Tuesday, August 12, 2014

Cómo Hamas logró sorprender y golpear a Israel en Gaza - Ronen Bergman - NYTimes




Si las bajas militares y el armamento destruido son los principales criterios para decantar la victoria, Israel es el claro ganador en la última confrontación con Hamas. No hay duda de que Israel podría conquistar toda la Franja de Gaza y acabar completamente con el aparato militar de Hamas. El primer ministro Benjamin Netanyahu ha decidido no hacerlo y ahora disfruta de sus más altos índices de aprobación que ha tenido.

Pero las bajas militares no es el criterio más importante para decidir quién debe ser declarado el vencedor. Mucho más importante es la comparación de los objetivos de cada una de las partes antes de los combates y lo que han logrado después. Visto desde esta perspectiva, Hamas salió vencedor.

Hamas fue quien comenzó la guerra, ya que estaba en una situación desesperada al cortarse sus relaciones con Irán y Egipto. Pero muy pronto Hamas estaba dictando la duración del conflicto al incumplir repetidamente los altos el fuego. Además, conservó su capacidad de lanzamiento de cohetes y misiles contra la mayoría del territorio de Israel, a pesar del inmenso esfuerzo invertido por la Fuerza Aérea de Israel en anular los sitios de lanzamiento.

Hamas también emprendió una campaña urbana contra las fuerzas terrestres israelíes, causando al menos cinco veces más bajas que en el último conflicto, y utilizó con éxito los túneles para penetrar en el territorio israelí y sembrar el miedo y la desmoralización. Hizo que Israel pagara un precio muy alto y el IDF finalmente retiró sus tropas del territorio de Gaza sin un alto el fuego.

Los líderes israelíes han fijado ahora la desmilitarización de Gaza como una de sus metas. Pero es difícil imaginarse cómo esto se podría lograr. Hamas nunca estaría de acuerdo en desarmarse a menos que tenga que enfrentarse a una ocupación prolongada de Israel de la Franja de Gaza, que es algo que Netanyahu ha declarado que no va a emprender. Entonces, ¿cómo una organización guerrillera terrorista ha podido superar al ejército más poderoso deL Oriente Medio?

Los logros de Hamas en el campo de batalla son el fruto de un esfuerzo concertado en extraer las lecciones de las previas derrotas israelíes. En julio de 2006, Hezbolá secuestró a dos soldados israelíes en la frontera entre Israel y Líbano. En respuesta, Israel pretendió destruir al grupo. Fracasó, e incluso los más modestos objetivos de devolver a los hombres secuestrados o desmilitarizar el sur del Líbano resultaron inalcanzables. Israel salió de esa guerra maltratado, dando lugar a la salida de casi todo el alto mando militar, y a una serie de contundentes requisitorias internas.

Israel renovó sus capacidades de inteligencia y de lucha en el suelo para aplicar las lecciones del Líbano en los dos posteriores enfrentamientos con Hamas. La Operación Plomo Fundido en 2008 comenzó con la destrucción de 1.200 objetivos en un inmenso bombardeo aéreo. Y Hamas quedó atónito cuando vio que Israel no retrocedía a la hora de poner las botas sobre el territorio de Gaza.

En noviembre de 2012, la operación de Israel comenzó con el asesinato del jefe militar de Hamas, Ahmad Jabari. Después se bombardeó la mayor parte de los lugares de lanzamiento de los cohetes de Hamas y se llevó a cabo una incursión terrestre. Las fuerzas de Hamas fueron puestas en desorden y en su mayoría huyeron.

Israel acordó un alto el fuego muy temprano, pero por una razón que se ha mantenido como un secreto muy bien guardado: El sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro, generosamente financiado por los Estados Unidos, se había quedado sin munición. Israel aprendió la lección y se aseguró de que cantidades suficientes de misiles para la Cúpula de Hierro estuvieran disponibles en esta ocasión.

Pero Hamas no caminaba con las manos vacías desde el 2012. Aprendió las lecciones y actuó en consecuencia. En primer lugar, Hamas tomó estrictas medidas de contrainteligencia para evitar la vigilancia electrónica israelí. Israel, en consecuencia, sabía mucho menos de lo que debería saber sobre el mayor alcance y la carga útil de los cohetes de Hamas, sobre la distribución de los depósitos de almacenamiento de cohetes y sobre el lanzamiento de cohetes por control remoto.

En segundo lugar, con el fin de prepararse para una invasión terrestre israelí, Hamas reemplazó a sus comandantes de batallón por nuevos hombres que fueron sido sometidos a entrenamiento y formación en el Líbano o Irán. Se desarrolló una doctrina de guerrilla urbana sistemática para asegurarse las máximas bajas israelíes y para proteger a su alto mando de los asesinatos. Por último, Hamas ha invertido en la construcción de una vasta y compleja red de túneles que alcanzaron el territorio israelí y se crearon unidades de hombres ranas para atacar a Israel desde el mar. Estos fueron los principales avances.

Los líderes de Israel están decididos a presentar la operación Margen Defensivo como una victoria, por lo que es poco probable que se realicen procesos de investigación pública para averiguar como se desarrollo la guerra, tal como se hizo después del Líbano en 2006, y donde rodaron cabezas.

Sin embargo, el ejército israelí tendrá que reinventar la forma de afrontar esa guerra de guerrillas. Tendrá una vez más que tratar de reclutar agentes en Gaza, ahora que ha quedado claro que el espionaje electrónico es insuficiente porque Hamas se ha vuelto más cuidadoso. La agencia de inteligencia exterior de Israel, el Mossad, tendrá que prestar en adelante más atención a los operativos de Hamas en Qatar y Turquía, e interceptar las comunicaciones de Hamas con sus proveedores de armas, como Corea del Norte.

Israel también puede decidir centrarse en golpear al personal de Hamas fuera de Gaza, sin asumir responsabilidades. Cuando el Mossad asesinó a un alto funcionario de Hamas en el 2010 en Dubai, la gran cantidad de publicidad negativa llevó al cese de tales actos, pero ahora eso puede ser juzgado como más eficaz que una acción militar masiva. Del mismo modo, las operaciones especiales recibirán más atención. Hamas sorprendió con algunas de ellas a Israel, pero Israel casi no ha llevado a cabo operaciones imaginativas o atrevidas en esta última guerra. Ehud Barak, el comando más prominente en la historia de Israel, propuso algunos de esos planes cuando era ministro de Defensa en 2010, pero no se adoptaron.

Por último, el Ministerio de Defensa deberá incrementar en gran medida la financiación de una "barrera" electrónica subterránea basada en la tecnología de la prospección del petróleo y del gas, que se establecerá a lo largo de la frontera entre Israel y Gaza para detectar los túneles cuando se construyan.

Para Israel, esta ronda de combates probablemente terminará políticamente más o menos en el punto en que comenzó, pero con un daño significativo a la disuasión de Israel.

Y los débiles esfuerzos de negociación entre la Autoridad Palestina de Mahmoud Abbas e Israel parecen ahora completamente irrelevantes, ya que los comandantes militares de ambas partes vuelven a sus mesas de dibujo para planificar la inevitable próxima ronda.

Y por mucho que Israel esté tratando de marginar a Hamas y reforzar a un debilitado Abbas, Hamas está, por primera vez en su historia, a punto de ser reconocido internacionalmente como un igual en la disputa palestino-israelí.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home