Saturday, May 11, 2013

Cómo está cambiando la demografía judía: El crecimiento de los anglo-hebreos y la desaparición de la división entre sefardíes y ashkenazíes - Jonathan Lowenstein



Cerca del 45% de los judíos del mundo  viven en Israel. Otro 40% vive en los EEUU. Por supuesto, quién es un judío y cómo se contabiliza sigue siendo un poco confuso, por ejemplo, las personas con antepasados ​​judíos y de madres no judías (y hay un buen número de ellas) que tienen una clara conexión con el judaísmo, aunque oficialmente no son judíos. Yo sé que en Inglaterra las cifras oficiales representan el número de judíos registradas en una sinagoga, pero nadie en mi familia es remotamente ortodoxo o están registrados en una sinagoga, y sin embargo, aquí estoy viviendo en Israel.

Una cosa está clara: Desde la Segunda Guerra Mundial, ha habido un cambio enorme en la demografía judía, y parte de ese cambio tiene que ver con un movimiento hacia los países de habla inglesa. Millones de personas han dejado los países árabes y musulmanes y los países del Europa del Este, y se han trasladado a Israel y a los EEUU, Canadá o Australia. Sobre todo, por supuesto, a Israel y a los EEUU. De las diez comunidades judías más importantes en el mundo, cuatro son de habla inglesa y la otra es Israel.

De las otras comunidades importantes, Argentina, Rusia y Francia han experimentado una importante experiencia migratoria (principalmente dirigida a los EEUU o Israel) y sólo Brasil y Alemania han crecido, pero solamente en pequeñas proporciones.

Suponiendo que las tendencias actuales se mantengan, a finales del siglo XXI casi todos los judíos del mundo hablarán inglés o hebreo, y muchos, quizás la mayoría, hablará ambos, como judíos que emigran entre Israel y los países de habla inglesa. Con cierta frecuencia los judíos emigran primero a Israel y desde allí, ellos o sus hijos se trasladan a los EEUU o viceversa.

El otro cambio significativo es la rápida irrelevancia de la brecha entre ashkenazíes y sefardíes. Solía suceder que si un judío provenía de Europa él era ashkenazí y si venía de Oriente Medio era un sefardí (mizrahim). Hoy en día la mayoría de los judíos franceses (la mitad de los judíos que hoy en día viven en Europa) son "sefardíes" y proceden de Argelia y Túnez, mientras que cualquier otro judío procedente del Oriente Medio generalmente es israelí. Sólo los judíos haredim aún mantienen tal distinción y sospecho que incluso entre ellos esas distinciones pueden estar empezando a erosionarse en Israel.

Según Meir Shitrit en la web del Ministerio de Educación, más del 35% de los matrimonios israelíes se producen entre cónyuges sefardíes y ashkenazíes, mientras que un estudio de la Universidad Hebrea encontró que se incrementa el porcentaje de niños de padres mixtos (ashkenazí y sefardí) medio punto porcentual cada año, siendo así que los que hoy tienen 15 años de edad provienen de matrimonios mixtos que representaban al 25% del total.

Por cierto, esto significa que con el tiempo todos los israelíes descenderán tanto de supervivientes del Holocausto como de aquellos judíos que fueron desalojados y debieron escapar del mundo árabe y musulmán.

También hay otros grupos importantes como los "bujariotas" (judíos uzbekos y kazajos), los caucásicos (por ejemplo, procedentes de Armenia, Azerbaiyán, Georgia, etc) y los judíos búlgaros, turcos, indios y etíopes que no son ni ashkenazíes o sefardíes. Huelga decir que muchos viven en los EEUU [N.P.: ¿los judíos turcos y búlgaros no son sefardíes?].

Entre los judíos haredim el cambio es mucho más lento, los matrimonios son arreglados y tienden a permanecer dentro de las diferentes "cortes" hasídicas, pero hay una lenta escalada en la filtración entre los diversos grupos en Israel.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home