Saturday, February 24, 2018

ONG's de derechos humanos se niegan a ayudar a 52 víctimas árabes de la tortura de la Autoridad Palestina - Jewish Press



Un grupo de 52 árabes, residentes de la Autoridad Palestina, que necesitaban unas costosas evaluaciones médicas para solicitar compensaciones tras un fallo judicial que dictaminó que la Autoridad Palestina era culpable de torturarles, recurrieron a quince organizaciones de derechos humanos para recibir apoyo, pero fueron rechazadas por 13 de ellas, informó el Israel Hayom el viernes.

De las 15 ONG, solo Médicos por los Derechos Humanos y el Comité para la Prevención de la Tortura ofrecieron asistencia a los solicitantes. El resto se negó a ayudar o ignoró las súplicas. La organización Yesh Din expresó sus "sentimientos de enojo y dolor", pero explicó que no pueden ayudarles porque solo "representan víctimas de violaciones cuando son perjudicadas por las autoridades israelíes o ciudadanos israelíes".

Otra ONG, Adalah, declaró que "solo ayudan a los palestinos que están demandando al Estado de Israel".

Amnistía Internacional dijo que su organización "no tiene las herramientas profesionales para atender las necesidades de estos refugiados".

Bueno es saberlo.

En agosto pasado, el juez Moshe Drori del Tribunal de Distrito de Jerusalén dictaminó que la Autoridad Palestina es responsable del asesinato, secuestro, encarcelamiento, tortura y violación de 52 árabes que son ciudadanos de Israel o de la Autoridad Palestina. El veredicto sobre estos casos, que se remonta a los años 1995-2002, describió una tortura que incluía descargas eléctricas, castración, un prolongado colgamiento de las piernas con la cabeza del prisionero hacia abajo, verter plástico hirviendo sobre el cuerpo de los prisioneros, extracción de dientes y uñas, privación del sueño y de alimentos, así como el asesinato y la violación de miembros de la familia.

El juez Drori dictaminó que la Autoridad Palestina debía asumir la responsabilidad extracontractual por los demandantes. El fallo fue una gran victoria para los demandantes, pero pronto quedó claro que para lograr sus reparaciones de parte de la Autoridad Palestina tenían que obtener las opiniones de expertos médicos en una variedad de áreas, lo cual era una tarea muy costosa.

Para ayudar a los demandantes, los abogados Barak Kedem y Aryeh Arbus recurrieron a 15 organizaciones de los derechos humanos, esas que regularmente están a la vanguardia de la lucha contra la "ocupación" israelí, de la difícil situación de los árabes israelíes y de la demolición de viviendas pertenecientes a familias terroristas, unas ONG's que se benefician con fondos muy elevados de gobiernos y organizaciones benéficas extranjeras y del New Israel Fund, pero que en este caso emitieron muy pocas respuestas, sin efectuar ni siquiera auténticos ofrecimientos de ayuda a las víctimas.

El New Israel Fund, B'Tselem, los Rabinos por los Derechos Humanos y la Asociación por los Derechos Civiles en Israel se encontraban entre los grupos que ignoraron las súplicas de los demandantes.

Curiosamente, Honenu, una sociedad de ayuda legal asociada con las causas de la derecha si se acercó a los demandantes. "Para nosotros está claro que esto forma parte del trabajo que debemos realizar en Honenu", dijo su Director General Shmuel (Zengi) Meidad. "El abandono de personas que podrían ayudar al pueblo de Israel es un acto imperdonable de depravación".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home