Saturday, March 31, 2018

La desesperación es cosa del diablo - Israel Harel - Haaretz



El principal titular del Yedioth Ahronoth fue: "El país está en grave estado". Este diagnóstico aterrador resume la opinión de seis ex jefes del Mossad: Zvi Zamir, Nahum Admoni, Efraim Halevy, Shabtai Shavit, Dani Yatom y Tamir Pardo.

Según Zamir, "el país está enfermo"; Pardo cree que "nos estamos perdiendo"; Shavit dice que "como gente de inteligencia, nuestra capacidad más importante es predecir el futuro". Y el futuro, de acuerdo con las capacidades proféticas de estos seis observadores de la Casa de Israel, es sombrío y deprimente. Yatom, por ejemplo, imagina "el fin del Estado judío".

La enfermedad de la corrupción, mi querido y honorable Zamir, es sin duda una grave enfermedad, pero es curable. Ahora está siendo tratado por médicos bastante buenos: la policía, la fiscalía, los medios de comunicación y la opinión pública. Gracias a los cimientos saludables de la sociedad, como ustedes por ejemplo, siempre adquirimos coraje y logramos eliminar de nuestro medio (la mayoría de) lo que está contaminado y es repugnante.

Me atrevo a decir que incluso los pecados desatados por la absorción de los inmigrantes de las tierras orientales fueron, en gran medida, exagerados. El Dr. Zvi Zameret, quien pasó la mayor parte de su vida adulta en las ciudades periféricas, demostró hace una década que los primeros inmigrantes supuestamente "abandonados" en camiones en el desierto, en Yeruham, en 1951, eran de Rumania y Hungría. Los primeros inmigrantes de Marruecos llegaron allí solamente en 1955.

Por supuesto, comparto vuestro dolor y preocupación por la corrupción, especialmente en el gobierno, y comparto la angustia de Admoni - y la de la mayoría de la gente en Israel - por la brecha en la nación. Pero su afirmación de que esta brecha "es mayor que en cualquier otro momento" no resiste la prueba de la historia. Recomiendo a Admoni y a otros que miren los periódicos (y libros) de los tiempos de Altalena, Wadi Salib y Yosseleh Shumacher, o bien los oscuros días de la mutua incitación en el período de los acuerdos de Oslo. La mayoría de estos acontecimientos, y muchos otros, fueron duros y difíciles, bastante incomparables con lo que está sucediendo en estos días, y la mayoría de ellos sucedieron cuando el gobierno era el del otro campo político, de la izquierda. Entonces, por alguna razón, la condición moral y social no se describió como "grave". En retrospectiva, no es justificable. El hecho es que hemos vencido. Juntos.

Sí, a pesar de todos los problemas, nunca antes en la historia el Estado judío había florecido como lo hace hoy, ni ha estado tan seguro como lo está ahora. Es dentro de mi gente, de todas sus partes remotas, donde habito. Además, durante la semana en que describió la situación de Israel como "grave", el Banco de Israel publicó su informe anual. "La economía de Israel está en su apogeo", afirmaba.

Al igual que muchos en Israel, ustedes también están conteniendo la respiración frente a lo que está por suceder (que será culpa del gobierno, por supuesto) el viernes en la frontera de Gaza. Recuerden por favor, las diversas peticiones y otros actos de persuasión en los que declararon (incluidos algunos de ustedes que entonces todavía estaban "uniformados") que la desconexión "pondría fin a los bombardeos desde la Franja de Gaza, y el área se convertiría en un Singapur".

Sí, recuerden la unión de sus fuerzas a las de un primer ministro corrupto para desarraigar a los judíos de sus comunidades es una prueba incontrovertible de falta de visión. El infierno en el que los ciudadanos árabes de la Franja de Gaza y los habitantes judíos de las comunidades próximas a la frontera con Gaza han vivido durante los últimos 13 años es, en gran parte, el resultado de su capacidad, en ese momento y ahora también, de "predecir el futuro".

Pero no solo las prisas, sino también la desesperación, caballeros, eso que da tanto crédito a su nombre (¡de veras!), es cosa del demonio. Una feliz y alentadora fiesta para ustedes y para toda la Casa de Israel.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home