Friday, May 15, 2015

Los ultra-ortodoxos regresan a la educación superior - Mordejai Goldman - Al Monitor



Los últimos años han visto un cambio dramático en la sociedad ultra-ortodoxa. En un determinado momento, se trataba de una sociedad encerrada sobre sí misma y detrás de los muros del gueto, manteniendo una distancia de seguridad con todo lo que el mundo occidental pudiera ofrecer, y reaccionando con recelo a la menor insinuación de innovación y apertura. En ese orden de ideas, tenía especial cuidado con el mundo académico, al cual consideraba intocable. Hoy, sin embargo, un número creciente de judíos ultra-ortodoxos obtienen títulos académicos y se unen al mundo laboral. Esa es una razón por la qué el partido ultra-ortodoxo Yahadut HaTorá incluyó, por vez primera, una exigencia en su acuerdo de coalición con el Likud para que el gobierno naciente tomara medidas para impedir la discriminación contra los ultra-ortodoxos en el sector público.

Hasta el 2000, no había casi judíos ultra-ortodoxos en Israel con títulos académicos, y no había instituciones académicas en el país dirigidas a su comunidad. Quince años más tarde, sin embargo, hay docenas de colegios universitarios ultra-ortodoxos. En otras palabras, miles de estudiantes ultra-ortodoxos asisten actualmente a instituciones de educación superior destinadas específicamente para ellos.

De acuerdo con Gilad Malach, el jefe del programa para los ultra-ortodoxos del Instituto Israelí por la Democracia, un 20% de los hombres y mujeres de la comunidad ultra-ortodoxa entre las edades de 25 y 39 están estudiando para obtener un título académico o bien tenían un grado académico a partir de 2014. "Estamos hablando de un aumento significativo", dijo en una conversación con Al-Monitor. "El número creció de 1.050 alumnos en 2003 a 8.300 estudiantes en 2014. Eso es casi un multiplo de ocho".

La entrada del sector ultra-ortodoxo en el mundo académico, especialmente teniendo en cuenta la velocidad y la intensidad con la que se está produciendo, es sin duda un evento social formativo para la sociedad israelí en general, y para la sociedad ultra-ortodoxa en particular. Estas dos sociedades, ahora alienadas unos con otros en la vida diaria, con frecuencia se codean en los pasillos de las universidades. Esto tiene un impacto positivo en la forma en que las dos sociedades se ven entre sí, y también pone a prueba su capacidad para salvar las diferencias sociales y culturales entre ellos.

"Hemos identificado un cambio de actitud hacia el sector ultra-ortodoxo como consecuencia de su integración en el mundo académico", nos dice Malach. "Los resultados en los encuentros interpersonales, con grandes fisuras mutuas, establecieron estigmas negativos".

Yoel Groman, candidato al doctorado en matemáticas de la Universidad Hebrea, vive en el bastión ultra-ortodoxo de Mea Shearim en Jerusalén. Él está de acuerdo en que esta exposición está impulsando cambios en las actitudes. "Tengo la impresión de que la sociedad israelí está aceptando bastante bien esta integración", le dice a Al-Monitor.

Sin embargo, junto con los fenómenos positivos hay varios problemas que amenazan con hacer este encuentro problemático para ambos grupos. Uno de ellos es la segregación por género. "Este tema es tabú para ambas partes. La sociedad israelí no aceptará la segregación de género, y los ultra-ortodoxos no aceptarán los estudios mixtos", dice el rabino Bezalel Cohen, el jefe de la yeshiva ultra-ortodoxa de secundaria Chochmei Lev en Jerusalén. Cohen ha pasado años trabajando por la integración de los jóvenes judíos ultra-ortodoxos en el mundo laboral y en el mundo académico. Y señala: "El debate sobre la segregación de género ya ha llegado a la Corte Suprema. No hay duda de que estamos en una carrera hacia un enfrentamiento sobre este tema".

