Saturday, January 24, 2015

El éxodo de los judíos franceses: "Dentro de dos meses volverán a insultarnos nuevamente llamándonos 'sucios judíos' " - Anne Penketh - The Guardian


Inmigrantes franceses en un ulpán de Jerusalén


Félix Freoa ya tenía la intención de emigrar a Israel con su esposa y sus cuatro hijos en marzo o abril de este año. Él y su familia habían estado planeando ese movimiento durante el último par de años. Pero después de la sangrienta toma de rehenes en un supermercado kosher que conocen bien, ya no pueden esperar más, y han adelantado su salida. "Esa tarde, nos convenció de que debe ser el próximo mes", dijo Félix.

Freoa, de 41 años, hizo su visita semanal a la panadería kosher situada al lado del supermercado Hiper Cacher "unos cinco minutos antes de la toma de rehenes. Es la primera vez que hemos sido afectados personalmente por un ataque antisemita", me dice. Al igual que otros miembros de la comunidad judía francesa, estaba muy afectado por los ataques acontecidos previamente, como la masacre de 2010 por el yihadista Mohamed Merad contra una escuela judía.

"Toulouse salió por la televisión", me dice, refiriéndose a los ataques de Merad. "Pero esto era real, concreto". Freoa vive a unos pocos minutos en coche de la Porte de Vincennes, en Charenton-le-Pont. "Estoy preocupado por mis hijos", me dice Freoa. Todos los cuatro asisten a escuelas judías.

Una variedad de razones han convencido a Freoa para hacer aliya, tal como se conoce a la emigración judía. "Está el tiempo y el coste más barato de la vida en Israel. Pero cada vez que hay disturbios en el Oriente Medio, eso tiene un efecto en Francia". En julio pasado, cuando la guerra de Israel contra Gaza se derramaba por las calles francesas, algunos manifestantes según los informes gritaron "Muerte a judíos". "Cuando fui a comprar cigarrillos, sentí la tensión con los musulmanes", comenta Freoa.

Él cree que sus dos hijos, de 9 y 3 años, y sus dos hijas, de 7 y 6 años están deseando el traslado a una casa junto a la playa en Agamin, cerca de Netanya. "Les hemos dicho que es una especie de vacaciones".

Él y su esposa tienen un negocio de venta y confía en que pueda continuar con él en Israel. "Con una computadora y un teléfono, voy a estar bien, ya que puedo trabajar en cualquier lugar", me dice. Él conoce las dificultades de mudarse a Israel: "Sabemos qué nos espera. Los israelíes son difíciles, son crudos. No será fácil. Pero lo principal es que nuestros hijos estén bien".

Freoa, un fan de la TV, añade: "La aliyah se ha vuelto mucho más fácil en los últimos 10 años. Ahora tenemos la televisión francesa en Israel".

"No soy super-religioso, pero Francia ha cambiado. Aunque pasamos mucho tiempo juntos, también tenemos relación con amigos judíos, y la gente tiene miedo. No nos sentimos seguros como antes". Él comenta que muchos de sus amigos judíos están considerando ahora mismo emigrar.

¿No le había convencido el primer ministro francés, Manuel Valls, quien en un discurso ante el parlamento condenó el antisemitismo en términos muy claros y reconoció los fallos franceses en el pasado? Valls ha repetido desde el viernes que "Francia no sería Francia sin los judíos franceses".

"Me gusta Valls, creo que es sincero. Actuó contra Dieudonné [el polémico comediante antisemita], pero ¿qué pasará después de la manifestación?", me dice Freoa en referencia a los cuatro millones de personas que salieron a las calles en Francia en solidaridad con las 17 víctimas de los tres yihadistas.

"No creo que finalmente nada vaya a suceder. Mira las escuelas que se negaron a observar el minuto de silencio. Sólo hay una persona que toma ventaja de esto, y es Marine Le Pen (la líder del partido de extrema derecha Frente Nacional). Pero ella no es para nosotros. En pocos días será como si nada. En dos meses volveran a insultarnos nuevamente llamándonos sucios judíos".

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home