bien hablan de 'mulatos', entonces, tal como yo lo entiendo, la línea se ha cruzado.

P: ¿Se hicieron intentos en el diálogo?

No hicimos ningún intento directo. AfD tampoco inició nada. La ausencia de iniciativa en este caso no me molesta.

P: ¿Ha exhibido la comunidad judía ese mismo tipo de sensibilidad hacia el partido de izquierda radical Die Linke, cuyos miembros también eran conocidos por ser antisemitas?

En el pasado, sí. La primera reunión con el máximo escalón del partido fue hace unos dos años, a petición de la vicepresidenta del Bundestag, Petra Pau, que siempre expresó una posición muy clara hacia los judíos e Israel. Ella habló abiertamente sobre los puntos de vista expresados ​​por algunos de sus compañeros de partido sobre Israel, y dejamos muy claro que consideramos que la crítica general contra Israel - no las críticas contra la política del gobierno israelí - es antisemita. Creo que ese partido ha sufrido un cambio muy positivo en sus puntos de vista sobre Israel.

P: Alternativa para Alemania (AfD) es el único partido en Alemania que apoyó el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como la capital de Israel. ¿Cómo explicas eso?

El AfD siempre enfatiza su postura pro-israelí sobre la base de nuestro enemigo común: Israel tiene un problema con los árabes y los musulmanes y el AfD tiene un problema con ellos, entonces, para ellos, el enemigo de mi enemigo es mi amigo. Los miembros del partido afirman que son los únicos que pueden garantizar la vida judía en Alemania porque están en contra de los musulmanes, pero si alguna vez surge una situación donde los debemos necesitar para garantizar la vida judía en Alemania, la vida judía en Alemania estará en muy mala forma de hecho.

P: ¿Está de acuerdo con la posición oficial alemana que rechaza la decisión de los Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel?

Hubiera deseado una posición diferente. Después de todo, ¿qué dijo Trump? Declaró algo que ya era una realidad desde hace décadas. El gobierno israelí se encuentra en Jerusalén y todas las visitas oficiales, incluidas las realizadas por altos funcionarios alemanes, se llevan a cabo en Jerusalén. Todos pueden pensar lo que quieran de Trump, pero en mi opinión fue muy inteligente y diplomático.

P: ¿Por qué es tan difícil para Alemania reconocer a Jerusalén como la capital de Israel?

Siento que cada gobierno alemán se ha visto comprometido con la ONU y esperaba que de esta manera sería más fácil lograr un acuerdo de paz.

P: ¿Dónde crees que es más peligroso el antisemitismo: entre la derecha radical o entre la izquierda radical aliada de los islamistas?

Veo como el antisemitismo más peligroso el de la sociedad alemana dominante. Obviamente, hay influencias cada vez mayores de las corrientes de extrema derecha que están cruzando las líneas políticas hacia la izquierda. Ahora es aceptable nuevamente en Alemania decir cosas que no hubiéramos imaginado hace unos años, particularmente sobre cualquier cosa que tuviera que ver con el antisemitismo disfrazado de crítica contra Israel. "Miren lo que están haciendo los judíos en Israel" o cosas así. Criticar ciertas acciones del gobierno israelí es legítimo. En Alemania, tampoco todos están contentos con todo lo que hace Merkel o su gobierno. Pero cuando Israel es culpado por todo lo que sucede, cuando lo es la totalidad de la población israelí, eso es antisemitismo.

Este fenómeno ha ido en aumento, al igual que las campañas en línea. En las redes, las personas se permiten expresar su antisemitismo de una manera más obvia y hostil. Viniendo de la izquierda y la derecha, las encuestas han demostrado durante años que una quinta parte de la población alemana tiene puntos de vista antisemitas, pero en Internet es más conspicuo. El antisemitismo árabe musulmán puede ser más perceptible en la superficie, como las protestas después del anuncio de Trump en Jerusalén, pero ciertamente no es el único que me preocupa en estos momentos.

P: ¿Hay algún problema en Alemania a la hora de reconocer el aspecto antisemita de las críticas anti israelí?

De hecho, creo que es positivo que después de las últimas protestas en Berlín, donde se quemaron banderas israelíes, ahora haya iniciativas políticas a nivel nacional, así como en Berlín, para prohibir la quema de banderas. Hay mucha más conciencia.

Preocupación, no miedo

Hace dos años, Israel y Alemania marcaron 50 años de relaciones diplomáticas. Desde entonces, la atmósfera festiva ha dado paso a una creciente tensión entre los dos países. "El principal problema es que algunas de las decisiones tomadas por el gobierno israelí son malentendidas aquí. La canciller Merkel me ha dicho que a veces tiene problemas para entender las decisiones del primer ministro Benjamin Netanyahu. También me resulta difícil a veces justificar ciertas decisiones, especialmente cuando son políticas de asentamientos".

Puedo imaginar una solución basada en la idea de dos estados para dos pueblos, pero sé que en Israel hay mucha desconfianza hacia esta idea. Lo sé de mi propia familia. Tengo un primo en Israel que hace que Netanyahu parezca un pro-palestino. Quizás Israel está haciendo un mal trabajo "comercializando" sus políticas de asentamiento, y por eso se percibe como un obstáculo para el proceso de paz, interrumpiendo las relaciones entre los gobiernos.

P: En la parte israelí de la ecuación, hay quejas de que Alemania está interviniendo en los asuntos internos de Israel apoyando financieramente a organizaciones con agendas problemáticas y al mismo tiempo descuidando la presión sobre los palestinos.

El lado alemán sería más prudente si seleccionara con quién hablar en Israel. Dos semanas después de la "memorable visita" del ministro de Asuntos Exteriores Sigmar Gabriel [en la que se canceló una reunión con el primer ministro de Israel por la insistencia de Gabriel en reunirse con grupos que difaman al IDF], llegó el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, y se reunió con organizaciones y organismos que critican al gobierno [israelí]. La diferencia era que todos se centraban en un objetivo claro y práctico: trabajar por la paz, no contra el gobierno. Apoyar a las organizaciones con un enfoque constructivo sería mejor que apoyar a los grupos que son destructivos.

P: ¿Cuáles son sus expectativas de Alemania con respecto al movimiento BDS?

Ha habido un desarrollo positivo en Munich, que fue la primera ciudad en adoptar una iniciativa que prohíbe los actos de este movimiento en los edificios del municipio. Más tarde, la misma actitud fue adoptada también en Frankfurt y Berlín. La gente está empezando a conocer el carácter de este movimiento, también en el gobierno federal, y comprender que esta no es una organización de paz inofensiva. Es una organización que no solo es antiisraelí, sino también antisemita. Daré la bienvenida a la decisión del Bundestag. Podrá tomar un poco más de tiempo, pero creo que estamos en camino.

P: Los conservadores en el Bundestag quieren expulsar inmigrantes y refugiados antisemitas. ¿Es esta una posibilidad?

El proyecto de ley transmite un mensaje muy claro sobre lo que Alemania está dispuesta y no está dispuesta a aceptar. Sin embargo, implicaría la revocación de permisos, no la deportación inmediata.son

P: ¿Le preocupa el futuro de la comunidad judía en Alemania?

Por el momento no. Hay desarrollos que nos obligan a permanecer atentos, inspirando preocupación, pero sin miedo. Siento que los políticos y el público en Alemania son conscientes, y estoy convencido de que es posible suprimir las voces antisemíticas, que han crecido bastante en el pasado reciente.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home