Sunday, January 26, 2014

Inmigrantes judíos franceses: La derecha los quiere como suyos, la izquierda los ignora - Dror Even-Sapir - i24news


Manifestación de judíos franceses en París

Un lobby destinado a promover la integración de los inmigrantes judíos franceses está emergiendo de forma discreta en la Knesset, el parlamento israelí. La iniciativa ya ha sido convocada. Con un incremento del 60% el año pasado, y una previsión de un crecimiento exponencial, se espera que la inmigración de judíos franceses a Israel llegue a ser significativa ya que sus cifras superan a las de la inmigración de los judíos americanos, una comunidad diez veces mayor que la francesa. Pero la Agencia Judía, el Ministerio de Absorción y otras instituciones no parecen comprender la magnitud del fenómeno. Su soporte a nivel parlamentario era necesario, y hay que agradecérselo al miembro de la Knesset que está detrás de la iniciativa, Yoni Chetboun del Habayit Hayehudi (Hogar Judío).

Sin embargo, el lanzamiento de este lobby se ha visto afectado por las palabras del viceministro de Defensa, Danny Danon, una de las estrellas del ala derecha del Likud. Convencido de que el contenido de la reunión para formalizar la creación del lobby no aparecería en los protocolos de la Knesset, Danon tuvo a bien decir que la mayoría de los judíos franceses "pertenece al campo nacionalista, a la derecha" y por lo tanto él quería promover su inmigración a Israel.

Uno no debería extrañarse si tales declaraciones equivocadas han despertado más de un escándalo y han sido condenadas por otros políticos. Por desgracia, parece necesario recordar el hecho de que el éxito de la inmigración de judíos que deseen establecerse en Israel, vengan de donde vengan y sean cuales sean sus opiniones políticas o religiosas, debe ser una causa nacional, más allá de otras divisiones. Uno esperaría que un parlamentario electo que se autodefine como "nacionalista'' entendería y aceptaría esto.

Igualmente se puede culpar a la izquierda israelí. Los ocho miembros presentes en la reunión inaugural del lobby eran representantes del Likud, Habayit Hayehudi, el partido ultraortodoxo Shas y el partido centrista Yesh Atid. Ni uno solo del Meretz o del partido Laborista estaba presente.

La izquierda israelí parece decididamente incapaz de aprender las lecciones de los errores pasados. Todo indica que no está tomando en serio el reto, y también las oportunidades, de la llegada de un número cada vez mayor de judíos franceses. Y tampoco parece estar dispuesta a arrojar el desprecio y la condescendencia con la que, en las últimas décadas, se ha acercado a las oleadas de inmigración procedentes del mundo árabe-musulmán, de Etiopía y de la ex Unión Soviética.

Por lo tanto, no debería estar sorprendida de permanecer fuera del poder durante tantos años si persiste en su elitismo y en su incapacidad de reconocer a esa sociedad israelí que no pertenece a su franja más antigua y más occidentalizada.

Ante los intentos de captar capital político, por la derecha, y la indiferencia rayana en el desprecio de la izquierda, esperemos que en el futuro a la inmigración procedente de Francia se le conceda un mejor tratamiento por parte de los escalones políticos de Israel.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home