Sunday, October 26, 2014

Adiós, viejos colegas. Shalom, chaver (en hebreo, [nuevos] amigos) - Eylon Aslan-Levy - Tablet



El número de judíos en hacer aliyá a Israel desde el Reino Unido es bajo, y lo ha sido durante varios años. De acuerdo con la Agencia Judía, 6.356 británicos hicieron aliyá ente 2004-2013, más o menos el equivalente a un 2-3% de los judíos británicos en su totalidad. Aunque más judíos británicos hicieron aliyá este verano que el anterior, potencialmente es el resultado del muy desagradable ambiente en las calles de Gran Bretaña durante la última guerra de Gaza, y queda por verse si este reciente interés se traducirá en una continúa emigración real. Además, si se tiene en cuenta el número de israelíes que emigraron al Reino Unido, la tasa neta de migración a Israel es aún más baja.

Como Haviv Rettig Gur observó en el Times of Israel, la migración de países de alto PIB per cápita a países con uno más bajo es la excepción a una regla global muy estable. Lo que significa que los olim de hoy no forman parte de una tendencia, sino que están en contra de la tendencia. Entonces, ¿qué está motivando a los jóvenes judíos británicos a comenzar una nueva vida en Israel, con sus bienales mini-guerras y sus salarios comparativamente modestos?

Para muchos jóvenes olim, en Israel, simplemente, se sienten como en casa. "Mi identidad es un todo aquí", explica Gedeón Bratt, de 24 años, quien hizo aliyá desde Londres en enero. Mientras que él puede sentir la necesidad de usar diferentes gorros en Gran Bretaña, como británico, y como judío, "los aspectos generales de lo que soy está más en armonía aquí, en Israel".

Para Zahava Raymond, de 27 años, Israel es "el único lugar donde podemos ser realmente nosotros mismos. No tenemos que explicar nuestra religión o lo que estamos haciendo; no tenemos que luchar para poder mantener nuestras tradiciones y prácticas. Y no tenemos que ocultarnos".

La aliyá, para muchos, es la realización de un sueño de larga fecha y de su apego de toda la vida a Israel. "En mi casa, la cuestión nunca fue si hacemos aliyá sino cuándo", explica Yosef Tarsis, de 23 años, el ex presidente de la Unión de Estudiantes Judíos de Reino Unido. Después de haber estado involucrado en el movimiento juvenil sionista Bnei Akiva en el Reino Unido, Yosef fue inspirado por el ejemplo personal de los dirigentes juveniles que ya habían hecho ese movimiento. Se espera que el resto de su familia le siga dentro de poco.

Este verano, el renovado auge del antisemitismo y de la actividad anti-Israel dejó a muchos judíos británicos preocupados acerca de su futuro, pero todos los jóvenes olim con los que hablé sostenían firmemente que se sentían atraídos a Israel y no empujados desde el Reino Unido

Alan Hoffman, el consejero delegado de la Agencia Judía que ayuda a organizar la inmigración a Israel, lo ve de otra manera. Él cree que el aumento de la hostilidad británica hacia Israel es en buena medida el efecto motivador de la aliyá desde el Reino Unido y la causa de que muchos judíos británicos hayan pensado que "este lugar, que ha sido un hogar para mí, ya no es un hogar". Él está preocupado, sin embargo, de que estas mismas fuerzas también pueden alienar a los judíos británicos que ya están en la periferia de la vida judía en el Reino Unido

Una vez en Israel, el servicio militar es un rito de paso: los hombres que lleguen después de los 22 años deben servir durante seis meses; las mujeres están exentos desde los 21 años de edad, pero pueden ser voluntarias. El graduado de Birmingham Eytan Halon, de 23 años, hizo aliyá en agosto en el programa de Garin Tzabar, lo que facilitó la absorción del joven olim buscando alistarse a las Fuerzas de Defensa de Israel. Este año, nos dice Halon Garin Tzabar cuenta con 350 participantes, incluyendo unos 25 británicos. Halon pronto comenzará dos años de servicio en la infantería. "No puedo justificar una vida feliz en este país sin haber contribuido a las fuerzas que la hacen posible".

Para la mayoría de los israelíes, en la Tierra Prometida no fluye exactamente leche y miel: el costo de la vida es notoriamente alto, y los graduados universitarios no puede soñar con ganar las sumas que les esperarían como profesionales en Londres. Mientras que este sacrificio podría desanimar a los aspirantes a olim, para aquellos que han dado el paso no supuso un ultimátum. Tali Osen, un graduado de Economía de Manchester, nos dijo que la situación financiera era "molesta", pero "prefiero la vida aquí, por lo no es de gran importancia en este momento".

Hoffman, de la Agencia Judía, ve un optimismo similar en inmigrantes de otros países. Por primera vez en la historia, dice, la mayoría de los judíos que emigran de África del Sur están optando por hacer aliyá en lugar de trasladarse a otros países anglófonos desarrollados, lo que él atribuye a su confianza en la economía israelí. (De hecho, la economía y las tasas de empleo en Europa tampoco son para jactarse).

¿Sienten nostalgia los jóvenes olim británicos por la agradable campiña de Inglaterra? Hay una tristeza inevitable al dejar el hogar de la infancia y decir adiós a los amigos y familiares, pero estas nuevas oleadas de jóvenes olim están llenos de esperanza por el futuro del Estado judío. El mismo idealismo que impulsa a los olim a trasladarse a Israel también los motiva a querer dar forma e influir en su futuro.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home