Sunday, January 25, 2015

Ohh, la biempensante Suecia, heraldo de la Europa buenista: Un reportero sueco se pone una kipá en Malmö y se encuentra de bruces con ataques antisemitas - Ynet



Después de que se hayan reportado más crímenes antisemitas en Malmo que en cualquier otra ciudad de Suecia, un periodista sueco no judío, Peter Lindgren, decidió llevar a cabo un experimento social poniéndose una kipá y un collar con la estrella de David y pasear por la ciudad para ver cómo los lugareños trataban a los supuestos judíos.

Con una cámara oculta y un micrófono documentó su paseo por las calles de Malmö, Lindgren se encontró con fuertes ataques, verbales y físicos, antisemitas.

Las imágenes, salieron al aire el miércoles pasado en la Sveriges Television como parte de un documental de 58 minutos titulado "El odio a los judíos en Malmo", donde se muestra a Lindgren, con kipá y estrella de David, sentado en un café en el centro de Malmo leyendo un periódico mientras varios transeúntes lanzaban insultos a él.

En otro lugar, Lindgren fue llamado "judío de mierda" y un "judío Satanás", e incluso una persona le llegó a golpear en una mano, aunque este incidente no se registró por la cámara. Un transeúnte le dijo a Lindgren que se "largara", mientras que otro le avisó que se fuera por su propia seguridad.

En Rosengard, un barrio densamente poblado por musulmanes, Lindgren fue rodeado por una docena de hombres que lo amenazaron mientras que los residentes de los apartamentos cercanos arrojaban huevos contra él y le gritaban consignas antisemitas. Lindgren entonces decidió abandonar por temor a una violencia aún mayor.

El documental afirma que muchos de los 600 judíos que aún quedan en Malmo "tienen miedo de salir de sus casas y muchos quieren abandonar la ciudad, no queriendo que sus hijos crezcan allí. Muchos de los judíos de Malmo se van a Estocolmo y otras ciudades debido al creciente antisemitismo, perpetrado en su mayoría por miembros de la comunidad musulmana de la ciudad".

En 2013, Patrick Riley, periodista de The Local, llevó a cabo un experimento social similar en el que se puso una kipá y caminó por las calles de Malmö. En principio se encontró con miradas de " incredulidad que luego se convirtieron en amenazas e insultos".

Al escribir sobre su experiencia, Riley dijo: "Como un irlandés en el extranjero nunca me he sentido amenazado, pero utilizar una kipá durante unas horas fue suficiente para infundirme sentimientos de temor. Incluso cuando no me hicieron sentir miedo. me sentí diferente y no deseado".

Malmö tiene una gran comunidad inmigrante musulmana (un 20% de los 300.000 habitantes de la ciudad, según las estadísticas) y los ataques contra los judíos se han disparado en los últimos años.

El antisemitismo en Malmo atrajo por primera vez la atención internacional en 2009, cuando estallaron disturbios debido a la presencia de tenistas profesionales israelíes en la ciudad.

El Gobierno de Suecia ha sido objeto de duras críticas por no proporcionar la protección adecuada a la pequeña comunidad judía del país y por su forma de (no) abordar la cuestión del antisemitismo, incluso después de que una explosión sacudió un edificio de una comunidad judía de Malmö en 2012.

En 2010, un grupo de judíos fueron atacados durante una manifestación pacífica en apoyo de Israel y en agosto varios cientos de judíos y no judíos se manifestaron en Estocolmo en solidaridad con la perseguida comunidad judía de Malmo.

El alcalde de Malmo, un dirigente socialista y señalado miembro de la izquierda del país, Ilmar Reepalu, afirmó que un grupo de judíos que fueron atacados durante la manifestación pacífica había atraído la violencia sobre sí por no distanciarse de Israel y de sus acciones durante la guerra de Gaza de un mes en el período 2008-2009.

En septiembre de 2012, grandes esvásticas fueron garabateadas dos veces en varias puertas pertenecientes a dos distantes hogares judíos de Malmo, según un informe del Sydsvenskan, un diario local. Una de las casas fue asaltada, y una computadora y objetos judíos fueron robados. Los propietarios de las viviendas, según los informes de la prensa, llamaron a la policía en cuatro ocasiones durante el mismo fin de semana ya que los asaltantes seguían regresando.

Estos hechos siguieron a un ataque a una sinagoga en Malmö, donde un rabino fue brutalmente atacado en la calle y varios asaltos llevados a cabo contra la comunidad judía.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home