Friday, March 28, 2014

Opinan los dirigentes palestinos: "los judíos no tienen derecho a orar en el Kotel (Muro de las Lamentaciones)" - Times of Israel



Dos funcionarios de la Autoridad Palestina han afirmado recientemente que la ley islámica prohíbe a los judíos rezar ante el Muro Occidental (Kotel) del Monte del Templo, en tanto que dicho muro forma parte integral del complejo de Al-Aqsa.

"Allah decretó que la sagrada mezquita de Al-Aqsa sea islámica y pertenezca solo a los musulmanes", afirmó el mes pasado Taysir Al-Tamimi, el ex presidente del Tribunal Supremo de la Corte Religiosa de la Autoridad Palestina, según una reciente traducción proporcionada por organismo de control NGO Palestinian Media Watch.

"Forma parte de la creencia religiosa de un billón y medio de musulmanes y los judíos no tienen derecho a él... o el derecho a rezar en cualquier parte de él. La mezquita de Al-Aqsa incluye todas sus patios... y en concreto, su muro occidental", dijo Al Tamimi

El Ministro de Asuntos Religiosos de la Autoridad Palestina, Mahmoud Al-Habbash, también declaró el mes pasado que los no musulmanes deben ser excluidos de la oración en el complejo de Al-Aqsa, y que, según él, incluye el Muro Occidental.

"La mezquita de Al-Aqsa se mantendrá, por decreto divino, como una mezquita musulmana, y no se compartirá con nadie, no se perderá, y nadie más que los musulmanes rezarán en ella".

En una entrevista con la emisora ​​de la TV oficial de la Autoridad Palestina en diciembre del año pasado, Al-Habbash declaró que el Muro Occidental es "solamente una parte auténtica de la mezquita de Al-Aqsa".

Durante la misma entrevista, Al-Habbash afirmaba que "la libertad de culto en nuestro Jerusalén está garantizada para todos", pero añadió que "no obstante, tenemos derechos, principios y posiciones que no pueden ser alterados".

El conjunto del Monte del Templo, conocido por los musulmanes como la Mezquita Al-Aqsa, es considerado el tercer lugar más sagrado en el Islam y el lugar más sagrado para los judíos. Por ley, en virtud de los acuerdos instituidos por Israel después de la captura de esa zona en 1967, a los judíos no se les permite orar en ese lugar.

En febrero, el diputado del Likud Moshe Feiglin inició un primer debate de esa clase en la Knesset que examinaba el derecho de los no musulmanes a entrar y rezar en el recinto sagrado, con más de 30 diputados de los diversos partidos, tanto de derecha como de izquierda, que buscaron expresar su opinión sobre ese tema tan divisivo.

Un resurgimiento del interés por orar en el Monte del Templo ha provocado la indignación entre los palestinos y el resto del mundo musulmán, que acusan a Israel de tratar de "judaizar" el lugar, que los palestinos reclaman para su futuro Estado.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home