Wednesday, June 24, 2015

6 comentarios sobre el informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la guerra de Gaza - Shmuel Rosner



1.- Hay dos formas principales de leer el informe del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU sobre Israel, Hamas y la guerra de Gaza del 2014, un informe en el que Israel es acusado de posibles crímenes de guerra.

Una forma es negarle el mérito de deber ser leído. Es decir, leerlo pero sin tener que admitir haberlo hecho. Por supuesto, Israel debe obligar a sus profesionales a learlo, porque esa es la única manera de saber lo que hay en él y planear cómo librar la batalla en contra de él. Pero aparte de estos profesionales, nadie más debe querer leerlo pues todo el mundo ya sabe que ese es un ejercicio inútil de hipocresía internacional y nada más.

Otra forma es leerlo cuidadosamente y juzgarlo frase por frase y párrafo a párrafo. Este tipo de lectura hizo que ayer algunos israelíes se sintieran "agradecidos" por el hecho de que el informe "no era tan malo" como los informes anteriores. Es decir, es muy malo pero no es terrible. Este tipo de lectura también haría que otros se preguntaran acerca de sus afirmaciones de apoyo al supuesto derecho de Hamas a construir túneles en la frontera entre Gaza e Israel para realizar ataques contra el territorio israelí.

Israel ha insistido en afirmar que esta investigación no tiene legitimidad, que el informe tampoco tiene legitimidad, y que el Comité que lo inició es completamente sesgado. La Opción 1, entonces, es la opción israelí. No hay razón de leer como ficción lo que se hace pasar por no ficción.

2.- Sin embargo, tenemos que ser honestos acerca de una cosa: mientras que Israel no cooperó con los autores del informe, se aseguró de defender extraoficialmente su caso. Ciertos informes encontraron su camino hasta esta comisión, organizaciones no gubernamentales presentaron los argumentos de Israel, apariciones públicas y publicaciones de funcionarios israelíes permitieron a los investigadores obtener una muestra del punto de vista israelí.

En los próximos días, la cuestión de la cooperación con el informe se convertirá, una vez más, en el principal debate. Algunos funcionarios creen que Israel podría ganar puntos colaborando y defendiéndose frente a estos comités. Otros piensan, por el contrario, que cualquier apariencia de colaboración de Israel daría credibilidad a las investigaciones, y que anotar algún punto en un partido en el que sabes que estas predestinado a ser derrotado es obtener un premio de consolación indigno de su precio.

En cierto modo, este debate se asemeja al de la opción 1, ¿de leer o no leer a cooperar o no cooperar? En ambos casos, la opción 1 parece ser la principal opción israelí.

3.- La investigación de la ONU no va a hacer del mundo un lugar mejor. Tampoco logrará que otra guerra entre Israel y Hamas sea menos probable. De hecho, si Hamas está contento con el resultado de la investigación, volverá la posibilidad de otra guerra mucho más probable - así la organización podría estar tentada de tener otra oportunidad para una nueva investigación -. El único resultado posible de la investigación - y es el hecho más preocupante de ella - es una erosión de la capacidad de Israel de actuar con decisión cuando es atacado. Esto significa conflictos más largos, más sangrientos, más legales a nivel de su liderazgo y sin resultados concluyentes. Y cuando no hay resultados concluyentes, las partes son más propensas a tener otra ronda de combates.

4.- También habrá debate acerca de las organizaciones israelíes que ayudaron a los investigadores. Este es un asunto delicado del que escribiré más tarde. La cuestión que hoy debemos plantearnos es la siguiente: aún lo preocupantes y molestas que sean estas organizaciones, sus acciones son un reflejo de la sociedad libre de Israel. Esto no quiere decir que el gobierno no deba luchar contra ellas, y debería. Pero también debe tener cuidado de trazar una línea entre una estrategia legítima y necesaria con el objetivo de interrumpir las acciones de organizaciones muy sesgadas, y que sobre todo tratan de hacer daño, y un intento ilegítimo de volver a la sociedad israelí menos libre. Y no creo en las denuncias histéricas desde ambos lados: no todos los movimientos en contra de estas organizaciones supone el fin de la democracia, y no toda acción de estas organizaciones justifica una guerra total contra ellas

5.- Al igual que con la ONU y su informe, todo es una cuestión de confianza. La cuestión acerca de si ustedes confían o no (o hasta que grado de confianza) en la versión israelí.

Si usted cree que el IDF actúa con honestidad, al igual que el liderazgo político, tratando de no causar daño a personas inocentes; si usted cree que el sistema legal de Israel es fuerte y capaz de hacer frente a esos casos en los que no se siguieron las reglas; si usted entiende que cuando un Estado va a la guerra siempre existen casos que caen en una zona gris, casos en los que la conducta de los soldados puede parecer problemática después de los hechos, pero que no puede ser fácilmente juzgada por los que no estaban en su lugar. Si usted cree en todo esto podrá ver que no hay necesidad de investigaciones de la ONU.

Sin embargo, si su punto de vista sobre Israel es tan triste que ya no confía en sus soldados, oficiales, funcionarios, abogados, jueces, políticos, gobierno y oposición (y yo no veo a la oposición de Israel animando el informe de la ONU); si usted piensa que Israel es incluso peor que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU (una de las peores organizaciones internacionales que existe); si es eso lo que piensa, hay pocas cosas que Israel pueda decirle sobre el informe para convencerle de que se trata de una pérdida de tiempo, dinero y papel.

6.- La conclusión es simple: por desgracia, Israel probablemente tendrá que lidiar con nuevas guerras en el futuro. Su objetivo es ganar estas guerras. Un informe positivo de la ONU también sería muy bueno. Pero parece que el único camino para que desde la ONU se elabore un informe positivo sería perder la guerra. Y esa posibilidad no es lo suficientemente buena... ni inteligente.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home