Saturday, July 19, 2014

Por qué las garantías y los sermones de los Estados Unidos no son creíbles- Emmanuel Navon - i24news



Un muy común y extendido comentario sobre el último enfrentamiento entre Israel y Hamas comentario es que solamente una solución política podrá evitar este ciclo de cohetes y represalias. The Economist, por ejemplo, ha escrito que "una paz duradera podrá suceder cuando ambas partes llegan a un acuerdo global", por su parte el presidente Obama ha dicho que "el único camino hacia la verdadera seguridad es una paz justa y duradera entre israelíes y palestinos", Estas declaraciones, obviamente, son tautológicas: no sería una guerra si hubiera paz. La cuestión no es si la paz entre los judíos y árabes es deseable, el tema es si es posible.

El presidente Obama dice que cree en ella. La semana pasada envió a Israel al asesor de la Casa Blanca para el Oriente Medio, Philip Gordon, y lo hizo para hablar en la "Conferencia de Paz de Israel" en Tel Aviv organizada por el Haaretz entre otros. "¿Cómo?",  se preguntó Gordon, "Israel puede tener paz si no está de acuerdo en delimitar una frontera para poner fin a la ocupación y conceder a los palestinos la soberanía, la seguridad y la dignidad?". Esta es una buena pregunta. Pero tengo una mejor para Gordon y Obama: “¿Cómo y qué paz podrá obtener Israel si está de acuerdo en delinear unas fronteras para poner fin a la ocupación y para otorgar a los palestinos la soberanía, la seguridad y la dignidad?". Y es que Israel no tenía dicha paz cuando su territorio era mucho menor y existía una frontera entre 1949 y 1967, y posteriormente, cuando Israel ofreció restituir una frontera con pequeños cambios, en julio de 2000 y mayo de 2008, no obtuvo de esas iniciativas de paz las recompensas prometidas por Obama y Gordon.

La experiencia, la lógica y una deducción sugieren que Judea y Samaria se convertirá en otra Gaza después de la retirada que solicita Gordon. Pero ojo, Gordon es consciente: "Sabemos que muchos israelíes temen una retirada de Cisjordania debido a la experiencia de Gaza, desde donde los cohetes siguen cayendo sobre Israel, a pesar de la retirada completa de las tropas y de los asentamientos de Israel" ¿La solución americana? Un plan de seguridad americano cuyos detalles "permanecen clasificados".

Gordon pronuncio estas palabras poco después de que su conferencia tuviera que ser evacuada a toda prisa a causa de los cohetes disparados desde Gaza contra Tel Aviv por esos supuestos "tecnócratas" que recientemente se unieron al Gobierno de la Autoridad Palestina (un gobierno que el Secretario de Estado de EEUU se apresuró a reconocer porque Mahmoud Abbas le había asegurado que no iba a recurrir a la violencia).

Debido a que los detalles del plan de seguridad americano para Judea y Samaria "se mantienen clasificados", Gordon nos pide que confiemos en ellos cuando nos asegura que el destino de Judea y Samaria será diferente del de Gaza después de la retirada israelí. Tal vez aún no tengamos acceso al "plan de seguridad clasificado" americano, pero en cualquier caso, nos podemos hacer una idea del producto que Gordon nos quiere vender mirando el destino de las tropas iraquíes entrenadas por los Estados Unidos.

Durante las últimas negociaciones entre Israel y la Autoridad Palestina, el gobierno de Obama propuso sustituir la presencia del ejército israelí en el valle del Jordan por unas fuerzas palestinas entrenadas por los Estados Unidos. Pero es que las fuerzas entrenados por Estados Unidos en Irak no han podido (o no han querido) detener el avance del grupo islamista sunita Estado Islámico de Irak y de la Gran Siria (EIIS). Si los soldados iraquíes entrenados por los estadounidenses no estaban dispuestos a luchar contra el EIIS para proteger a su propio país, por qué unos soldados palestinos entrenados por los estadounidenses estarían dispuestos a luchar contra sus hermanos árabes para proteger a Israel en el valle Jordan? Por otra parte, las fuerzas iraquíes entrenadas por los Estados Unidos no han sido eficaces a la hora de proteger a su gobierno chiita del mismo modo que las tropas palestinas entrenadas por los estadounidenses en Gaza no fueron capaces en el 2007 de proteger al gobierno de la OLP. El EIIS, que cuenta con un contingente palestino, amenaza ahora a Jordania. ¿Palestinos entrenados por los Estados Unidos van a enfrentarse a sus hermanos para proteger las fronteras de Israel?

Philip Gordon no es mucho más convincente cuando llama a Israel a conceder la soberanía, la seguridad y la dignidad a los palestinos. ¿Por favor, Mr. Gordon, qué país en el mundo árabe, respeta la seguridad y la dignidad de sus ciudadanos? Y si el gobierno de Obama esta tan preocupado por la "soberanía, la dignidad y la seguridad" de los pueblos del Oriente Medio, ¿por qué les niega esos atributos a los kurdos?

John Kerry ha pedido recientemente el presidente kurdo Massoud Barzani que deje de lado sus aspiraciones a un estado kurdo independiente. El gobierno de Obama tiene miedo de que un Estado kurdo independiente en Irak aliente el secesionismo kurdo en Turquía e Irán. Obama no quiere ofender a Irán en medio de unas difíciles negociaciones sobre el programa nuclear de los ayatolas, y tampoco quiere alienarse al más que tempestuoso primer ministro turco.

Así que la "soberanía, la seguridad y la dignidad" de los kurdos puede esperar. Obviamente, no podemos culpar a los Estados Unidos por practicar la realpolitik. Pero al menos podían tener la decencia de no tomarnos por tontos.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home