Sunday, June 15, 2014

Buscando excusas (al secuestro de tres jóvenes israelíes) - Dror Eydar - Israel Hayom


Así se presenta el secuestro de los tres jóvenes en la página de Facebook del partido de Abbas, Fatah


A medida que la terrible noticia aún resonaba en los oídos, los representantes mediáticos de la conocida secta izquierdista se apresuraron a culpar a los judíos, como de costumbre. De hecho, nosotros tenemos la culpa, pero no por la ruptura de las delirantes conversaciones de paz, somos culpables de haber creído en la industria de la paz durante todos estos años, pensando inocentemente que solamente mostrando buena voluntad la paz vendría.

La primera de los miembros de esa secta fue la reportera del canal 2 Rina Matzliach, quien, ya en la noche del viernes, se apresuró a hacer la comparación despreciable: asentamientos equivale a israelíes secuestrados. Ella citó a políticos (¿no podía haber esperado?) diciendo que si antes de la última ronda de conversaciones de paz se hubiera tomado la decisión de congelar la construcción en Judea y Samaria, en lugar de liberar a terroristas palestinos, los palestinos no estarían tan motivados en secuestrar a civiles. (Por lo que yo puedo recordar, fue la mayoría de la izquierda la que apoyó la liberación de terroristas palestinos a cambio del soldado secuestrado Gilad Shalit en 2011). Su colega Ehud Yaari expresó su conmoción en directo por la televisión: "¿Estás hablando en serio?"

Sí. Ella estaba hablando en serio. Al igual que la incitación y el rebaño al que pertenece. Esta manada incluye al ex jefe de la agencia de seguridad Shin Ben, Yuval Diskin, que no pudo contenerse y emitió la misma estúpida comparación. Y eso fue sólo el principio. Les ahorraré unas cuantas más que fueron mucho peores. En lo que se refiere a la izquierda israelí, los palestinos, con sus organizaciones terroristas y sus intenciones asesinas, son como unos niños sin cerebro. Ellos nos han estado matando durante el último siglo porque para ellos todos somos colonos. Incluso en Tel Aviv.

Siempre habrá judíos que busquen excusas. En cambio ellos, los terroristas palestinos, no necesitan excusas para matar o secuestrar. Miren a su alrededor, en la región, y verán cómo sus colegas hacen exactamente lo mismo con su propia gente todos los días. Es su cultura. No se trata de territorio, ni se trata de un estado soberano, y ciertamente no de la paz.

Ahora se habla en contra de la liberación de los presos como una cuestión de principios. Estoy totalmente a favor. Hemos estado liberando presos durante décadas. Yo me opuse al acuerdo Shalit, y a todos los intercambios de prisioneros que le precedieron. Pero por amor de Dios, ¿acaso no podemos esperar un minuto? En cualquier caso, vincular la liberación de presos a la liquidación de cualquier parte de la Rierra de Israel es un error fundamental. ¿Qué diferencia hay si matan o secuestran? ¿Alguien se pregunta por qué fueron asesinados esos otros adolescentes en la discoteca Delfinario, en Tel Aviv, en el 2001?

"Estudiantes de yeshiva" y "colonos" son el tipo de descripciones que impiden que estos judíos pro-palestinos de entre nosotros sientan empatía hacia los adolescentes secuestrados. Ellos no dictan cómo vivimos, pero esta es nuestra verdad: El fin de semana, la última hornada de terroristas secuestraron a tres muchachos judíos.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home