Wednesday, June 18, 2014

Caridad cristiana: Un dirigente presbiteriano a los judíos israelíes, "(abandonen la Tierra de Israel) Vénganse a su casa en los EEUU" - Yair Rosenberg - Tablet



Las tensiones entre judíos y presbiterianos son muy elevadas esta semana ya que la Iglesia Presbiteriana (de EEUU) vota en su Asamblea General la desinversión en Israel. Hasta el momento, los delegados reunidos han escuchado argumentos a favor de la propuesta de grupos como Israel/Palestine Mission Network y Jewish Voice for Peace, y los argumentos en contra de otros como J Street, el jefe del Movimiento de la Reforma el rabino Rick Jacobs y el Comité Judío Americano .

Y luego están los argumentos del reverendo Larry Grimm de la Iglesia Presbiteriana de Capitol Heights, en Colorado, un defensor de boicot de toda la vida que por lo visto quiere que los judíos salgan de Israel.

En Facebook, en una entrada publicada ayer y que fue compartida y apoyada por otros presbiterianos, algunos de los cuales están actualmente asistiendo a esta Asamblea General de la Iglesia de forma rápida, Grimm explicaba pacientemente a los judíos israelíes que debían abandonar su patria judía histórica y "volver a casa a los Estados Unidos":
América es la tierra prometida. Todos sabemos eso. Vengan a la tierra de las oportunidades. Dejen de sentirse culpable por todo lo que están haciendo en Palestina, amigos judíos. Basta ya. Vénganse a vivir a los Estados Unidos
Grimm, el ex presidente de la Comisión de Justicia del Consejo de las Iglesias de Colorado, no explicaba cómo llegó a la conclusión de que Israel no era, de hecho, la tierra prometida judía, o por qué piensa que seis millones de judíos que abandonen sus hogares es una buena idea. Pero su propuesta fue confirmada rápidamente por otros miembros, uno de los cuales señaló que había deseado expresar sentimientos similares en la Asamblea General de la Iglesia ese mismo día, pero que los ocultó a efectos de la corrección política: "Quería decirles que ellos deben venir a instalarse en los EEUU (Pero no lo hice. Tenía que permanecer respetuoso").

Todo el intercambio generado por esa entrada en Facebook, y su mezcla desafortunada de ignorancia y hostilidad hacia la historia y la herencia judía, nos ofrece una considerable información de por qué algunos miembros de la Iglesia Presbiteriana de EEUU se han demostrado tan receptivos a las iniciativas de boicotear a Israel, aun cuando hayan sido rechazadas por los líderes internacionales, por cientos de universidades americanas e incluso el presidente palestino Mahmoud Abbas.

Después de todo, es fácil hacer suyas draconianas sanciones unilaterales contra el único Estado judío del mundo cuando se piensa que los judíos no tienen ningún derecho a vivir en la zona, y manejan escenarios tan fantásticos como que seis millones de ellos desearían mudarse a los Estados Unidos. Para la mayoría de la gente razonable, por supuesto, tratar de intentar sancionar a Israel hasta lograr que sus ciudadanos judíos voluntariamente se deporten a sí mismos de su patria histórica constituye una grave injusticia. Y para la mayoría de los cristianos, dar conferencias a los judíos acerca de qué país es en realidad su Tierra Prometida resulta, básicamente, el equivalente interreligioso a una falta flagrante.

De hecho, muchos presbiterianos estarían, sin duda, horrorizados al leer las intenciones sin disfraz de esos extremistas que empujan hacia la desinversión a su Iglesia, sobre todo porque muchos partidarios presbiterianos de la desinversión han afirmado que no se oponen a la existencia de Israel, sólo a la ocupación. Conversaciones como la anterior, sin embargo, sugieren lo contrario. Tales objetivos radicales, envueltos en la retórica de la paz, ya han generado una significativa contraofensiva dentro de la Iglesia. Un grupo de prominentes líderes presbiterianos señaló recientemente con alarma que "el sionismo inestable", el panfleto producido por miembros de la Iglesia para defender la desinversión, había sido aprobado por el archiconocido supremacista blanco David Duke, quien elogió la adopción de la terminología racista que el popularizó originalmente. "Sostener que cualquier deseo judío de cualquier forma de Estado en su patria histórica es intrínsecamente discriminatorio", advertían estos los líderes de la Iglesia, "no sólo es evidentemente falso, sino moralmente indefendible".

En caso de que hubiera alguna duda acerca de su punto de vista, ese mismo día, pero algo más tarde, Grimm publicaba un artículo en su página de Facebook que celebraba el reciente secuestro de tres adolescentes israelíes por terroristas. Acompañado de una foto donde los palestinos distribuían caramelos celebrando los secuestros, el artículo se titulaba (en árabe): "Después de la desaparición de los soldados [tal como definía a unos adolescentes de 16 años desarmados], los palestinos entre la alegría y la anticipación".

Labels: , , ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home