Saturday, February 15, 2014

A leer imperativamente: El territorio "ocupado" de Galilea - Shraga Blum - i24news



La cuestión más importante que es necesario plantearse cuando se habla de un posible acuerdo de paz con los árabes palestinos es la del "día después".

Conviene considerar seriamente el escenario más que plausible de un doloroso despertar de la población israelí al darse cuenta demasiado tarde que los árabes palestinos, a pesar de los acuerdos que han firmado, jamás han tenido la intención de detenerse cuando las cosas van por buen camino para ellos.

El fin definitivo del conflicto y de las reivindicaciones palestinas, lo que constituye una de las condiciones sine qua non exigidas por Israel antes de firmar cualquier acuerdo, bien puede no valer más que el papel en el que se habría firmado.

Prueba de ello es la intensa propaganda que se lleva a cabo a diario en los medios de comunicación y en el sistema escolar bajo la Autoridad Palestina, y que insiste una y otra vez que ciudades como Haifa, Safed, Tiberíades, Acre, Ascalón y Lod son palestinas, y que tarde o temprano serán "liberadas". Otra exigencia legítima propugnada por Netanyahu, e igualmente importante pero de la que se habla mucho menos, es la renuncia a cualquier reclamación nacional de parte de los árabes israelíes. Estas dos condiciones son inconcebibles tanto para la Autoridad Palestina como las otras facciones palestinas, ya que negarían la razón de ser del nacionalismo árabe palestino, creado y alentado con el único propósito de eliminar el Estado de Israel de una u otra forma.

Sobre este punto, es instructivo echar un vistazo a una reunión de la Comisión Parlamentaria de Interior que se llevó a cabo recientemente en la Knesset, y durante el cual los diputados árabes - y no sólo ellos - han emitido unas declaraciones surrealistas que han sido totalmente ignoradas por los principales medios de comunicación israelíes.

El orden del día estaba centrado en la voluntad declarada del gobierno de fortalecer la población judía en la región de Galilea, región que no parecía formar parte de ningún contencioso político en el contexto del conflicto palestino-israelí. Eso era en todo caso lo que la mayoría de los israelíes pensaba.

Hanna Sueid, iniciadora del debate, de inmediato denunció la "obsesión del Ministro de la Vivienda, Uri Ariel, de construir asentamientos en Galilea". El término "asentamientos", en su traducción al hebreo, por lo general solamente identifica a las aldeas judías en Judea y Samaria, y he aquí que una representante árabe utiliza ese mismo término para referirse a los judíos de las aldeas de Galilea, lo cual es un síntoma muy significativo.

La diputada árabe encontró una firme aliada en la persona de Tamar Sandberg, del partido de extrema izquierda Meretz, quien clamó que ella "también se opone categóricamente a la creación de nuevos pueblos judíos en Galilea".

Desconcertado, el diputado Yifat Kariv, del partido de centro Yesh Atid, y que intentaba solamente dar una visión diferente, aventuró a decir: "¿Acaso Galilea no es una región que forma parte de Israel?" Esta declaración "insolente" provocó un aluvión de ataques verbales de parte de los diputados árabes.

Hanin Zuabi, del partido árabe Balad, aseguró "que se trataba de la voluntad de tomar el control de tierras árabes según criterios raciales". Su colega Jamal Zahalka fue quien plantó el último clavo y finalmente reveló el verdadero pensamiento de estos representantes de la minoría árabe-israelí: "Galilea es nuestra y su territorio es nuestro. Estamos ante un régimen de apartheid y una Nakba que se prosigue hasta estos días".

Esta escena es sumamente elocuente. He aquí los mismos términos y argumentos utilizados para Judea y Samaria - el escaparate oficial de las reclamaciones árabes palestinas ante la comunidad internacional -, y que ahora también son retomados para la Galilea sin que esto provoque que los medias israelíes reaccionen.

Sería interesante saber lo que piensa la Unión Europea o los Estados Unidos que llevan preconizando la evacuación judía de Judea y Samaria por parte de Israel, ya que según nos dicen es el único y más seguro camino de poner un final definitivo a este centenario conflicto. Sin embargo, lo que se dijo en esta Comisión de la Knesset dice bastante de las intenciones de los líderes de la población árabe de Israel, que son por otro lado oficiosa pero totalmente sostenidas por Mahmoud Abbas. Consignas idénticas se escucharon por aquí hace unos meses durante los disturbios provocados por una parte de la población beduina del Negev.

Imaginemos por un momento un mapa de Israel sin regiones como el Neguev, Galilea y Judea y Samaria, y resultará fácil ver que se trata de hecho de la aplicación del famoso plan por etapas para la "liberación de Palestina" establecido por Arafat en 1974, y del que nunca se ha distanciado la OLP. Los que todavía piensan que sólo basta con entregar Judea y Samaria a los palestinos para aliviar su hambre deberían ser invitados a reflexionar seriamente.

Es cierto. los once miembros árabes de la Knesset no expresan necesariamente la opinión de toda la población árabe-israelí que está acostumbrada a vivir bajo al ritmo no tan negativo de un Estado moderno y desarrollado. Pero está claro que el trabajo de fondo que se está realizando y la propaganda que martillea la Autoridad Palestina sobre la ilegalidad de la presencia judía en toda "Palestina",  favorece la emergencia de movimientos autonomistas o separatistas árabes israelíes en el futuro. Movimientos que incluso se fomentarían con la existencia de un estado palestino... o tal vez precisa y especialmente por eso.

Ningún acuerdo y ninguna garantía internacional puede servir de dique ante una nueva oleada de demandas de unas personas que en realidad no han aceptado el principio de una soberanía judía sobre cualquier parcela de terreno que ellos consideran exclusivamente musulmán.

La pregunta que surge es obvia: ¿Puede Israel permitirse el lujo de tomar tantos riesgos y de hacer tantas concesiones dolorosas si es probable que la situación del "día después" sea peor que la situación "del día anterior"?

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home