Sunday, January 04, 2015

!! Increíble, un artículo favorable a Netanyahu en el NYTimes !! (La era de Bibi - David Brooks - NYTimes)



METULA, Israel - Si yo fuera un novelista político, yo trataría de escribir una novela sobre Benjamin Netanyahu, el primer ministro de Israel.

La historia podría ser en parte "Nixoniana". Netanyahu es incomparablemente brillante, e incluso sus adversarios se lo reconocen. Él conoce las entrañas de la política israelí y ha leído profundamente la gran historia y la estrategia. También se dice de él que es desconfiado, receloso, solitario e insular. Es difícil mantenerse en buenos términos con él si usted trabaja entre su personal, o bien es el aliado más cercano de su nación.

La historia también podría ser en parte "Kennediana". El clan Netanyahu fue presidido por su brillante padre, Benzion Netanyahu, el gran historiador de los judíos medievales. Su hermano mayor, Jonathan, era el chico dorado. Cuando Jonathan murió en la incursión en Entebbe en 1976, las esperanzas se dirigieron hacia Benjamin, quien es conocido como Bibi. Los analistas políticos han pasado décadas psicoanalizando la dinámica familiar, con resultados mixtos, pero un novelista que hubiera estudiado a Sófocles o Tolstoi podría ser capaz de dotarla de algo de sentido.

La historia también podría en sería parte "Churchilliana". Netanyahu se ve a sí mismo en términos históricos mundiales, y admira a Theodor Herzl y Winston Churchill - dos hombres que vieron el peligro por delante de otras personas -. Netanyahu, obviamente, carece de muchas de las cualidades de Churchill, como su encanto juguetón, pero tiene una profunda pasión nacionalista y una conciencia histórica que le consume.

Al igual que Churchill, es más sabio cuando las cosas van mal. Siempre ha sido pesimista con respecto al mundo árabe. A medida que la primavera árabe se ha deteriorado, al verificarse que la democracia palestina llevaba al poder a Hamas y al finalizar la carrera del extremismo islámico en el Estado Islámico, los instintos de Bibi han demostrado ser, básicamente, correctos.

La historia también tendría su parte "Shakespeariana". Casi todos los líderes políticos tienen un amigo cercano o un cónyuge, a menudo mujeres, que son ampliamente odiados. La gente, no pudiendo culpar al líder de los desaires, se ceba en sus próximos. En Israel, ese papel es interpretado por la esposa de Netanyahu, Sara, que ha sido objeto de fascinación y desprecio durante décadas: Ella ha sido a menudo descrita como una Lady Macbeth. Pocos saben su papel exacto, pero se dice de ella que exilia a los desleales, da forma a su política, maltrata a los sirvientes y le distrae de la gestión del país. Obviamente, cualquier novela sobre Netanyahu y el Israel moderno tendría que ser contada desde su punto de vista. La voz narrativa sería eléctrica.

La historia también tendría su parte de "Ciudadano Kane". Netanyahu saltó a la fama a través de la CNN. Su ascenso y su supervivencia se entrelazan con los cambios en los medios de comunicación, con el declive de los periódicos tradicionales, que le son generalmente hostiles, y el surgimiento de las nuevas redes por cable y los outlets que suelen ser sus aliados. Cuidando ferozmente su imagen, sus guerras con sus enemigos en la prensa israelí han sido épicas.

Finalmente, la historia también tendría su parte "Maquiavélica". El gran filósofo renacentista argumentó que lo mejor es ser amado y temido, pero si tienes que elegir entre ambos sentimientos, es mejor ser temido. Netanyahu no es amado, en especial por los de su partido. Pero él es temido y reconocido, sobre todo porque alguien con una trayectoria tan larga y efectiva debe ser temido y respetado.

Estoy visitando a Israel por decimonovena vez (mi hijo es actualmente un miembro del programa Soldados solitarios, donde se permite a gente de todo el mundo servir en el ejército israelí). Le pregunté a un par de israelíes inteligentes por las próximas elecciones y me dijeron que las elecciones se centran en una cosa: "¿Qué opinas de Netanyahu?". Tal es el desproporcionado papel que Bibi interpreta en la conciencia de esta nación.

Nadie tiene una visión simple de él. Para algunos, es un monstruo que ha ampliado los asentamientos en Cisjordania, los cuales son una mancha moral y hacen un daño catastrófico a los esfuerzos de Israel por ganar apoyo en todo el mundo. Para algunos, es el hombre necesario en tiempos difíciles, el guardián vigilante cuando el resto del Oriente Medio se ha vuelto loco.

Ambos puntos de vista tienen algo de verdad. Para mí, su cautela resulta más fascinante. A pesar de su elevada retórica y belicosidad, ha sido un líder defensivo. Parece entender que, en la situación en que se halla su país, los mínimos son más mínimos que los máximos son máximos. Es decir, los costos de un error son más grandes que los beneficios de un logro. Así que él se resiste a asumir riesgos. Él no hace cosas inteligentes, como mejorar la vida de los palestinos en Cisjordania, pero él tampoco hace estupideces impredecibles, como bombardear prematuramente Irán. Cuando habla tiene todo en mente, y sus decisiones se desplazan y giran según las cosas evolucionan.

Si usted piensa que las tendencias en el Oriente Medio condenarán a Israel a menos que actúe, entonces su actitud defensiva representa un desastre. Si usted piensa que, como yo, Israel tiene que esperar y observar los espasmos actuales del radicalismo islámico, entonces su desconfianza y cautela tiene su razón de ser.

Los votantes israelíes no han sido cariñosos con Netanyahu durante el último cuarto de siglo. Pero cada vez más han llegado a pensar como él, aceptando que este conflicto perdurará, sumergido en una lucha tenaz. Para bien y para mal, él ha remodelado la mente nacional.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home