Tuesday, October 21, 2014

Según un reciente estudio sin el Holocausto no habría hoy haredim - Moshe Glantz, Rafi Barbiro - Ynet



Ellos no siempre observan los dos minutos de silencio e inmovilidad que marca la sirena en memoria de las víctimas del Holocausto, y no toman parte activa en las ceremonias de Día del Recuerdo del Holocausto, pero la mera existencia de la sociedad ultra-ortodoxa es una conmemoración del genocidio del pueblo judío cometido por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Un estudio conducido por la Dra. Michal Shaul revela que el desarrollo del mundo haredi y el incremento de su poder en los últimos 60 años fue en realidad el resultado de la Shoah. Los datos que recopiló durante su doctorado ahora se presentan en un nuevo libro llamado "Beauty for Ashes (La belleza de las cenizas)".

Según la Dra. Shaul, el mundo de la Torah estaba en un proceso de desaparición en el período previo a la Shoah, y si no fuera por la terrible catástrofe sufrida por el pueblo judío, es posible que hoy en día ya no existiría ningún mundo ultra-ortodoxo.

"En el siglo XX, el mundo de la Torah estaba inmerso en una profunda crisis", nos comenta ella. "La Ortodoxia judía estaba casi extinta. Estaba siendo consumida por el movimiento judío de la Ilustración, el sionismo y el socialismo, y existía una marcada tendencia hacia esos movimientos. Según las estimaciones, sólo había varios miles de estudiantes de yeshiva en la Europa del Este antes de la guerra".

Fue la enorme destrucción ocasionada por la Shoah la que provocó que los sobrevivientes del Holocausto adoptaran medidas urgentes. "Se dieron cuenta de que se trataba de 'ser o no ser' ", nos explica. Cuando los sobrevivientes vieron que casi todo el mundo de la Torah estaba prácticamente en llamas después de la guerra, un hecho que se agudizó tras el establecimiento del Estado de Israel
secular, los líderes religiosos y los fieles ordinarios llegaron a la conclusión de que era necesario luchar para restaurar el mundo de la Torah.

"Es probable que sin la Shoah, el mundo de la Torá se hubiera extinguido", razona la Dra. Shaul. Según esta investigadora, existe una negación dentro del público haredi con respecto a la magnitud de la brecha creada por la Shoah. Aunque la Shoah supuso la destrucción del espacio geográfico donde residían las dinastías hasídicos, además de su cultura y lengua, el ethos haredi decidió centrarse en la continuidad.

"La sociedad haredi se ve a sí misma como un auténtico memorial, un recordatorio viviente de lo que existió antes del Holocausto, aunque esto está lejos de ser exacto", continúa la Dra. Shaul. "Pero es lo que les ha permitido superar los desastres de la Shoah".

"La forma más común de conmemorar a las víctimas de la Shoah dentro de la sociedad haredi es mediante la publicación de libros de la Torah y dedicarlos a la trascendencia de las almas de las víctimas", añade.

Según la Dra. Shaul, un buen número de personas que fueron los únicos sobrevivientes de sus familias buscaron publicar los restos de sus escritos, o los de otros sobrevivientes de la Shoah, con el fin de perpetuar ese mundo perdido de la Torah.

"Esos libros incluían los discursos de las víctimas bíblicas y los escritos de los sobrevivieron a la Shoah, así como fueron reimpresos los libros perdidos durante la Shoah para que sirvieran como testigos o monumentos escritos de las personas, comunidades e instituciones religiosas aniquiladas".

La Dra. Shaul señala que, "a diferencia de su objeción a los días oficiales de conmemoración de la Shoah, la sociedad haredi - o la sociedad hasídica, para ser más exactos – ha desarrollado unos días regulares en el calendario para recordar a las víctimas. Ellos son los días de celebración de los rebbes o los días de salvación, que han pasado de ser días de conmemoración de la Shoah a días de dar gracias por el rescate milagroso".

En su libro, la Dra. Shaul intenta desviar la discusión del hecho de que algunos rebbes escaparon de los nazis por su cuenta y por los pelos, mientras que sus seguidores se quedaban atrás. La alegría por la salvación de la dinastía hasídica finalmente eclipsó el sentimiento de pérdida.

"El día de la salvación celebrado por muchos movimientos hasídicos es presentado hoy en día como un día de alegría por la salvación de la Torah y de toda la dinastía hasídica, en lugar de como un día de alegría personal por el rabino", nos dice ella.

"El día de la salvación reforzó tanto el mito del milagro del rescate de la Torá en nuestro tiempo, como el estatus de los rebbes como restauradores del mundo de la Torah. Una vez que los movimientos hasídicos crecieron, esas conmemoraciones se convirtieron en una demostración de fuerza del movimiento hasídico, que tiene como objetivo, entre otras cosas, fortalecer el orgullo haredi y servir como prueba evidente de la victoria de su vía espiritual".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home