Tuesday, May 01, 2018

¿Un futuro judío? Solo en Israel - Noah Klieger - Ynet



Leí con mucho cuidado las predicciones sobre el futuro del pueblo judío en todo el mundo dentro de varias generaciones, y con todo el respeto por los expertos en demografía, no estoy de acuerdo con sus pronósticos. En mi opinión, son simplemente demasiado optimistas e incompatibles con la realidad de los últimos años.

Después de visitar muchos países de todo el mundo a lo largo de los años y siendo racionalista, estoy convencido de que habrá una disminución dramática en la población judía en la mayoría de los países del mundo en seis o siete generaciones a partir de ahora, y en algunos países probablemente desaparecerá. en total.

Por ejemplo, si hoy unos 7.000 judíos viven en Dinamarca, que tiene menos de seis millones de habitantes, ¿cómo podrán sobrevivir? Claramente, la mayoría de ellos no encontrarán un compañero dentro de la comunidad, y todos saben que los matrimonios mixtos generalmente conducen - después de varias generaciones - a la pérdida de la identidad judía. Y eso tiene mucho sentido.

¿Qué pasa con los países con una población judía relativamente grande? En los Estados Unidos, por ejemplo, el número de judíos en una población general de unos 327 millones de habitantes es de aproximadamente 5,5 millones. Claramente, la comunidad judía allí durará más tiempo que las comunidades judías en Dinamarca, Bélgica o España.

Sin embargo, parece bastante obvio que la comunidad judía estadounidense también desaparecerá, descontando a los ultraortodoxos. Pero estos últimos actualmente representan un porcentaje muy pequeño de los judíos de los EEUU [N.P.: cerca del 10%, pero su crecimiento es exponencial por su demografía, por lo que en una generación podrían duplicar o más ese porcentaje]. Y la tasa de matrimonios mixtos allí sigue creciendo y ya ha alcanzado el 60%, según los datos.

Aunque algunos de los que viven en familias mixtas afirman llevar una vida judía y mantener una identidad judía, tal como los judíos reformistas han estado tratando de convencernos, la tendencia es que se asimilarán por completo dentro de varias generaciones. El hecho innegable es que el pueblo judío en la diáspora está perdiendo decenas de miles de miembros cada año.

Si la esposa no judía en una familia mixta está en contra de realizar la circuncisión en el bebé de la pareja, ¿qué hará su marido judío? ¿Divorciarse de ella? Por supuesto que no. Después de todo, se casaron por amor y desean formar una familia juntos. Además, el bebé no se considera judío según la Halája.

Por lo tanto, el marido se convencerá de que puede ser judío incluso sin circuncidar a sus hijos, que un árbol de Navidad en casa no es un acto religioso sino una costumbre tradicional, que estudiar en instituciones educativas judías no resulta necesario para mantener una identidad judía, etcétera.

La situación es similar en el caso opuesto, cuando la esposa es judía y el marido no lo es, incluso si el niño definitivamente se considera judío. ¿Por cuanto tiempo? Hasta que se case con una mujer no judía.

La mayoría de los miembros del pueblo judío, diseminados por todo el mundo, lograron sobrevivir y evitar la asimilación durante 2.000 años [N.P.: el autor parece ignorar que la demografía judía solamente creció en los últimos siglos, y que aún así sufrió unas grandes hemorragias de población consecuencias de la oposición y las duras condiciones a la que se enfrentó, cuyo fruto fueron numerosas conversiones].

A pesar de los decretos, la violencia y la aniquilación, los judíos que permanecieron insistieron en apegarse a su fe y tuvieron éxito. Y ahora, cuando los judíos disfrutan de libertad de religión y de fe - al menos en los países occidentales - y no se enfrentan a una amenaza existencial [N.P.: de momento, visto el ambiente actual en Europa], muchos de ellos se están alejando de su judaísmo.

El único país en el mundo donde el número de judíos crece cada año es Israel, por supuesto. Hoy hay casi 6.5 millones de judíos que viven en el país [N.P.: hay casi 400.000 israelíes de origen judío no reconocidos como tales por un estricto Rabinato], la tasa de natalidad está aumentando y el número de inmigrantes es mayor que el número de personas que dejan el país por diferentes razones. Setenta años después del establecimiento del estado judío, está claro para todos que a la luz de las crecientes tasas de asimilación, el futuro del pueblo judío solo se puede encontrar en Israel.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home