Sunday, February 04, 2018

Netanyahu dice que George Soros está detrás de la campaña contra el plan israelí para deportar a los solicitantes de asilo: "Obama deportó a dos millones de infiltrados y entonces no dijeron nada".



El primer ministro Benjamin Netanyahu dijo a los ministros del Likud el domingo que el multimillonario judío George Soros está detrás de una campaña de protesta contra el plan de Israel de deportar a miles de solicitantes de asilo africanos.

En la reunión, Netanyahu comentó que "George Soros también está financiando las protestas. Obama deportó a dos millones de infiltrados y no dijeron nada".

Netanyahu estaba respondiendo a un comentario del ministro del Likud, Ofir Akunis, quien dijo que las recientes protestas procedían de la extrema izquierda y estaban financiadas por países europeos.

El año pasado, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, lanzó una campaña contra Soros , acusándolo de utilizar "su riqueza, poder, influencia y una red de organizaciones no gubernamentales" para establecer a millones de inmigrantes en Hungría y la Unión Europea.

[N.P.: Lo que no dice el Haaretz es que Soros es un crítico estridente de Israel y ha apoyado a varias ONG con agendas radicales de izquierda, como Breaking the Silence, B'Tselem, Yesh Din y al-Haq]

La Autoridad de Inmigración y Población comenzó este domingo a emitir avisos de deportación a los solicitantes de asilo de Eritrea y Sudán. Los hombres sin hijos que presenten sus visas de residencia para la renovación recibirán su última visa junto con una carta que indique que se espera que abandonen el país en los siguientes sesenta días. De lo contrario, pueden esperar ser encarcelados indefinidamente.

El personal de la autoridad sugerirá que se vayan a Ruanda o a sus países de origen. Se les otorgará una subvención de 3,500$  en el aeropuerto antes de abordar el avión.

En las últimas semanas, profesionales, académicos y figuras religiosas israelíes comenzaron a organizar protestas  en las que instaban al gobierno israelí a negar su plan de expulsar a decenas de miles de solicitantes de asilo. Algunos también anunciaron que trabajarían activamente para frustrar las deportaciones forzadas.

Según las cifras de Inmigración y Autoridad de Población, hay unos 39.000 eritreos y sudaneses en Israel, incluyendo 5,000 niños. Por ahora, no se emitirán avisos de deportación a mujeres, niños, padres de niños, a nadie reconocido como víctima de la esclavitud o la trata de personas, y a aquellos que solicitaron asilo a fines de 2017 sin respuesta.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home