Wednesday, August 06, 2014

Margen Protector: Tres diarios arrojan tres visiones muy diferentes de los 27 días de la operación - Joshua Davidovich - Times of Israel



En una esquina está el tabloide populista, y centrista, Yedioth Ahronoth, con un titular principal y una historia que anuncia la valentía de un soldado que se lanzó dentro de un túnel para tratar de recuperar al teniente Hadar Goldin, quien fue secuestrado por hombres armados de Hamas el viernes, y una serie de comentarios analizando y después adivinando la decisión del gabinete de sacar a las fuerzas de Gaza.

En la otra esquina está Israel Hayom (su gran rival), a menudo acusado de ser un portavoz del gobierno, que defiende la decisión del gabinete como una que en realidad hará que Israel sea más fuerte. "No vamos a aceptar ser debilitados" es su titular principal, y una larga lista en la cubierta expone las visiones de esa salida y de una reorganización de la frontera sur para hacerla más segura.

Y en una tercera esquina está el periódico de izquierdas Haaretz, que obedientemente informa de las noticias sobre el terreno, e incluso se subrayan las cifras de muertos palestinos.

Yedioth dedica sus primeras páginas a la serie de funerales que se celebraron en todo el país la tarde del domingo, incluso el de Hadar Goldin, cuyo cuerpo nunca fue recuperado, y proporciona un perfil del soldado que intentó perseguir a sus captores a raíz del ataque que ocasionó la muerte de Goldin y otros dos compañeros: el teniente apropiadamente llamado Eitan.

"Contra las reglas del ejército, y a pesar del gran peligro de que el túnel fuera una trampa explosiva, el teniente Eitan entró con su equipo de comandos. Ayer quedó claro que él los persiguió durante cientos de metros, y no unas pocas docenas de metros como se había pensado al principio. Durante su viaje a través del túnel él y sus hombres se encontraron con restos que permitieron dictaminar al rabinato la muerte del teniente Goldin según la ley judía", informa el diario.

Su padre, un inmigrante de Nueva York, dice al periódico que no está sorprendido por lo que hizo su hijo. "Estoy muy orgulloso de lo que hizo, él siempre quiso contribuir al país. No sé de dónde sacó el coraje, pero no nos sorprende".

Haaretz, que obviamente está menos enamorado de Eitan, informa que la campaña de bombardeos masivos en Rafah a raíz del secuestro - siguiendo el llamado protocolo Hannibal - dejó más de un centenar de palestinos muertos. El procedimiento, informa el diario, requiere un gran poder de fuego para ser dirigido hacia el área donde ha sido secuestrado el soldado, incluso con el riesgo de pérdida de vidas inocentes, con el fin de tratar de recuperar al soldado.

"Fuentes del IDF dijeron que los comandantes de alto nivel sobre el terreno ordenaron que el procedimiento se aplicara en su totalidad. El ejército sabía que inocentes resultarían heridos como consecuencia de la utilización masiva de la fuerza después de la captura del soldado", informa el periódico.

La potencia de fuego del IDF no ha dejado solamente a Rafah en ruinas. Israel Hayom escribe que aunque las tropas del IDF se están retirando de Gaza, ha dejado en tal estado la Franja que Hamas no se apresurará en provocar otra guerra de nuevo.

"Gaza está comenzando a recuperarse de una situación peor que la del Líbano en 2006", dijo un oficial del IDF al diario, que cita a una fuente que cifra en un 60% la capacidad de fabricación de cohetes de Hamas destruida.

En dicho diario Dan Margalit dice que en lugar de volverse loco por la decisión del IDF de retirarse sin un alto el fuego en la zona, como hacen muchos, Israel debe darse cuenta del duro golpe administrado a Hamas, que ha puesto la versión israelí del MAD (mutua destrucción asegurada) en la ecuación .

"Hamas ha recibido una paliza. Su arsenal de cohetes está por los suelos, e Israel no va a dejar que se rehabilite. Es cierto que Israel sabía de la mayoría de los túneles, pero [el primer ministro Benjamin] Netanyahu y [el ministro de Defensa] Moshe Yaalon no los convirtieron en uno de los objetivos de la operación Margen Protector, y ese fue un error fundamental (saldrán informes de que impidieron la instalación de una medida de bloqueo viable y de las acciones que debían tomarse contra ellos). Pero el error de ignorar los túneles se palió durante la operación, y la mayoría de ellos fueron destruidos".

En Yedioth, sin embargo, Shimon Schiffer dice que la salida de la Franja de Gaza es en última instancia otro caso de mala administración de la guerra esta vez por parte de Netanyahu.

"Este fin de semana Netanyahu decidió retirarse de la Franja, sin un acuerdo y sin que fuera oficial. Él optó por continuar debilitando a los israelíes en una guerra de desgaste, sin fecha de finalización. Simple y llanamente. 'El adulto responsable' y el 'Rey Bibi ', aquel a quien se vio durante los primeros días de la guerra en Gaza como alguien que 'actuaba con prudencia y criterio',  ha quedado descubierto, con gran angustia, como alguien que mezcla las metas del IDF con ideas que incluso aquellos que tratan de encontrar su bondad tienen problemas para entenderlas, desde 'la tranquilidad será respondida con tranquilidad' a 'colapsar los túneles'. ¿Y qué de los cohetes?"

La crítica de Shiffer representaba una elaborada y muy dura crítica de la administración de la guerra por parte de Netanyahu, teniendo en cuenta que muchos han retenido su lengua mientras la lucha continúa.

Pero en el Haaretz, Amos Harel dice que, con la batalla terminando, los políticos, los expertos y el resto pronto se sentirán libres para dar rienda suelta a sus flechas verbales en la próxima batalla por la narrativa de la guerra y sus conclusiones.

"En los próximos días, los políticos se verán liberados incluso de las restricciones limitadas que imponen a sí mismos, mientras los soldados estaban siendo asesinados en Gaza. Ellos afirmarán que si no hubiera sido por la indecisión del primer ministro Benjamin Netanyahu y los generales, Hamas habría sido derrotado de una vez por todas", escribe Harel.

"Netanyahu, Ya'alon y los oficiales superiores reclamarán que se logró una gran victoria. El sistema antimisiles Cúpula de Hierro mantuvo fuera a los cohetes de Hamas de donde harían mucho daño; los túneles fueron destruidos (a costa de 64 soldados), y Hamas se verá frenado durante bastante tiempo. Pero muchos israelíes de a pie siguen siendo escépticos sobre los resultados de la guerra. Esto aún puede llegar a ser otro caso de Israel gana cada batalla contra una organización terrorista, pero todavía no gana la guerra".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home