Sunday, January 28, 2018

No todos los inmigrantes ilegales son Anne Frank y otros comentarios - Shmuel Rosner



He aquí algunas de mis opiniones sobre las últimas noticias

- El debate sobre la deportación en Israel

En las noticias:

El plan de Israel de deportar a inmigrantes ilegales africanos a un tercer país ha encendido un feroz debate entre los israelíes, que incluyó protestas, peticiones y el uso de un lenguaje bastante duro.

Mi postura:

Hay una explicación de cómo esta batalla se convirtió en un problema de derecha e izquierda. Es una explicación simple: falta de información a la hora de opinar. Sin información, un argumento importante se convierte en una batalla rutinaria a favor y en contra del gobierno.

Por un lado, hay quienes afirman que la deportación es una sentencia de muerte. Si éste es el caso, está claramente prohibido deportar a esos inmigrantes. Por otro lado, hay quienes afirman que la expulsión está regulada y que no hay peligro para las vidas de los deportados. Si este es el caso, está claro que es posible, e incluso necesario, expulsar.

¿Qué haría una persona decente? ¿Qué pasa si este israelí está dispuesto a pagar un precio para no enviar a esas personas a enfrentarse a un duro destino? ¿Qué puede hacer si, por otro lado, sabe que una política de inmigración ordenada puede ser cruel, y que Israel no puede absorber a todo aquel que quiera vivir aquí, y que Israel no debería dar a entender que los que ingresen al país no serán deportados. ¿Qué debería hacer él en medio de esa asombrosa costumbre de sus conciudadanos de no temblar a la hora de comparar a su propio país, como una cuestión de rutina, con la Alemania nazi? Cada trabajador inmigrante ilegal: una Ana Frank; cada paso administrativo, un holocausto; cada burócrata, un opresor.

- Otra comparación con Ana Frank

En las noticias:

Un escritor, artista e ícono israelí, Yonatan Geffen, comparó a una activista y atacante palestina con Ana Frank y Hannah Senesh. El ministro de Defensa Lieberman exigió que la radio del ejército dejara de emitir las canciones de Geffen. El Fiscal General aclaró que Lieberman no tiene autoridad para hacer tal demanda (este fin de semana el propio Geffen se disculpó por sus comentarios).

Mi postura:

El artista Yonatan Geffen suele estar en su mejor momento cuando se aleja de la política. Cuando insiste en compartir sus arrebatos políticos juveniles, es mejor ignorarlo, y es que no todos los artistas son también grandes pensadores políticos. El ministro Avigdor Lieberman suele acertar cuando se mantiene alejado de la política. Pero como político, no siempre puede evitar su oficio y, por lo tanto, ocasionalmente hace lo que hacen los políticos: entrar cínicamente en una desagradable pelea que no puede ganar, solo como excusa.

Los provocadores juveniles deberían ser condenados por el público. Tanto si son artistas como ministros.

- El significado de pro-Israel

En las noticias:

El vicepresidente Pence en Israel, y las encuestas revelan la creciente división política en el apoyo a Israel entre los estadounidenses (demócratas y republicanos).

Mi posición:

En los años de Bush y Obama, se convirtió en un hábito de los expertos más arrogantes debatir el significado de "pro-Israel". Pero esto era realmente un truco, una forma para que algunos presionen a Israel mientras aún dicen llevar el manto pro-israelí (ya sabes el ejercicio: solo os estamos presionando para salvar a Israel de sí mismo).

Creo que es hora de declarar muerto este debate. Los días del "actuo en contra de Israel y por eso estoy con Israel" (o como ahora dice Obama, "básicamente soy un judío liberal")  han terminado. ¿Quieren una definición clara, sin complicaciones, sin sofismas de una posición pro-israelí? Lean el discurso de vicepresidente Pence en el Knesset.

- Las rabiosas batallas por el Sabbat

En las noticias:

El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman,  asistió a una protesta semanal en Ashdod contra el proyecto de ley de Sabbat promovido por los diputados ultraortodoxos, pero su visita también fue criticada por el alcalde de Ashdod, que defendió las protestas pero denunció los intentos de los políticos de utilizarlas como parte de un juego.

Mi postura:

La repentina erupción de la batalla cultural, en la ciudad de Ashdod y más allá, no es ningún misterio. Un simple examen del calendario político revela la fuente, la motivación y el tiempo de expiración esperado: octubre de 2018, las próximas elecciones municipales.

Los partidos y los candidatos se están posicionando para esta batalla. El alcalde que debe obtener el sólido voto haredi, el oponente que espera un voto secular ruso, todos ellos enfrentan al judío contra el judío, sector contra sector. Debes votar por mí, o todo el infierno se desata, y el Sabbat se cancela. Debes votar por mí, o les quitarán todos sus derechos, y la coacción religiosa convertirá su vida en una pesadilla.

No y no. Vote por él, o por ella, y la batalla con toda probabilidad habrá terminado. Hasta la próxima elección municipal.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home