Sunday, June 14, 2015

El Mesías trajo a los primeros inmigrantes en 1808 (la primera y desconocida aliya asquenazi) - Ofri Ilani - Haaretz



Cuando los primeros seguidores (perushim) del Gaon de Vilna (el rabino Eliyahu de Vilna) llegaron a la Tierra de Israel hace más de 200 años, aspiraban a lograr la redención y acelerar la llegada del Mesías. Como su primer tarea, planeaban recrear el Sanedrín, el consejo supremo sacerdotal de la época del Segundo Templo. Sin embargo, la Halajá (ley religiosa judía) nos enseña que el Sanedrín sólo puede establecerse por alguien que provenga de una cadena continua de sucesión desde la autoridad de Moisés. Pero no existían tales individuos.

"El Rabí Israel de Sheklov, uno de los líderes de los discípulos del Gaon de Vilna en Israel, decidió buscar para ello la asistencia de las diez tribus perdidas más allá del río Sambatión, en la creencia de que ellas todavía tendrían un sanedrín que habría estado operando continuamente desde el tiempo de Moisés", nos dice el Dr. Arie Morgenstern, del Centro Shalem de Jerusalén. "Él envió al Yemen a un hombre conocido como Baruch de Pinsk con un documento dirigido a los líderes de las diez tribus donde les informaba que la redención dependía de ellos", explica Morgenstern.

La historia del intento de revivir el Sanedrín fue uno de los temas presentados en una conferencia académica celebrada la semana pasada en la Universidad de Bar-Ilan (BIU) para conmemorar el 200 aniversario de la aliya, en el 1808, de los seguidores del Gaon de Vilna, el cual es considerado por muchos como el mayor rabino en siglos. Fue esta de los mayores inmigraciones pre-sionistas a Israel, compuesta de cientos de discípulos europeos del Gaon y basada en la creencia de que el Mesías llegaría en el 1840. El profesor Ben-Zion Rosenfeld, director del departamento de Historia judía del BIU, dice que se puede considerar como la primera aliya organizada, el heraldo de las inmigraciones ideológicamente inspiradas que la seguirían.

Los descendientes de esta aliya de discípulos del Gaon fueron la base sobre la que se construyó el "viejo" asentamiento ultra-ortodoxo (asquenazi) de Jerusalén, previa a la llegada de los primeros inmigrantes sionistas.

"La gente de la Primera y la Segunda aliyah no construyeron el yishuv (el asentamiento judío pre-estatal) de la nada", nos dice Rosenfeld. "Cuando llegaron a Israel, ya existía una yishuv (asquenazi) bastante desarrollada en Jerusalén, iniciada por los estudiantes del Gaon". Sin embargo, añade, "existe una diferencia significativa entre esta aliya mesiánico y la aliya sionista. Esto no fue una aliya productiva que se sostenía a sí misma. Se inspiraron en motivos mesiánicos y contaban con la ayuda de los judíos europeos para su sustento. Esa fue una de los cosas a las que los sionistas que vinieron más tarde se opusieron (a la dependencia del exterior)".

El Gaon de Vilna intentó realizar la aliya él mismo hacia finales del siglo XVIII, pero ya en Amsterdam cambió de opinión por razones desconocidas y regresó a casa. Tal vez sentía que no tenía el permiso divino para ir a la Tierra de Israel. Aún así, según nos dice Rosenfeld, el Gaon legitimó una visión mística y mesiánica de Israel, que no fue compartida por otras sectas judías.

Los seguidores del Gaon se establecieron en Tiberias antes de trasladarse a Safed. Más tarde, algunos de ellos se establecieron en Jerusalén. "Desde el principio sufrieron de epidemias y de la persecución de los gobernantes otomanos", nos dice Rosenfeld. "En 1837 se vieron afectados por un fuerte terremoto. El rabino Israel de Sheklov perdió a su familia, pero se mantuvo intacto. Se quedó en Galilea durante casi toda su vida".

Cuando llegó el año 1840, el Mesías no apareció, y según el Dr. Morgenstern algunos abandonaron sus creencias mesiánicas y se aferraron a Jerusalén, siendo el origen de la comunidad ashkenazi haredi de Jerusalén.

¿Qué fue de Baruch ben Samuel de Pinsk y de su misión ante las diez tribus perdidas? "Él llegó hasta Yemen, donde se suponía que debía reunirse con las personas que lo podrían poner en contacto con las tribus, pero naturalmente no estaban allí", nos comenta Morgenstern. "Porque él era un sanador natural, llegó a la corte del líder yemení Imam Yihye, quién sufría de epilepsia, y se convirtió en su médico. Baruch de Pinsk desarrolló una estrecha relación con el rey, lo cual despertó los celos de los cortesanos, y el propio Imam lo asesinó en 1834".

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home