Saturday, August 02, 2014

El momento más peligroso en Gaza - Jeffrey Goldberg - The Atlantic



Es demasiado temprano para decir nada definitivo acerca de la aparente decisión de Hamas de romper el alto el fuego y atacar una posición israelí, con la excepción de que si es cierto, tal como indican los informe , que los militantes de Hamas llegaron a través de un túnel y se llevaron a través de él a Gaza a un cautivo israelí vivo, entonces este momento podría no representar otro terrible incidente desalentador en una terrible y desalentadora mini-guerra, sino un punto de inflexión bastante decisivo en la que todas las espadas están desenvainadas.

Esto es suponiendo, como parece muy probable aunque no haya un 100% seguridad, que esta incursión es lo que deseaba el liderazgo de Hamas (por si sirve de algo, sus líderes, por el momento, parecen no haber renegado de esta incursión, lo que sugiere que de hecho están incrementando su guerra contra Israel). Si los acontecimientos del día de hoy (el día de la ruptura de la tregua) han sucedido tal como los informes iniciales presentan, entonces Israel considerará este incidente como una invitación expresa de Hamas de lanzar algo parecido a una invasión a gran escala de Gaza. Estos son los factores que podrían llevar a Israel a decidir ir hasta el final:

a) El pacto entre el ejército israelí y los padres israelíes es sencillo: Tú nos das a tus hijos, y nosotros haremos todo lo posible para mantenerlos vivos. Esto incluye llevar a cabo operaciones de rescate que pueden implicar que otros soldados mueran. Habrá casi unanimidad en Israel para que este soldado debe ser rescatado, sin importar el precio que cueste a Israel, o seguramente a los palestinos en Gaza.

b) Existe casi unanimidad en Israel que Hamas representa una amenaza insoportable. Añadan a la perfidia la redada llevada a cabo después de que un alto el fuego entrara en vigor y la casi unanimidad se convierte en unanimidad total. El artículo más interesante que he leído en las últimas 24 horas es una entrevista al escritor israelí Amos Oz, el padre del movimiento por la paz y el compromiso territorial en su país, que abría la entrevista con Deutsche Welle de esta manera:
Amoz Oz: Me gustaría comenzar la entrevista de una manera muy inusual: mediante la presentación de una o dos preguntas a sus lectores y oyentes. ¿Puedo hacer eso? 
Deutsche Welle:  ¡Adelante! 
Pregunta 1: ¿Qué haría usted si su vecino de enfrente se sienta en el balcón de su casa, coloca a su pequeño hijo en su regazo y empieza a disparar con una ametralladora contra el cuarto de su hijo pequeño? 
Pregunta 2: ¿Qué haría usted si su vecino de enfrente cava un túnel desde la guardería hasta el cuarto de su hijo pequeño con el fin de hacer estallar su casa o con el fin de secuestrar a su familia? 
Con estas dos preguntas, pasemos a la entrevista.
El asunto es que las palabras de Amos Oz, aún siendo un severo crítico de las políticas de su país hacia los palestinos, no suenan de manera distinta sobre la cuestión de las amenazas de Hamas a las palabras de la mayoría de ministro derechistas del gabinete de centro-derecha de Benjamin Netanyahu, por lo que entonces existe un consenso nacional que no habla de la mejor manera de manejar la amenaza que en cohetes y túneles representa Hamas, sino que debe ser eliminada si es posible. Esto no quiere decir que el gobierno israelí quiera ver al gobierno de Hamas en Gaza reemplazado. ¿Esto podría significar que lo que la opinión pública israelí demanda de sus líderes es que les asegure que la amenaza de los túneles, en particular, sea neutralizada de manera decisiva?.

c) Para los israelíes que son inmunes, a diferencia de Amos Oz, a las críticas procedentes del extranjero, la incapacidad del mundo, o su falta de voluntad, a la hora de entender la amenaza que representa Hamas - bajo la forma que señalaba Oz (y casi todos los demás en Israel) en sus preguntas -, la entienden como una sugerencia de que "no hay nada que Israel pueda hacer, a falta de un suicidio nacional", para detener las condenas de su país. Lo cual, por supuesto, libera a Israel, y a sus mentes, para tomar cualquier medida que considere necesaria tomar. En otras palabras, no se deberían sorprender demasiado por las noticias del día de un enorme ejército de reservistas israelíes llamado a filas.

Demasiado tarde, por desgracia.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home