Al mismo tiempo, hay un acuerdo completo en que lo que está detrás del movimiento de alejarse del gueto es el deseo de ganarse una vida decente, no el anhelo de la comunidad ultra-ortodoxa de integrarse en la sociedad israelí, o incluso tener un impacto en ella. "La introducción en las universidades es, sin duda, parte del proceso por el cual se opta por el retorno ultra-ortodoxo al mundo del trabajo", afirma Cohen. "Pero a diferencia del mundo del trabajo en la década de 1970, el mundo del trabajo en la década del 2000 exige un grado académico. Es por eso que los ultra-ortodoxos no estudian humanidades. Ellos estudian campos como ingeniería, derecho y administración de empresas".

Según Malach, la razón por la que el liderazgo ultra-ortodoxo no se ha opuesto a gritos a esta integración se debe a que el mundo académico contemporáneo es muy diferente del existente en el s. XVIII, que dio origen al movimiento de la Ilustración y amenazó a la ultra-ortodoxia. "A diferencia del modelo alemán, por ejemplo, tal como se expresaba el mundo académico de la Ilustración que intentó transformar a los estudiantes a través de lo que se llamó la Bildung [la tradición alemana de autoestudio] o la formación de un individuo ilustrado moderno, gran parte de los académicos contemporáneos son esencialmente personas con una alta especialización laboral. Es por eso que no representan una amenaza para la identidad ultra-ortodoxa".

Sin embargo, Malach, Cohen y Groman todos ellos están de acuerdo en que la participación en el mundo académico está transformando al sector ultra-ortodoxo desde el interior. "La exposición a la sociedad israelí y el hecho de que la participación en el mundo académico es una decisión tomada de forma independiente por el individuo, representan un cambio único para la sociedad ultra-ortodoxa", dice Malach. "Otro aspecto de esto es el efecto que está teniendo en la forma tradicional de pensar. El munco académico supone la introducción de un nuevo modo de pensamiento en el ámbito ultra-ortodoxo, forjando una conexión entre los ultra-ortodoxos y su identidad israelí".

Groman declara: "Entrar en el mundo académico, sin duda me cambió. Hoy me siento mucho más independiente. Me importa menos lo que la gente vaya a decir sobre mí en la comunidad ultra-ortodoxa. Hago lo que creo conveniente. Hoy existe otro mundo al que también pertenezco, a pesar de que la mayoría de mis amigos son gente con las que crecí, y no personas del mundo académico". Él piensa que el mundo académico cambia no sólo el individuo, sino también al grupo. "El hecho de que haya muchas más personas dentro del sector ultra-ortodoxo que quieran ver cambios es algo nuevo. Si bien es cierto que son una minoría, ese grupo no es mucho menor que la minoría que hoy dicta las normas en el ámbito ultra-ortodoxo. La mayoría de las personas se encuentran en el medio y actua de alguna manera como un rebaño. Una vez que el grupo que pida cambios se haga más grande, sin duda podría cambiar el sector ultra-ortodoxo".

"El gran reto", tal como lo ve Cohen, "sigue en pie delante de nosotros". Las preguntas para los ultra-ortodoxos tenderán a ser más difíciles una vez que comience la integración en los campos en conflicto directo con las cosmovisiones religiosas, como las ciencias naturales, historia, y filosofía judía. "El estudiante ultra-ortodoxo estará expuesto a posiciones que son completamente diferentes a lo que conoce, y que podrían sacudir todo su mundo. No es un reto fácil en absoluto, y desde luego entiendo las reservas que ciertos rabinos tienen acerca de los estudios académicos".

Hay razones para creer que lo que podría comenzar como un deseo de ganarse una vida respetable se convierta en un deseo de mejorar la propia posición social, adquirir independencia y alcanzar la realización personal. Una vez que esto sucede, la oposición interna a la academia del liderazgo ultra-ortodoxo es probable que aumente de manera significativa, pero para entonces ya podría ser demasiado tarde. Habrá demasiados académicos ultra-ortodoxos para que el liderazgo pueda detenerlos. Por otra parte, el fenómeno también podría salir fuera de control más allá de los confines del mundo ultra-ortodoxo. Un gran número de académicos ultra-ortodoxos podrían transformar el mundo académico israelí en general de una manera demasiado pronto para predecirla.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home