Tuesday, July 08, 2014

El colmo de la hipocresía del "campo de la paz israelí": En un "congreso por la paz" organizado por el "pacifista" Haaretz, decenas de supuestos "pacifistas" intentan agredir, y alguno lo consigue, a Naftali Bennett




El Ministro de Economía de Israel y líder de Bait Yehudi, Naftali Bennett, fue verbal y físicamente agredido el martes por autodesignados "pacifistas israelíes" en el curso de una Conferencia por la Paz auspiciada nada menos que por el diario izquierdista post-sionista israelí Haaretz .

Bennett fue uno de los pocos oradores invitados a dicha conferencia situados ideológicamente fuera de la izquierda política israelí. Cuando entró en el escenario, abucheos, silbidos y acusaciones de "fascista" y "asesino" se escucharon entre el público.

Además, se escucharon gritos de "pacifistas de la izquierda israelí" que le acusaban de que "la sangre de Mohammed Abu Khder está en tus manos", en referencia al adolescente árabe de 16 años de edad asesinado el pasado miércoles según se cree por jóvenes y adolescentes israelíes de una familia ultra-ortodoxa y hooligans del Betar de Jerusalén.

El discurso de Bennett, que se ocupa principalmente de la lucha contra las organizaciones terroristas en Judea, Samaria y Gaza, fue interrumpido varias veces. "Este es el último lugar en el que pensé que se trataría de reprimir la libertad de expresión (alusión a las continuas alusiones en el Haaretz  a esa supuesta práctica por parte de la derecha israelí)", respondió Bennett a sus atacantes.

Después del discurso fue interrumpido en numerosas ocasiones, hasta el punto que el propio editor del Haaretz, Amos Schocken, quien ha publicado artículos en su diario acusando a los colonos de "dominar la política de Israel", tuvo que subir al escenario y decir "hay gente aquí que pensamos que teníamos que hablar con (el ex presidente de la Autoridad Palestina) Yasser Arafat. No puede ser que ahora no se quiera oír a Bennett".

"Recalcular su ruta" fue la expresión familiar para los usuarios del GPS de los smartphone que utilizó el líder de Bait Yehudi (Hogar Judío) cuando se preguntó retóricamente si no era hora de que el campo de la paz de la izquierda israelí volviera a pensar su hoja de ruta. Insistió en que él también desea "presentar una visión de la paz", pero eso sí, con la condición de que se trate de una verdadera paz.

"El pueblo judío y el Estado de Israel no quiere la guerra ", explicó. Entonces alguien le preguntó con sorna qué hacia por ella. Bennett le contesto: "Muy a mi pesar, he luchado en la Primera y Segunda intifada y en la Segunda Guerra del Líbano. Nadie en esta sala puede intentar demostrar su superioridad moral a la hora de desear la paz. Nadie en el Estado de Israel quiere la paz más que yo".

Al final del discurso, cuando Bennett se bajó del escenario, un grupo de aproximadamente unos 20 a 30 "jóvenes pacifistas" trató de atacarlo físicamente. Uno de ellos logró llegar hasta él y darle un puñetazo en la espalda.

Bennett no bien se dio la vuelta pregunto: "¿quien me golpeó?", pero fue llevado lejos de la escena por seguridad.

"Yo represento a una postura compartida por millones de israelíes y nadie me va a callar", le dijo Bennett al Jerusalem Post tras el incidente.

Haaretz respondió al incidente diciendo que Bennett "se aprovechó de la conducta inapropiada de un único participante en la conferencia, el cual le empujó suavemente, para reclamar que le agredieron y crear así titulares induciendo al error a la prensa".

El periódico israelí  dijo que varios testigos, "incluyendo varios periodistas, dijo que no hubo golpe ni agresión física como tal, y que Bennett estaba rodeado de guardias de seguridad en ese momento, por lo que la organización del Haaretz no sintió la necesidad de intervenir o detener a ninguno de los presentes".

Un portavoz Bait Yehudi manifestó que "Los gritos de 'asesino' de la multitud y la censura que se convirtió en violencia física resultan imperdonables en la política israelí. Esperamos que esos que en la derecha y en la izquierda tanto se preocupan por la libertad de expresión, critiquen ahora lo sucedido en este acto. A nosotros nunca nos callarán y nunca dejaremos de expresar nuestra postura, sea donde sea".

El Haaretz ha escrito que "invitó a Bennett y a otras figuras de la derecha a su conferencia por la paz, al igual que los invita a participar en su sección de opinión, con el fin de crear un diálogo abierto, democrático y pluralista. Nos entristece que el ministro de Bennett haya decidido aprovechar esta oportunidad para mancillar los asistentes a la conferencia y al propio Haaretz".

Los oradores en la conferencia incluyeron también el presidente saliente, Shimon Peres, a la ministra de Justicia Tzipi Livni, al embajador de la UE en Israel y al muy querido en estos ámbitos presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, quien se dirigió a la audiencia a través de un mensaje grabado.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home