Tuesday, May 15, 2018

Hamas planifica los disturbios palestinos en Jerusalén y Cisjordania de este martes, mientras evalúa el lanzamiento de cohetes desde Gaza - Debka



Hamas está satisfecho de haber orquestado el día más mortífero de violencia palestina en Gaza desde el 2014, aunque costó cerca de 60 vidas palestinas y 1.000 heridos. El objetivo declarado del grupo terrorista era eclipsar la inauguración de la primera embajada de los Estados Unidos en Jerusalén ese día, pero igualmente arrebatar la antorcha palestina de manos del presidente de la Autoridad Palestina Mahmoud Abbas y de su partido Fatah en Ramallah, y volver a colocar a los palestinos en la apremiante agenda internacional . Mientras tanto, unos 40.000 palestinos resistieron durante 12 horas el lunes contra las IDF, y al menos 35 incendios provocados por cometas en llamas incineraron cultivos agrícolas de Israel. Sin embargo, la perspectiva de Hamas no reconoce sus fiascos. De hecho, a pesar del flujo de efectivo de Irán y la organización detallada de las protestas, no lograron alcanzar su objetivo de 100.000 manifestantes.

Tampoco se produjeron protestas sustanciales en otras áreas palestinas, especialmente en Jerusalén, Judea y Samaria. Por lo tanto, los estrategas de Hamas están en un dilema sobre cómo proceder después de su "Marcha del Retorno" de ocho semanas. El martes, los palestinos conmemoran la Nakba (el Desastre). Aunque Abbas declaró tres días de luto nacional por las vidas palestinas perdidas en la Franja de Gaza, Hamas no puede estar seguro de que continúen las protestas sobre los sangrientos disturbios de Gaza en Jerusalén, Judea y Samaria. Si lo hicieran, Hamas podría reducir las llamas en Gaza. Mientras tanto, el lunes por la noche, los campos para los manifestantes fueron desmantelados y Hamas se preparó para la opción de pasar de los intentos a asaltar la frontera a posiblemente disparar cohetes.

Durante el día, Hassan Nasrallah de Hezbollah le prometió a los líderes de Hamas una gran manifestación el martes en el sur de Líbano, junto con la posibilidad de romper la frontera libanesa-israelí en Metulah, la ciudad más septentrional de Israel. En este sentido, las fuentes militares señalaron a Debka que el lanzamiento de cohetes no necesariamente tiene que provenir de Hamas en la Franja de Gaza, tal como lo hizo durante ocho años. Un aliado de Hamas podría emprender tales ataques, como las células de la Hermandad Musulmana o los terroristas del Estado Islámico en el Sinaí a cambio de una paga. Elementos iraníes con base en Siria también podrían intervenir, una opción insinuada por Nasrallah en el discurso que pronunció el lunes, cuando dijo que Israel recibiría lo que le corresponde por sus ataques aéreos en Siria, no solo en el Golán, sino en el interior del país.

Los cohetes capaces de atacar el centro de Israel están en poder de Irán, Hezbollah, Siria y Hamas. En las próximas horas, se puede tomar una decisión sobre cuál de esos enemigos en las fronteras de Israel es el elegido para lanzarlos. Mientras tanto, Hamas no cejará en sus intentos de aplastar la frontera de Gaza e Israel por una gran invasión de palestinos empeñados en el terror.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home